• Lunes, 17 de julio de 2017

Para Mendoza... la selección

Gustavo Villarroel - gvillaroel@losandes.com.ar

José Vinassa, Manuel Guerrero, Cecilio González, Armendáriz, Arturo Cacciamani, Caniche Estalles, Vicente Pellegrino y el Rulo Becerra vistieron la albiceleste durante el Siglo XX.

 

Más allá de la pasión por el básquet en el “territorio borravino”, a esta disciplina siempre le costó llegar a la elite de la competencia Nacional. Por esta razón, en muy pocas oportunidades, jugadores nacidos en la tierra del sol y del buen vino, tuvieron el privilegio de vestir la camiseta de la Selección Argentina. Sin embargo, la listas de mendocinos que se convierten en embajadores, crece día a día.  

El primer jugador mendocino en vestir la camiseta de la Selección Nacional fue José Vinassa en el Torneo Sudamericano que se disputó en Mendoza en 1943. Luego, la lista se agrandó con nombres como Manuel Guerrero, Cecilio González, Luis Armendáriz, Arturo Cacciamani, “Caniche” Estalles, Vicente Pellegrino, Jorge “Rulo” Becerra (mendocino por adopción), Matías Sandes y Federico Aguerre

1 José Vinassa

José Vinassa se inició basquetbolísticamente en la Unión Deportiva San José. A mediados de la década del 30, pasó a integrar las filas del Club Mendoza de Regatas. En el año 1941, se disputó la novena edición del Torneo Sudamericano de básquet a nivel selecciones. El torneo se disputó en nuestra provincia y Argentina se consagró campeón. Vinassa fue el embajador mendocino. 

El Torneo Sudamericano se disputó  entre el 18 al 28 de abril de 1941 en el desaparecido estadio de Redes Argentinas. Según recuerdan las páginas de Los Andes, “el mal tiempo acompañó el desarrollo del torneo, por las continuas lluvias que obligaron a suspender la actividad dos días por el intenso frío”.  

Testimonio de una época en que todo se hacía a pulmón con un enorme sacrificio y una férrea voluntad.  Argentina se consagró campeón invicto derrotando a Paraguay por 66-29. Luego, llegó la victoria ante Chile por 51-32. En la tercera fecha, la Albiceleste doblegó a Perú por 32-17. En el cuarto capítulo, se jugó el “clásico sudamericano”.

Argentina doblegó a Brasil por 51-26 y en la última presentación, la selección Nacional venció a Uruguay por 33-25.  Este equipo argentino dejó su huella: sólido, con buen juego en su base, prolijo en ataque y muy ordenado defensivamente. 

2 Manuel Guerrero  
Manuel “Nalo” Guerrero, jugador que pertenecía a Regatas y que luego desplegó todo su juego en Santa Fe con tantos Torneos Argentinos que cosechó. Participó en los Olímpicos de Londres de 1948.

Según cuenta Los Andes, “Nolo fue un jugador extraordinario. Positivo y líder al cien por cien. Imparable debajo del tablero y con una gran cuota goleadora. Si su equipo convertía 45 puntos, Guerrero sumaba 22 como mínimo en su plantilla personal”.

Con 4 victorias y 4 derrotas, Argentina terminó 15° en esos Juegos. La campaña por el Grupo “C” en la etapa clasificatoria fue la siguiente: Egipto (57-38); Suiza (49-23); EE UU (57-59); Perú (42-34) y Checoslovaquia (41-45). Por la rueda consuelo, Argentina logró estos resultados: Filipinas (43-45); Cuba (34-35). Por el quinto puesto, le ganó los puntos a Hungría, que no se presentó a jugar. 

3 ”Toro” Cecilio González

Cecilio “Toro” González, emblema del recordado Club Arizu, fue el único mendocino convocado para integrar la Selección Argentina que disputó la el Torneo Sudamericano que se jugó en Santa Laura, Chile entre el 24 de enero y el 10 de febrero de 1958. La selección Nacional terminó en el cuarto escalón producto de una campaña irregular con 4 victorias y 3 derrotas.

Fue un año donde se produjeron grandes cambios en cuento al sistema de juego. Por ejemplo, en aquel certamen continental de 1958, comenzó a aplicarse la regla que modificó este deporte: el tiempo de posesión máxima del balón de 30'' (hoy 24''). 

Esta regla, imposibilitó la retención de la pelota y así evitó cualquier tipo de especulación. Esta modificación provocó que aumentaran las conversiones y el juego ganó dinámica y fuerza ofensiva.

Otra de las apariciones que marcaron un antes y un después en esta disciplina, fueron las estadísticas, donde debían consignarse porcentajes de lanzamientos, rebotes y pérdidas.  

4 Luis Armendáriz

Para muchos, el mejor jugador mendocino de toda la historia. Luis Armendáriz, emblema de Andes Talleres Sport Club, integró la Selección Argentina de Basquetbol entre 1960 y 1966. Participó en los Sudamericanos de 1960 en Córdoba, 1961 en Brasil y en 1966 en Mendoza, donde Argentina se consagró campeón Sudamericano. Este certamen continental se disputó en nuestra provincia y la gran final se jugó en el Anfiteatro Frank Romero Day ante 18 mil personas.

A este equipo argentino se lo conoció como “Los Cóndores”, por la perfecta combinación del majestuoso vuelo del cóndor con la imponente Cordillera de Los Andes. Símbolo del esfuerzo, energía, entrega física, y  el poderío técnico de doce corazones que dejaron todo para destronar al invencible Brasil de esos tiempos, que venía de ganar los últimos cuatro Torneos Sudamericanos. También tuvo el honor de ser  preseleccionado para el Panamericanos de Winnipeg y el Mundial de Manila. En 1966 disputó el Mundial

Extra en Chile en donde Argentina finalizó  9°. 

 

 

5 Arturo Cacciamani

El “Rey” Arturo se convirtió en un símbolo del básquetbol mendocino de todas las épocas. Es que durante tres décadas (jugó desde los 14 a los 44 años), Cacciamani, vistió, defendió y brilló con los colores del Club Petroleros YPF, Atenas Sport Club y el Club Israelita Macabi. Integró el seleccionado Argentino en el Sudamericano de Río de Janeiro de 1962 y disputó el Mundial de Brasil que se disputó un año más tarde, 1963. En este último certamen, fue subcapitán de la Selección Nacional, en reconocimiento a sus condiciones técnicas, talento y ascendencia sobre sus compañeros.

Arturo, trabaja en YPF y cada concentración o torneo que disputaba en la con la selección Argentina, tenía que pedir permiso en su trabajo. En una oportunidad, la petrolera no le dio permiso y el ex jugador nacido en YPF no pudo asistir a un torneo en Córdoba.

Cacciamani, siempre recuerda, la siguiente: “Eran otras épocas. En varias ocasiones, los pasajes, la ropa y las zapatillas las tuvimos que pagar nosotros. No existían las grandes marcas deportivas que proveen indumentaria. En el Mundial de Río de Janeiro, por ejemplo, se utilizaron las mismas camisetas que usamos en el Sudamericano del año anterior. No había apoyo, ni organización. Sólo amor por el deporte, el básquet y nuestro país. Los colores”. 

La Selección Argentina terminó en 8° lugar y fue un choque contra la realidad internacional del básquetbol. En la primera ronda, Argentina perdió contra Estados Unidos, equipo que realizó una presión que no dejó cruzar a la Albiceleste la mitad de la cancha.

Luego, llegó otra caída. En esta oportunidad fue contra Italia, equipo integrado por jugadores profesionales, con una gran capacidad física. En el cierre de la fase clasificatoria, llegó otra caída contra México. En la ronda consuelo, llegaron los triunfos argentinos. Revancha contra México, triunfos ante Japón, Perú y Uruguay. Hubo una sola derrota y fue contra Canadá. Este Mundial será recordado porque fue la primera vez que participó un jugador mendocino: el “Rey Arturo”. 

6 Jorge Aníbal Becerra 

Jorge Aníbal Becerra nació en San Luis pero se considera mendocino por adopción. Además, se formó basquetbolísticamente en la provincia. El recordado “Rulo”, el de Cano, el de “las casas colectivas”, dejó un recuerdo eterno en el básquetbol local. Becerra se caracterizaba por sus saltos inigualables, en el cual, podía quedarse suspendido en el aire para encestar. Tenía una gran efectividad.

Dueño de una movilidad imparable y con una notable agilidad para moverse en espacios reducidos en ambas zonas pintadas.  Becerra, con su altura (1.78 metros) emigró en el inicio de la década del 70 al Club Obras Sanitaria de la Nación y se radicó en Capital Federal. Llegó a la Selección Argentina convocado por Jorge Canavesi y disputó el Torneo Sudamericano de Uruguay en

1971. Argentina con 5 triunfos y 2 derrotas finalizó en el tercer escalón. 

En 1974, Becerra jugó el Mundial de Puerto Rico. La Albiceleste terminó en el 11° lugar. En la etapa clasificatoria, Argentina perdió ante España, superó a Filipinas, luego cayó ante Estados Unidos. El “Rulo” compartió la selección con nombres ilustres como Cabrera, Cadillac, Gehrmann, Perazzo y Rafaelli. 

7 "Caniche" Estalles

El Sudamericano de 1977 que se disputó en Valdivia (Chile) resultó el punto más alto en la exitosa trayectoria de Raúl Orlando Estalles, aquel pivot de 1.94 metros de altura, símbolo de Andes Talleres Sport Club, con un paso fugaz por Cultural Israelita. “Caniche”, así se lo conoce hasta el día de hoy en cualquier cancha del básquet mendocino, llegó a la Selección de la mano de Heriberto Schonwies, el entrenador que más lo marcó en su carrera.

En aquel torneo continental, Argentina finalizó tercera detrás de Brasil y Uruguay, tras 6 partidos ganados y 2 perdidos. Sobre esta experiencia, Raúl Estalles, recuerda en las páginas de Los Andes, lo siguiente: “En ese Sudamericano tuvimos un arranque espectacular y nos ilusionamos con el título y la clasificación al Mundial.

Eramos conscientes que Brasil y Uruguay eran los rivales a vencer. Arrancamos muy bien con varios triunfos consecutivos pero nos quedamos al final”.

 

Campeones liga Nacional: Minzer, Roldán, Sandes, Aguerre y Togñón

El primer jugador mendocino en ganar una Liga Nacional de basquetbol fue Paul Minzer con GEPU de  San Luis en la temporada . Minzer, hombre nacido en el Club Israelita Macabi llegó al equipo puntano.

Tras ser figura de Mendoza en el Argentino de 1992/93, cuando la Borravino se consagró subcampeón. El DT fue Orlando Ferrato y compartió equipo con Juan Espil, Esteban Pérez y Lobito Fernández.

Un año más tarde, Guillermo Roldán, oriundo de  la cantera de Murialdo y que luego pasó por Mercado y Atenas, gritó campeón con Peñarol en la temporada 1993/94. El entrenador del equipo era Néstor García. Fue el primer título del equipo “Milrayita”. Jugaban con el mendocino hombres como: Richotti, Bernardini, De la Fuente, Wallace Bryant, Sam Ivy y el ex Regatas, Marcelo Vildoza.

En la temporada 2003/04, Boca se consagró campeón y Matías Sandes fue pieza clave. El DT del equipo Xeneize fue Sergio Hernández.

Compañeros destacados: Paolo Quinteros, Martín Leiva, Tato Rodríguez, Byron Wilson y el jugador Apache, Nico Mendyk. En la temporada 2006/07, Federico Aguerre, integró el equipo de Boca campeón. El líder y capitán del equipo era Leonardo Gutiérrez. DT: Fernando Piccato. Otros compañeros: Oroná, Leiva, Cequeira. En la temporada 2012/13, Luciano Bruno Togñón, integró el plantel campeón de Regatas (SN). DT: Nicolás Casalánguida. Compañeros: Paolo Quinteros, Nicolás Brussino, Federico Kammerichs.