Política Domingo, 13 de agosto de 2017 | Edición impresa

Paso 2017: Cornejo mide su gestión y el PJ dirime su interna

El Gobernador planteó este turno electoral como un plebiscito sobre su desempeño. Armagnague enfrenta a la lista oficial de Cambiemos. Dentro de Somos Mendoza, hay tres listas peronistas.

Por Horacio Meilán - hmeilan@losandes.com.ar

Los mendocinos vuelven hoy a las urnas para definir en elecciones PASO (Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias) quiénes serán candidatos el 22 de octubre próximo. 

Hay 1.407.748 empadronados que podrán votar en 4.119 mesas de 565 escuelas. La elección permitirá postular candidatos para elegir cinco diputados nacionales (este año no se renuevan senadores nacionales). 

También se votan precandidatos para renovar la mitad de la Legislatura, es decir para 19 bancas de senadores, 24 de diputados, además de concejales en 17 departamentos (San Carlos tendrá PASO en diciembre). 

Ésta será la cuarta PASO nacional que se realice (la primera fue en 2011), en tanto que será la segunda provincial. 

Según la ley nacional 26.571 (PASO nacionales), las listas participantes deben superar el 1,5% “de los votos válidamente emitidos” para poder estar en la general de octubre. En la provincia esa situación cambia, ya que la ley local (8.619) eleva a 3% el mínimo.

Sin dudas, el atractivo mayor de hoy será la votación para definir candidatos a legisladores nacionales.

En Mendoza compiten 11 listas en esa categoría, de ocho frentes o partidos. La mayoría de esos grupos buscará, ante todo, superar el umbral para estar en octubre. En tano se espera que la pelea mayor se dé entre las fuerzas grandes, con el oficialista Cambiemos y el principal opositor, el justicialismo de Somos Mendoza (ex Frente para la Victoria).

También genera expectativa lo que pueda pasar con el FIT (Frente de Izquierda y los Trabajadores), que en 2013 hizo una histórica elección que ahora busca refrendar.

 

 

Cambiemos plebiscita

Desde el principio el oficialismo planteó este proceso electoral de “medio término” como un sondeo para plebiscitar la gestión de Alfredo Cornejo. Por eso el propio gobernador se transformó en el principal protagonista de la campaña, que él inició mucho antes de las publicidades de las últimas dos semanas, apareciendo casi de forma permanente en inauguraciones y anuncios gubernamentales.

Con la lista interna “Equipo de Gobierno”, Cornejo fue además el principal elector de su sector, al postular a la ministra de Salud, Claudia Najul, para encabezar la nómina de precandidatos a diputados nacionales.

A ella la secundan Luis Petri, que busca ser reelegido en la Cámara baja y el sanrafaelino Federico Zamarbide, delegado del Emetur en su departamento.

Estos tres primeros nombres -todos radicales- fueron “consensuados” con los otros partidos del frente, fundamentalmente con el Pro, principal socio de la UCR en Cambiemos.

De hecho, Petri no sólo es bien visto por el macrismo nacional (que desestimó las propuestas de dirigentes mendocinos del Pro), sino que se ha transformado en la voz del presidente Macri en los debates sobre seguridad en el Congreso.

De todos modos, a Cornejo los planes no le salieron del todo bien con su lista. No logró impedir la incursión interna del veterano dirigente radical Fernando Armagnague, con la lista “Dignidad Partidaria”.

Armagnague armó una nómina puramente radical para todas las categorías, pero la junta electoral de Cambiemos-Cambia Mendoza la rechazó por irregularidades. Sin embargo, la Dirección Electoral avaló su participación en diputados nacionales.

Por eso hoy en el cuarto oscuro, además de la lista “larga” del Equipo de Gobierno, con precandidatos nacionales de Cambiemos y locales de Cambia Mendoza, habrá una lista “corta”, sólo para diputados nacionales, de “Dignidad Partidaria”. Ésta la encabeza Armagnague, seguido por Ana María Zicato y Carlos Acosta en los primeros lugares.

 

PJ: la verdadera PASO

Sin dudas la atención de esta primaria se centrará en en el peronismo, el único frente que realmente tendrá una lucha interna.

Después de las durísimas nueve derrotas de 2015, el PJ afronta este nuevo proceso electoral atomizado. Sus dirigentes nunca lograron acuerdo pleno para la unidad y por eso hoy habrá tres listas. 

De un lado aparece el oficialismo partidario, con el presidente del PJ, Omar Félix, encabezando la lista de Nueva Conducción.

El sanrafaelino se juega una ficha muy grande ya que impuso su precandidatura con el apoyo de los cinco intendentes que hoy tiene esa fuerza (San Martín, Maipú, Tunuyán, Lavalle y San Rafael). Lo secundan en los primeros puestos Laura Soto y Mariana Ábrego.

Las disidencias hicieron que uno de los sectores internos más poderosos, el Azul (con cuatro intendentes) se dividiera. Por eso, en la vereda de enfrente aparece Jorge Tanús, que desde Construyendo Mendoza y junto a otra referente azul, Patricia Fadel (enfrentada al intendente de Tunuyán, Martín Aveiro), lidera la lista (le sigue Omar Parisi). Este sector cuenta con el aval del Frente de Agrupaciones Peronistas, cuyo principal referente es el ex vicegobernador Carlos Ciurca.

En el medio de esa pelea -y con la firme intención de atravesarla- aparece el kirchnerismo. El sancarlino Juan “Juani” Jofré (con la curiosidad de ser primo hermano del gobernador Alfredo Cornejo), lidera la nómina de “Unidad Ciudadana para tener Futuro”.

 Por sobre todo, el sector reivindica la figura de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner y promete dar pelea en la reñida interna.

Jofré está acompañado en los primeros puestos para diputados nacionales, por Cecilia Juri y el bancario Sergio Giménez.

 Párrafo aparte merece la incursión del peronismo “disidente” en esta primaria. Se trata de “Encuentro por Mendoza”, que reúne a los que prefirieron ir “por afuera” de Somos Mendoza.

La mayoría de sus dirigentes están ligados al sindicalismo y a la ortodoxia justicialista. Su principal crítica al peronismo oficial es la participación en una misma lista con el kirchnerismo.

Esta lista tiene a la actual senadora provincial peronista, María José Ubaldini, como precandidata principal.

 

La izquierda afronta el desafío de mantenerse

En 2013, el Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT) tuvo una histórica elección, alcanzando por primera vez desde Mendoza un escaño en el Congreso nacional para la izquierda.

La banca obtenida fue ocupada primero por Nicolás del Caño (PTS) y luego, atendiendo al recambio acordado entre sus fuerzas, por Soledad Sosa (PO).

Ahora, este frente, cuyos partidos integrantes no han tenido la mejor de las relaciones este año, afronta el desafío de por lo menos mantener aquel histórico 14% obtenido en la general de 2013. Cabe recordar que ese porcentaje llegó luego de casi duplicar lo sumado en la PASO de ese año.

Con la salida de Del Caño de la escena mendocina (mudó sus ambiciones políticas a la provincia de Buenos Aires), el FIT acordó que la lista sea encabezada por Noelia Barbeito (PTS) y en segundo término nuevamente aparece Soledad Sosa.

 

Los “chicos” apuntan a participar en octubre

Para los partidos “chicos”, el objetivo de esta PASO es superar los porcentajes para participar en la general de octubre. Quienes tienen más posibilidades son los precandidatos nacionales, por el 1,5% que exige la ley nacional, contra el 3% requerido para los aspirantes a cargos provinciales en sus distritos (y de concejales en los departamentos).

Entre estas fuerzas está el Partido Intransigente, que reaparece en el escenario político local con los abogados de la ONG Protectora. Es quizá la fuerza más novedosa, por su alta exposición mediática al defender los derechos de los consumidores. José Luis Ramón lidera la lista, que deliberadamente busca traducir reconocimiento en votos.

También aparecen el Partido Verde, con Emanuel Fugazzotto como figura principal; el Partido de los Trabajadores y el Pueblo, con el profesor universitario Carmelo Cortese de líder, y Podemos con la Izquierda, con Nicolás Fernández al frente de la nómina de diputados nacionales.