Vecinos Domingo, 31 de julio de 2016 | Edición impresa

Sumarán ciclovías para incentivar el uso de la bici en las calles

En Capital unirán la UNCuyo con la Terminal, mientras que en Godoy Cruz construirán una hasta el Corredor. Piden más estacionamientos para bicis.

Por Sandra Conte - sconte@losandes.com.ar

En Godoy Cruz, la ciclovía tiene una extensión significativa pero sólo conecta el departamento en sentido norte-sur (y viceversa).

En Capital, el circuito conforma una especie de C en la periferia del microcentro, con la excepción de un tramo de unas cuadras en calle Necochea. Estos recorridos son utilizados, en su gran mayoría, con fines recreativos. Por eso, ambos municipios planean sumar nuevas bicisendas que favorezcan el uso de la bicicleta como un medio de transporte. 

En la Ciudad se está licitando la construcción de una en calle Avellaneda, desde Belgrano a Boulogne Sur Mer, que reemplazará a la de Juan B. Justo (ver aparte). Esta se vinculará con la existente en Necochea y con otra que se empezará a construir sobre calle Lencinas, la que conduce a la rotonda de la UNCuyo. 

El intendente Rodolfo Suárez comentó que están analizando cómo hacer la senda para bicis sobre la calzada de Lencinas y como es una arteria en la que los autos circulan a cierta velocidad, probablemente utilicen cordones de cemento con tachas y material refractario para que sea vista de noche. De los tres nuevos puestos que instalarán del programa En la Bici, que desarrollan en conjunto con la comuna de Godoy Cruz, uno de ellos estará en la UNCuyo. 

Los otros dos proyectos capitalinos apuntan a conectar la ciclovía de Godoy Cruz con el departamento de Las Heras, a través de una senda que irá por el costado oeste del terreno del Metrotranvía, sobre calle Belgrano. Y a extender la existente sobre Mariano Moreno por Martín Palero (hacia el norte), siguiendo por Peltier y Morón hasta llegar a la Terminal por Costanera. 

De este modo, planteó Suárez, se unirán la UNCuyo, el Centro Cívico y la Terminal, con el objetivo de ir armando una red de ciclovías pensadas para movilidad -no tanto como esparcimiento- y desalentar el uso del automóvil, de manera de descongestionar el tránsito en el microcentro. Los cuatro proyectos demandarán una inversión aproximada de 6,5 millones de pesos. 

 

Descomprimir las calles

En Godoy Cruz, los usuarios de la ciclovía pueden llegar a 4 o 5 mil personas los sábados y domingos. La senda no es sólo utilizada por ciclistas sino por personas que corren, caminan, andan en patines, pasean con los cochecitos de sus hijos o con los perros. En definitiva, es un espacio recreativo de usos múltiples, que intentarán ordenar con cartelería que establezca algunas pautas de convivencia.

Pero además, buscarán generar nuevos circuitos para ver si éste se descomprime un poco, además de ofrecer conexiones este-oeste, en diversas etapas. La primera, detalló el intendente Tadeo García Salazar, se extenderá desde el espacio verde Luis Menotti Pescarmona, por la lateral del zanjón Maure, cruzando San Martín y Paso de los Andes, hasta llegar a la rotonda del Corredor del Oeste. 

En algunos tramos se utilizarán cordones de cemento y pintura, y en otros habrá una franja verde que separará el espacio para los autos de aquel para las bicicletas. Aunque están terminando el pliego para la licitación, estiman que la inversión podría rondar los 4,5 millones de pesos, ya que incluye pavimento, señalización y un semáforo. 

En una segunda etapa, se continuará desde la rotonda del Corredor del Oeste, por la vereda oeste del mismo hasta llegar al Parque General San Martín. Ya para 2017 está previsto hacer una bicisenda sobre el carril Cervantes y otra en el carril Sarmiento, y en ambos casos se está estudiando la posibilidad de tapar canales de riego para construir sobre ellos las ciclovías. De este modo, se vincularían la Estación Benegas con el Puente Olive y con Maipú a través de Sarmiento. 

 

 

Sin estacionamientos

Lucas Burgos, de Pro Bici (ONG que incentiva a la bicicleta como medio de transporte sustentable), señaló que la construcción de nuevas ciclovías tiene un impacto positivo ya que cada vez que se inaugura una, salen más ciclistas a la calle. Sin embargo, resaltó que lo negativo son los robos de rodados porque no existen estacionamientos. 

De todos modos, indicó que los proyectos nuevos son bienvenidos ya que la última ciclovía que se construyó con un criterio de favorecer el uso de la bicicleta como un medio de transporte fue la de calle Necochea (en 2013). Y si bien no desmerece las que tienen fines recreativos, planteó que no cumplen con el objetivo de desincentivar el uso del automóvil y descongestionar el tránsito.

 

La de Juan B. Justo cambia de lugar

La construcción de la ciclovía en calle Juan B. Justo fue combatida desde el primer momento. Aunque quienes utilizan la bicicleta para desplazarse se mostraron conformes con ella, los comerciantes de la arteria plantearon que se reducía el espacio para circular y que era peligroso que estuviera en la parte central de la calzada; incluso llegaron a presentar una acción de amparo para frenar la obra.

La comuna igual avanzó con el proyecto y la bicisenda fue inaugurada en mayo de 2012. Luego de cuatro años, el actual intendente, Rodolfo Suárez, decidió trasladarla a calle Avellaneda. El jefe comunal explicó que hicieron un estudio del flujo vehicular, un relevamiento en la zona y una encuesta en todo el departamento, y señaló que la mayor parte de la gente está de acuerdo con esta decisión.

Entre los motivos esgrimen que, con el estacionamiento a ambos lados de Juan B. Justo, sólo queda un carril y medio para circular en una calle por la que pasan colectivos; como también que muchos se llevan por delante los cordones que delimitan la senda para bicis. Sin embargo, los encuestados resaltan que es importante que haya una ciclovía que conecte con la UNCuyo, por lo que eligieron llevarla una calle más al sur.

La obra ya está licitada y será demarcada con pilotes amarillos -no metálicos sino flexibles- además de un sistema de tachas, y se unirá con la de Necochea y la que está prevista en calle Lencinas. 

Lucas Burgos, de Pro Bici, consideró el cambio como una decisión autoritaria, porque no ha habido un espacio de participación para las organizaciones sociales. Por otra parte, planteó que la ciclovía en Juan B. Justo fue un mensaje hacia la sociedad de que el espacio público tiene que ser para todos y, en este sentido, trasladarla será dar un paso hacia atrás. 

 

Mejoras en Godoy Cruz

La Municipalidad puso en valor el tramo de la ciclovía entre las calles Anzorena y Maipú.

Allí se forestó con césped y árboles (40 ciruelos híbridos) para sumar verde al paseo. A su vez se incorporaron 1.900 m2 de pasto, 200 m2 de teja molida y 400 m2 de granza.

También se instalaron luminarias apuntando hacia el baldío que linda con la ciclovía. Y en las medianeras, artistas pintaron murales que le dan mayor vida al espacio.