Sociedad Domingo, 10 de septiembre de 2017 | Edición impresa

Un “mito” de los videojuegos, por primera vez en Mendoza

Jason Della Rocca es una de las personalidades mundiales más influyentes en el sector. El martes dará una charla pública para desarrolladores locales.

Por Leonardo Oliva - loliva@losandes.com.ar

A sus 43 años, Jason Della Rocca es una leyenda viviente de la industria de los videojuegos. Tanto que en 2009 lo incluyeron en la lista de las 50 personalidades que más han influido en un sector que en la última década se convirtió en el de mayor crecimiento en el mundo de la tecnología.

Nacido en Canadá, allí fundó Execution Labs, dedicada a invertir en empresas de videojuegos. También fue el primer director ejecutivo de la Asociación Internacional de Desarrolladores de Videojuegos. 

El próximo martes, Della Rocca estará por primera vez en Mendoza dando una charla en la Universidad de Mendoza. Antes, accedió a una entrevista con Los Andes.

-¿Cuál fue el primer videojuego que recuerda haber jugado?

-Bueno, ya soy viejo. Recuerdo que jugué al Pong en la fiesta de cumpleaños de un amigo en la época del kindergarten. Estábamos todos completamente hipnotizados por ese punto rebotando en la pantalla.

-¿Cuál cree que es el valor más trascendente de un videojuego?

-Es una pregunta demasiado profunda. Los juegos son un medio poderoso de la expresión humana, y se están convirtiendo en la forma dominante de arte/entretenimiento/cultura pop del siglo XXI.

-¿Qué aspectos implica desarrollar un videojuego? ¿Es más arte o tecnología?

-Los juegos son una mezcla maravillosa de arte/diseño, tecnología/ciencia y negocio/comercialización. Siempre evolucionan a través de estos ejes. He estado en la industria del juego por más de 20 años, ¡y nunca he tenido un día aburrido!

-¿Por qué cree que los videojuegos se han convertido en una de las industrias con más futuro en el mundo de la tecnología?

-Jugar es parte de lo que significa ser humano. Los juegos han estado con nosotros desde el amanecer de los tiempos y estarán con nosotros para siempre. Como señalé antes, los videojuegos no son sólo tecnología... van mucho más allá y por eso tienen un potencial ilimitado.

-Cada vez más tecnología entra en la escuela, pero todavía no se ve un uso educativo del videojuego. ¿Por qué cree que sucede?

-Los videojuegos y jugar son inseparables del aprendizaje. Incluso podemos ver esto en animales... Ya hay muchos ejemplos excelentes: por ejemplo, para aprender sobre las antiguas civilizaciones se puede jugar Age of Empires, o sobre la economía urbana jugar SimCity. Incluso, hay un experimento sorprendente en Nueva York llamado Institute of Play, que remplaza completamente a la escuela normal con juegos. En general, los desafíos son más políticos... por el miedo a sustituir a los maestros por tecnología. Hay mucho que investigar aquí.

-Muchos adultos cuestionan que sus hijos pasen tanto tiempo con videojuegos…

-Todo debe ser con moderación. Es importante que los padres participen en la “dieta” de medios de comunicación de los chicos. ¿Deberíamos ser felices si un niño pasa todos los días en el sofá leyendo Harry Potter? Debe haber un poco de juegos, un poco de Youtube, un poco de correr afuera, un poco de lo que sea... No debemos culpar a los juegos por la paternidad pobre.

-¿Por qué decidió venir a Mendoza?

-Me importan los juegos y las personas que los hacen. Siempre es maravilloso visitar a nuevos desarrolladores de diferentes ciudades y regiones en todo el mundo, y comprender sus éxitos y desafíos. Yo tengo la suerte de haber visto y hecho mucho en este negocio, y siento que es mi responsabilidad compartir conocimientos para ayudar a los desarrolladores de juegos a tener éxito. Es un honor que Film Andes y la comunidad de desarrolladores de juegos local me pidieran que los visitara.

-¿Qué se necesita para generar una industria del videojuego en un mercado pequeño como Mendoza?

-A diferencia de un gran vino, los grandes juegos se pueden hacer en cualquier parte del mundo. No hay ninguna razón por la que el siguiente juego “blockbuster” no pueda venir de creadores en Mendoza. Los juegos son globales, y el tamaño de Mendoza no es un factor limitante. Dicho esto, podemos tomar medidas deliberadas para apoyar y alentar la creación de nuevas startups de videojuegos. Podemos trabajar con el Gobierno para crear un ambiente favorable para que los estudios crezcan y trabajar con las escuelas locales para asegurar que los egresados tengan las habilidades necesarias. Se puede hacer una asociación con sectores relacionados, como el cine y la música. Hay muchas maneras de mover las cosas adelante cuando todo el mundo está de acuerdo en que es una prioridad y entiende que puede tener un tremendo impacto.

 

La charla

“El espíritu empresarial en la industria de los videojuegos” se llama la charla que Jason Della Rocca dará el martes 12, a  las 18.30, en el Aula Magna de la Universidad de Mendoza.

El ingreso es gratuito, sólo hay que acreditarse ingresando a https://goo.gl/mywBWU.

Está organizada por FilmAndes, la organización mendocina que agrupa a empresas de desarrollo de videojuegos y productoras audiovisuales.