• Sábado, 1 de julio de 2017
  • Edición impresa

Tini de Bucourt: “Todos nacemos con belleza”

La referente de los 70' y 80' de la pasarela llegó a un punto de inflexión en su vida en el que encontró el verdadero significado de ser bella: trascender y preguntarse quiénes somos realmente. Hoy brindará en Mendoza su charla “Otra mirada sobre la belleza”.

Analía de la Llana - adelallana@losandes.com.ar

La escritora, conductora de televisión  y ex modelo Tini de Bucourt, llega hoy a Mendoza de la mano de “Lindas por dentro y por fuera”, para brindar  una charla exclusiva titulada “Darse cuenta: otra mirada sobre la belleza”. La misma se llevará a cabo en el espacio Cultural Julio Le Parc, junto a diversos profesionales dedicados al cuidado y belleza integral de la mujer.

A sus 66 años, y con una extensa carrera profesional,  Tini no sólo cuenta con el background de haber sido una modelo icónica durante las décadas los 70’ y 80’, sino también el de ser una viajera incansable, y una buscadora de la verdadera belleza interior. “Soy multifacética, madre, abuela, emprendedora, conductora de tv, artista, especialista en técnicas corporales, conferencista y escritora de mi segundo libro ‘Mujeres Felices  Belleza sin tiempo’...También creadora y directora de ‘Actitud Tini’, especialista en actitud y empoderamiento femenino y defensora de la verdadera belleza”,  describe desde su página la ex modelo.

En diálogo con Estilo, apunta:  “Cada mujer en sí misma es su mejor obra de arte”.

- ¿Como fue tu transición del mundo del modelaje, a esa  vida de descubrimiento interior?

-En primera instancia  agradezco a la vida el hecho de haberme dado la oportunidad de haber transitado mi carrera en el mundo de la moda. Siento que fui una muy buena artista en ese medio, porque  amo la moda y considero que no siempre es un ámbito valorado como lugar de gran creatividad. 

- Pero llegó un punto de inflexión...

- Sí un buen día me di cuenta de algo más, y me pregunté quién sería yo, si no fuera esa Tini conocida, que desfilaba por esas pasarelas magníficas...Quién sería si no fuera esa Tini del programa de televisión...Esa pregunta fue para mí muy significativa y a la vez muy angustiante porque me di cuenta de que en realidad, yo me escondía detrás de ese gran disfraz de  ser "la conocida". Un interrogante interno que detonó en mí un gran y nuevo camino, porque fui muy adicta a la mirada de los otros en la moda. De hecho entré a ese universo no sólo por tener condiciones sino porque habían aspectos en los que necesitaba la mirada y aceptación del público.

- ¿Por qué?

- Básicamente para sentirme valorada. Entonces un día me dije “si sigo necesitando tanto la mirada del otro (algo que nos pasa a todas las mujeres) estoy en problemas”. De chica pasé una etapa muy difícil...Viví mi adolescencia con mucha soledad. Cuando uno pasa por una situación familiar en la que no es muy mirado (y no hablo de los ojos) por el momento complejo que se pasa, genera una desolación interior que necesita ser enriquecida. Hay gente que elige destruirse, y otras personas que pueden salir adelante, como pueden, y quizá a veces, busca ámbitos en donde puede ser “visible” y  “visto”.

La búsqueda extrema de la mirada del otro hace que  nos acomodemos  para nunca ser nosotros mismos, amoldándonos a lo que el otro espera de nosotros. Eso tiene una fecha caducidad.

- ¿Son muchas las mujeres que se dan cuenta de todo esto en algún punto de su vida?

- Hay muchas que se dan cuenta de que tienen que empezar a encarar otras cosas ¿Sabés por qué? Porque la primera mitad de la vida la naturaleza nos da lo que yo llamo “ser linda”: tenés todo en su lugar, no hay arrugas y estás muy ocupada en armar tu vida, terminar el colegio estudiar (o no) una carrera, casarte, tener hijos (o no) y armar tu casa. Entonces estás muuuuy atenta en armar eso. Sin embargo, la naturaleza es sabia porque a la mitad de la vida te agarra como un vacío en donde te decís: “la pucha tengo todo pero sin embargo hay algo con lo que todavía no está del todo bien en mí. A eso lo llamo “el tirón del alma”.

- ¿Como un llamado de atención?

- Tal cual. El alma te da el tirón y te plantea la pregunta:  “Y ahora  qué vas a hacer por vos en tu vida, en esta segunda mitad? Es una pregunta muy grosa y fuerte porque hay personas a las que les cuesta ver la realidad. Esto no implica patear el tablero, dejar a los hijos, al marido o lo que te haga feliz, sino reacomodar tus tiempos y encontrar una espacio para lo que a vos como persona te da placer verdaderamente.

- ¿Qué pensamientos pueden obstaculizar esta acción?

- Algunos tienen que  ver con creer que no tenés edad de empezar algo que te guste, o cómo vas a dejar a tus seres queridos unas horas para hacer eso que te hace feliz...Podría seguir con un abanico tremendo de argumentos que parecen verdaderos, pero que en realidad lo que hacen es impedir el poner en marcha un simple deseo interior.

- ¿Qué pasa cuando no se sale de esa zona difusa por miedo?

- Ahí radica el peligro, cuando no vas haciendo lo que deseas, generando que te vayas amargando por dentro. Entonces empieza a tomar protagonismo “el afuera” con un cultura que nos posiciona mirando hacia ese exterior, donde ser feliz pasaría por usar cremas anti age y matarte para estar dura como una piedra, como un garantía de  una vida plena. Nada más alejado de la realidad. La belleza es otra cosa, se tenga la edad que se tenga...

- ¿Con qué tiene que ver?

- La belleza no tiene que ver con ser linda. Me di cuenta en ese punto de inflexión de mi vida de algo fundamental: todos nacemos con belleza. El día que venimos al mundo hay un lugar dentro nuestro que nos hace bellos. La belleza real para mí se vincula a algo muy superior a ser linda. No tiene que ver ni con la altura, el pelo, el cuerpo o la forma de la nariz. Yo a mis 66 años quiero ser una vieja arrugada, arrugada...Pero súper derecha y enamorada de la vida como soy ¿Sabés por qué? Porque no me cargo de negatividad, y porque de verdad tengo el coraje y la fuerza de agarrar todas las partes dolorosas de mi vida, trascenderlas e incorporarlas con amor a mi vida, porque esa soy yo.

 

Ficha

“Darse cuenta: otra mirada sobre la belleza”

Hoy a las 15
Lugar:
Espacio Cultural Julio Le Parc. Los cupos son limitados.

Entradas: En la taquilla del Espacio Julio Le Parc ( Mitre y Godoy Cruz, Guaymallén) y por anticipado en: “inscribime.com”. Las afiliadas a OSEP tienen precio preferencial. 

Una jornada con profesionales de todas las áreas: la dinámica incluye espacios para recibir demostraciones de productos y servicios gratuitos de los sponsors (tales como limpiezas de cutis, maquillaje, peinado, y asesoramiento sobre los chequeos médicos a cada edad, por ejemplo) y otros negocios afines. También podrán llevarse muestras gratis, regalos y participar de sorteos y charlas cortas con expertos que darán consejos sobre distintos temas.

La agenda: incluye a los especialistas Dr. Sebastián Casenave (cómo verse joven sin cirugías), Leo Fernández (el mejor corte de cabello y peinado para cada rostro), Flor Raviolo (cómo maquillarse según las facciones), Verónica Gómez (los básicos infaltables en cada guardarropa y cómo combinarlos de acuerdo al tipo de cuerpo) y Fabián Fornés.