• Jueves, 13 de noviembre de 2014
  • Edición impresa

Quiosqueros logran aplazar tratamiento de ley antitabaco

Estaba prevista para ayer, pero luego de una convocatoria en la Legislatura obtuvieron compromiso de que será analizada primero en la Comisión de Salud de Diputados donde podrán ser citados para dar sus argumentos. Ya tiene la sanción de Senadores.

Verónica De Vita - vdevita@losandes.com.ar

Preocupados por la posible sanción de una norma que prohibirá la publicidad y exhibición de cigarrillos y productos asociados, ayer por la mañana los quiosqueros se concentraron frente a la Legislatura provincial para poner el grito en el cielo. Es que la información que circulaba sostenía que la modificación a la ley Nº 8.382 sería tratada en el recinto de Diputados luego de recibir la sanción en el Senado. Sin embargo, esto finalmente no ocurrió. 

En las primeras horas de la jornada referentes de la Unión de Kioskeros (sic) de la República Argentina (UKRA) lograron reunirse con el presidente de la cámara baja, Jorge Tanús, y obtener de él el compromiso de que el proyecto, si se presentaba, sería girado a la Comisión de Salud. Una vez allí, los comerciantes serían citados para brindar su opinión sobre el asunto, algo que aseguran no había ocurrido hasta ahora. 

El diputado justicialista dijo que junto al presidente de la comisión señalada se tomó la decisión a partir de la gran polémica que generó el tema. La intención es tratar en ese espacio los tres proyectos presentados sobre el mismo tema: uno que apunta a la restricción del consumo, otro que propone una sobretasa (presentado por él)  y el mencionado anteriormente, cuyo autor es el senador radical Armando Camerucci. “El único objetivo que tenemos es desalentar el consumo de tabaco, pero es tremendo el lobby de las tabacaleras que están presionando incluso desde las provincias que producen tabaco intentando afectar la venta de vino mendocino”, comentó. 

Por la mañana, fueron de la partida no sólo representantes de la delegación local, sino que alertados para una situación que les parecía preocupante, inmediatamente llegaron a la provincia miembros de la conducción nacional de la entidad. Según explicaron, además de las consecuencias económicas inmediatas, les inquieta que se trate de un primer avance antes de la prohibición total de este tipo de producto considerado por muchos una droga legal. 

Sostienen que de eliminarse la publicidad y exhibición de cigarrillos se estaría atentando directamente contra los 22 mil puestos de trabajo que este rubro tiene en la provincia, ya que desde su punto de vista sería imposible sostener los gastos fijos. Consideran que de acuerdo a experiencias previas, este tipo de medidas no logra reducir el consumo de tabaco entre quienes ya han adquirido la adicción, mientras que por otra parte se manifestaron a favor de colaborar en campañas de concientización ya que de ninguna manera niegan la problemática del tabaquismo. 

Lidia Castelar, tesorera de la  agrupación detalló que la utilidad que recibe el quiosquero por la venta de cigarrillos es del 7,33%, pero que por otra parte la mitad de las ventas que se realizan obedecen a este producto. Explicó que el consumidor compra de manera impulsiva, pero que además el local recibe ciertos beneficios, generalmente en mercadería por la publicidad o los exhibidores. 

En tanto, el presidente de la asociación, Adrián Palacios señaló que medidas similares se han tomado en Santa Fé y La Pampa donde las consecuencias se hicieron visibles en la cantidad de comercios que cerraron. “Cada 10 clientes que compran tabaco, 8 llevan  otra cosa”, señaló como ejemplo de la repercusión de estos productos en el consumo. 

Desde el punto de vista de Mario Méndez, delegado local, de este modo se alienta la venta ilegal, los manteros, el delivery y el contrabando, en particular si los precios aumentan sólo en algunas provincias.

Puntos del proyecto

- Prohíbase en todo punto de venta, ubicado en el territorio de la provincia de Mendoza, la exhibición, publicidad, promoción y patrocinio de cigarrillos, productos elaborados con tabaco y todo accesorio para su consumo en dispensadores y cualquier otra clase de estantería con vista al público.

- Define como “accesorio para fumar” a toda pieza, dispositivo o elemento que es utilizado para el consumo de tabaco.

- Los comercios deberán mantener los productos de tabaco en estantes, cajones, gabinetes o en otros lugares ocultos.

- Sólo se permitirá un cartel por cada fabricante o importador que contenga un listado con la marca, el logo y el precio de sus productos. Estos podrán tener una dimensión de hasta 30 cm2, serán estáticos, de 2 dimensiones y quedarán excluidos aquellos que sean lumínicos.