• Viernes, 17 de febrero de 2017
  • Edición impresa

Un hombre común en aprietos

Daniel Quiroga sube a escena con su nuevo unipersonal “No tocar”, una relato que hace reír y reflexionar sobre las relaciones de poder.

Lorena Misetich - Especial para Estilo

Siempre se vuelve al primer amor, afirma el dicho popular. Y Daniel Quiroga no pierde la sana costumbre de regresar al clown, un género que conoce a la perfección y lo lleva a ser uno de los referentes de la escena. 

Pero además de retomar la técnica, él lo hace bien en solitario. Es uno de los pocos artistas que cada temporada tiene crea un nuevo unipersonal.

Por eso, este verano no será la excepción y esta noche debuta en La Comedia con “No Tocar”, su flamante obra, que lo devuelve al género tras su reciente “Los zapatos de Sr. Broski”, un unipersonal donde conjuga el humor y el suspenso, asumiendo un nuevo desafío interpretativo. 

 

El secreto de lo prohibido

Una historia sencilla, pero ocurrente es la que desarrolla en esta propuesta, que lo tiene en triple rol de escritor, director y actor. Ponerse la nariz de payaso y conjugar lo mejor de la técnica, para Daniel Quiroga siempre es desafiante.

En “No tocar”, el protagonista es Rodríguez, un hombre común, que trabaja de sereno en un depósito. Un día, durante una de sus rondas nocturnas, encuentra un libro dentro de unas cajas que no debía tocar y a partir de ese momento su rutinaria realidad se transforma para siempre.

“Siempre intento hacer una historia sencilla para que sea legible al espectador. Que entienda el lenguaje y el código. Pero sin perder de vista el contenido, hablar de cosas profundas, siempre con una respuesta o con una verdad”, comenta el actor quien esta vez contó con la asistencia de dirección del actor Oscar Pizarro.

En este unipersonal, el tópico que desanda Quiroga a través de su personaje y en clave de humor es el poder. Sin sospecharlo, Rodríguez ingresa a un mundo de ilusión y fantasía habitado por héroes y villanos. Así conoce la historia del enfrentamiento entre un malvado y déspota rey (Patas Cortas) y un héroe del pueblo, quien lucha por defender sus tierras.

“En la historia de la comedia del arte se habla del poder y aquí yo lo hago desde un lugar, del bueno y el malo. Es explícito porque está en los personajes, pero a su vez es real e invita a la reflexión, de esa verdad que vemos todos los días pero tal vez no nos damos cuenta”.

De la mano de un relato simple y humorístico, Rodríguez viene a ocupar un nuevo lugar entre los personajes que el actor creó en el género, sin dejar de lado la esencia de la técnica y la teatralidad. “Es un clown que tengo y utilizo de diferentes maneras en cada una de mis obras.

Lo pongo al servicio de ese personaje, pero el clown es el mismo; el que juega, el ingenuo, el divertido. El desafío siempre es como llevar la teatralidad, el hecho artístico y que sea divertido”. 

Como es habitual, solo arriba del escenario, Daniel Quiroga sigue cosechando retos en la actuación. Por casualidad o por capricho, el unipersonal le queda a la perfección y lo desarrolla a su manera.

 

La ficha

No Tocar 
Dirección y actuación:
Daniel Quiroga.
Día y hora: hoy, a las 22. 
Lugar: La Comedia Teatro Bar (San Juan 456, Ciudad)
Entrada: $120. 
Reservas:  425-7489.