Sociedad Viernes, 24 de junio de 2016 | Edición impresa

Siete mendocinos ingresaron al Instituto Balseiro

En un año, desde que se instaló una oficina en la provincia de la entidad con sede en Bariloche, el número de ingresantes creció más del doble.

Por Rodrigo Cuello - rcuello@losandes.com.ar

En 2015 se instaló en Mendoza una oficina del prestigioso Instituto Balseiro (IB) con un objetivo bien definido: lograr que más estudiantes de la UNCuyo ingresen a la casa de altos estudios de Bariloche. Afortunadamente, el proyecto ya muestra los primeros resultados.

Este año, siete jóvenes mendocinos se instalarán en el Centro Atómico Bariloche para perfeccionarse en distintas ingenierías.

Con este “masivo” ingreso, Mendoza ha logrado posicionarse como una de las provincias que más estudiantes aporta al Balseiro.

“Estamos muy contentos. Yo ya pude ir al Balseiro para mi primera entrevista personal, y la verdad que es increíble. Ahí se respira ciencia. Vas caminando y te encontrás con un doctor reconocido”, contó emocionado a Los Andes, Nicolás Sosa (21), el único mendocino que estudiará ingeniería nuclear.

El cupo con el que cuenta la unidad académica, que depende de la UNCuyo y de la Comisión Nacional de Energía Atómica, es bastante limitado: por año solo hay 60 “pupitres” disponibles para los alumnos más sobresalientes del país, 15 lugares en cada una de las cuatro carreras de las que dispone ( licenciatura en física; ingeniería nuclear; ingeniería mecánica e ingeniería en telecomunicaciones).

“Estamos orgullosos, nuestro objetivo era aumentar el número de ingresantes y, por suerte, ha crecido mucho”, confesó Gaston Burlot, coordinador del Instituto en Mendoza.

“Este año entraron 7 chicos de los 15 que se postularon. El año pasado ingresaron 3 de 6 interesados”, resaltó Burlot.

Durante casi toda la jornada del 27 de mayo pasado, los chicos rindieron el temido examen, que es el mismo para las cuatro carreras y que no alcanza con solo aprobarlo para ganarse un lugar en la academia. “Tenés que quedar entre los mejores del país”, resaltó Nicolás.

El futuro ingeniero nuclear aclaró que las materias que se dictan en la UNCuyo "sirven pero no alcanzan". "El que quiere entrar tiene que prepararse solo o con algún compeñero con el mismo interés", confesó.  

Para poder postularse a una beca del IB hay que tener completo hasta el segundo año de alguna carrera de grado compatible.

El 27 de julio comienza el año académico en el Balseiro, pero los siete mendocinos deberán dejar sus hogares una semana antes para someterse a una entrevista psicológica.

El resto del selecto grupo “menduco” lo completa Lucca Dellazopa (mecánica); Gabriel Desimone (mecánica); Lucas Berardin (mecánica); Ramiro Criach (mecánica); Juan Cruz Mattano (telecomunicaciones) y la única mujer, Belén Llaneza (telecomunicaciones).

“Esto demuestra la capacidad de los estudiantes de Mendoza. Esperemos que podamos mantener o incrementar la cantidad mendocinos en el Balseiro”, finalizó entusiasmado Gaston Burlot.