• Sábado, 11 de marzo de 2017
  • Edición impresa

Qué se está haciendo en cada uno de los museos provinciales

La semana próxima empiezan a arreglar el Museo de Arte Moderno. En abril inicia la larga restauración del Fader. En el ECA deben aún licitar la reparación de los vitrales y de la cúpula que se incendió.

Federico Fayad - ffayad@losandes.com.ar

La secretaria de Cultura de Capital, Mariana Juri, explicó que el 17 de marzo se lanza la primera etapa de trabajos en el MMAMM, que se licitó por $ 7 millones. Se cambiará la cubierta exterior y una intervención pequeña en el interior. 

Una segunda etapa contempla más mejoras y arreglos en los ingresos a los sanitarios. También se está trabajando en pedidos específicos de los artistas, como la creación de salas anexas en la confitería del Parque Central.

“Es una inversión importante, tenemos problemas de filtración que se emparchaban, pero ahora estamos realizando la obra que había que hacer”, describió Juri.

Marcelo Nardecchia, director de Patrimonio Cultural y Museos de la provincia, informó que en abril se inician los trabajos de consolidación estructural del Fader, obra que costará $ 28 millones. 

“Vamos a intervenir pisos y los muros para hacer un refuerzo de la estructura existente. También sobre cimientos. Y se va a trabajar con columnas metálicas y tensores”, remarcó el funcionario. “Esto es lo más importante para poder realizar el resto de los trabajos”, agregó.

Por otra parte, dijo que en paralelo se está trabajando con la licitación de la segunda etapa, que es lo referido a lo arquitectónico y a la restauración de los componentes artísticos del Fader. Así, se hizo convenio de asesoramiento con el instituto Tarea de la Universidad Nacional de San Martín (BA), referente a nivel nacional.

“Queremos que el Fader sea un modelo de gestión, y también que la obra sea un proceso pedagógico de capacitación de profesionales para cuando haya que hacer trabajos similares en otros edificios”, explicó.

Nardecchia agregó que se va a trabajar sobre la colección del Fader, realizando el diagnóstico del estado de las obras para clasificarlas y restaurarlas para que, mientras se hacen los trabajos de estructura, vuelvan en condiciones de ser expuestas. 

Respecto del ECA, señaló que luego del incendio de la cúpula realizaron un plan de emergencia con tareas de limpieza, higiene y seguridad del lugar.

“Trabajamos sobre la estructura de la cúpula; y sobre cubierta y recubrimiento par que no se vea afectada la sala por inclemencias de tiempo. Después de eso se hizo limpieza general por todo el edificio y la tarea técnica de revisión de estructuras estables”, enumeró, agregando que se hizo un relevamiento métrico y fotográfico en vistas a la licitación de la restauración de la cúpula. 

Respecto de este último punto, Nardecchia dijo que hay tres posturas: construirla nueva (con nueva tecnología), volver al modelo original; o bien usar el modelo original pero con aportes, como la adaptación para la generación de energía solar de manera de mejorar la prestación de la cúpula.

En tanto, el lunes van a llamar a licitación para bajar los vitrales dañados y los que están bien pero que necesitan mantenimiento. 

Finalmente, se está evaluando la refacción completa de los sanitarios y el sistema eléctrico, ya que el edificio del ex Banco Mendoza no ha recibido mantenimiento adecuado en casi 60 años.