Vecinos Martes, 5 de septiembre de 2017 | Edición impresa

Tunuyán: red colectora contra inundaciones

Se están construyendo drenajes en distintos barrios, pero estudian trabajos mayores con el objetivo de mitigar el riesgo aluvional que afecta a la ciudad especialmente.

Por Gisela Manoni - gmanoni@losandes.com.ar

Las inundaciones de barrios y áreas urbanas que son noticias verano tras verano en Tunuyán hablan de un riesgo aluvional latente, que la comuna busca frenar. En este sentido, han comenzado la construcción de colectores, de una red de cunetas y estudian desviar el caudal del arroyo Claro antes de que llegue a la ciudad, para que tenga capacidad de recibir los efluentes y que el sistema de drenaje urbano no colapse.

Estas acciones forman parte de un plan de mitigación del riesgo aluvional, que incluyó un detallado estudio hidrológico y en el que la comuna deberá trabajar junto a otros actores, como Irrigación e Hidráulica. Es que los especialistas marcan que este departamento tiene las napas freáticas muy altas y es más difícil de drenar.

Sucede que ante las fuertes tormentas de los últimos veranos -donde cayó gran cantidad de agua en poco tiempo- el sistema de drenaje del centro urbano colapsó rápidamente. Uno de los puntos más críticos se da en el arroyo Claro, pues cuando las lluvias aumentan el nivel de su caudal no permite que desagüen allí colectoras y cunetas. Es más, muchas veces sus aguas ingresan a la ciudad. 

Hace tiempo que se viene monitoreando y, dentro de este “plan maestro”, está el proyecto de construir un derivador para conducir el caudal de este arroyo al río Tunuyán, antes de que ingrese al nudo urbano. “Hemos presentado el proyecto en Irrigación e Hidráulica, es de vital importancia poder avanzar en desaguar al menos el 50 por ciento del caudal del Claro”, expuso el secretario de Infraestructura y Medio Ambiente de la comuna, Julio Cisterna. 

Desde el Departamento General de Irrigación reconocieron lo necesario de estos trabajos, pero también señalaron los altos costos de los mismos. “Son varios los actores involucrados y entre todos debemos buscar distintas líneas de financiamiento”, acotó Gabriel Testa, consejero de Irrigación en zona centro. 

Tanto en Provincia como en el municipio coinciden en que se trata de una obra de gran envergadura. Sucede que también involucrará a Vialidad Nacional, pues hoy “la ruta 40 fuciona como dique en el sur de Tunuyán”, graficó Testa, para indicar que la misma impide que las aguas que bajan del oeste drenen hacia el Tunuyán. Esto ha llevado a que en los últimos años, el gran complejo habitacional que se ha instalado en la zona suroeste del departamento sufra graves inundaciones. Esta situación padecen los barrios El Progreso, El Esfuerzo, 26 de Enero, La Tablada, entre otros. 

El estudio marcó cuáles son los puntos inundables de la villa cabecera. “Hemos contratado un ingeniero, especialista en Hidráulica, para que nos haga un cálculo aluvional y todo el plan de acueductos que ayudaría a mitigar la situación”, explicó Andrea Avena de Ordenamiento Territorial.

“El análisis nos alerta sobre la necesidad de construir siete colectores aluvionales. Hemos presentado los proyectos para pedir fondos a Provincia, pero como no podemos esperar a que nos financien, iniciamos la construcción de los dos más urgentes”, expuso Cisterna. Estos corresponden a la calle La Argentina y Leopoldo Suárez.

Con fondos del PIM (Programa de Infraestructura municipal), la comuna inició la extensión de la red de cunetas en 5500 m., que se suman a los 3400 m. que ya fueron construidos en distintos barrios y áreas urbanas. 

 

Sin agua en San Carlos

Los cerca de diez mil vecinos de Eugenio Bustos, en San Carlos, estuvieron desde el mediodía del domingo hasta la tarde de ayer sin agua potable. Reclaman que no es la primera vez que esto ocurre y piden obras para disminuir la vulnerabilidad del sistema.  La rotura de la única bomba, que asegura la dotación para todo el distrito, no sólo dejó sin servicio a la población sino que ocho escuelas debieron suspender las clases y el hospital departamental Vitorino Tagarelli tuvo que reprogramar cirugías y otras líneas de atención.

Según informaron algunos vecinos, hace unos siete meses sufrieron el mismo incidente. La falta de previsión y la "vulnerabilidad" del sistema, generó reclamos y malestar entre los vecinos. “No puede ser que todo el distrito se abastezca con la misma bomba y que no haya respuesta rápida a la emergencia. Menos mal que el lunes no era feriado, sino seguíamos sin agua”, se quejó Roberto G.

Desde la comuna, pidieron que se agruparan los vecinos para reabastecerlos con los camiones hidrantes. Voceros de Aysam informaron que la bomba - “que se rompió por factores ajenos al sistema”- fue reemplazada y volvió a funcionar a las 15,30 de ayer. Por reclamos, comunicarse al 0800 444 9900.