Imprimir Los Andes
Viernes, 10 de octubre de 2014

“Sería malo que el aislamiento externo se acentuara”

Lo afirmó el economista Jorge Todesca en una charla que dio ayer en Mendoza. La tensión cambiaria es el principal riesgo actual.

Diana Chiani

Frente a un auditorio colmado de empresarios mendocinos, el economista Jorge Todesca, presidente de la consultora Finsoport y ex viceministro de Economía de la Nación, intentó profundizar sobre la coyuntura económica del país así como establecer escenarios posibles sobre la situación en “la economía de la transición democrática”, con el consiguiente cambio presidencial, a fines del año próximo. 


Aunque esencialmente optimista, Todesca tiene una visión crítica respecto de las últimas políticas implementadas. Así, reconoció que en el contexto actual lo peor que puede pasar al país es que se acentúe el aislamiento internacional.

Es decir, que se profundice la falta de ingresos de dólares o capitales inversores para poder reactivar la economía y evitar más pérdida de reservas. 


“El gobierno había iniciado un proceso en ese sentido pero el accidente Griesa -un fallo desequilibrante que está puesto como una piedra en el camino- lo frenó”, recordó el economista al referirse a los acuerdos con el Club de París, el Ciadi y Repsol.

En este sentido, admitió que es posible que en enero -con el vencimiento de la cláusula RUFO- este inconveniente tienda a resolverse. Sin embargo, la ley de Pago Soberano, sancionada recientemente por el Congreso, “va en un sentido contrario y habrá que ver si el Gobierno decide derogarla o no”, puntualizó Todesca.


En la misma línea, el especialista -que fue invitado por la concesionaria de Peugeot en Mendoza, Sur France- evaluó que el principal peligro a futuro es el “Riesgo País, que no es sólo un índice sino que va de la mano de las decisiones del Gobierno las que, a mi modo de ver, han impulsado al país a un lugar donde no deberíamos estar”, subrayó Todesca quien no se centró tanto en la recesión existente como en la mencionada tensión cambiaria.


Los desequilibrios con el tipo de cambio están poniendo en riesgo no sólo los consumos sino también las compras y ventas de las empresas.

“Tal vez no es lo más importante de la economía pero esta tensión está generando muchos problemas”, explicó el ex vice ministro de Economía para quien la inflación es lo principal. 


 A su entender, el país tiene condiciones objetivas para crecer debido a que “nos estamos ahogando en un metro de agua”. Según su visión, en los últimos años las empresas están sin deuda y más tecnologizadas por lo que el sector productivo está en condiciones de crecer nuevamente.

“Decimos a los empresarios que no desechen sus proyectos sino que les den tiempo, que no tomen riesgos excesivos pero que tampoco se contaminen con el Riesgo País”, cerró.