Sociedad Martes, 21 de marzo de 2017 | Edición impresa

Se registró la tasa más baja de mortalidad infantil

El dato del año pasado se ubicó en 7,7. Se enmarca en una tendencia descendente desde 2011, salvo en 2014. Las causas principales.

Por Carla Romanello - cromanello@losandes.com.ar

Uno de los indicadores más sensibles de la política pública fue dado a conocer ayer por el gobierno provincial. Se trata de la tasa de mortalidad infantil que 2016 se ubicó en 7,7, cada mil, el valor más bajo desde que se tiene registro (1988), dice la gestión de Cornejo.

El número se enmarca dentro de una tendencia descendente que viene desde 2011, salvo en 2014 cuando subió más de un punto. 

En concreto en la provincia fallecieron durante el año pasado 258 menores de un año de un total de 33.416 nacidos vivos. En 2015 la tasa fue de 8,5 con 301 fallecidos. La última media nacional conocida es la de 2015 que se ubicó en 9,7, lo que deja a Mendoza bien ubicada con respecto al resto del país.

La tasa de mortalidad infantil se registra desde 1988 y en 1989 obtuvo el valor más alto con 24,2 cada mil. Con el pasar de los años el número fue descendiendo con algunas excepciones (como en 2010 y 2014).

La ministra de Salud, Desarrollo Social y Deportes, Claudia Najul, explicó que el indicador es una “prueba de fuego” para el sistema de salud y se mostró satisfecha con los resultados.

“Esta baja que se viene produciendo a través de los años nos está indicando que en Mendoza la salud materno infantil es una política de estado”, manifestó satisfecha. Sin embargo aseguró que este número no los conforma. “Nos dice que estamos en el camino correcto, pero que tenemos que seguir redoblando esfuerzos”, remarcó Najul. 

Por su parte, Mónica Rinaldi directora de Maternidad e Infancia detalló las causas de este flagelo. “Se mantienen como primer lugar las causas perinatales como prematurez y bajo peso. De todas formas son las que han tenido un descenso más importante, donde se pueden notar las acciones del sistema de salud”, aclaró. En segundo lugar nombró las malformaciones, en tercero las causas externas y las infecciones en cuarto.

 

 

 

 

Red perinatal

Durante el anuncio, desde el gobierno aseguraron que esta baja no es azarosa sino que es fruto de un gran trabajo en el sistema de salud. Una de las principales acciones que se destacaron en este sentido fue el fortalecimiento de la red perinatal.

“Es una red que si bien venía funcionando, se han puesto en marcha sistemas nuevos que la han sostenido y se han redoblado esfuerzos”, señaló Rinaldi y explicó que una vez que la mujer tiene su diagnóstico de embarazo, entra a una red de complejidad creciente sostenida por todo el equipo de salud.

“Tenemos un equipo de médicos coordinadores perinatales y cada vez que llega a una mujer embarazado a un hospital regional que no tiene la capacidad de resolverle el problema, ponen en marcha un sistema para derivarla”, detalló. 

También subrayó que se favorece la derivación intraútero para evitar el traslado del recién nacido. “Hemos logrado que los bebés de más alto riesgo, que son los menores de 1.500 gramos, nazcan en los efectores que tienen que nacer, en los que tienen Neonatología de mayor complejidad”, dijo la directora de Maternidad e Infancia a la vez que enumeró a los hospitales Lagomaggiore, Schestakow y Notti.

Como una segunda medida mencionaron la implementación de un sistema de traslado de baja complejidad para derivar a los pacientes que realizan interconsultas, así como contra referencias. “La idea es que una vez que baja su complejidad, los pacientes puedan volver a sus hospitales regionales conservando el lugar a los bebés de alto riesgo”, aclaró la funcionaria.

Otra acción en la que se centraron fue en la capacitación del personal. “Se realizó un curso de Ecografía para diagnóstico prenatal que abarcó 40 profesionales de centros de salud y hospitales para capacitar en el diagnóstico y así poder seleccionar el mejor efector para el nacimiento del bebé”, precisó Rinaldi.

Además de otras acciones también se ahondó en proyectos a futuro, como por ejemplo, uno para evitar que la deserción de la embarazada de los controles de salud.