• Domingo, 28 de agosto de 2016
  • Edición impresa

Papel e internet: dónde leen noticias los más jóvenes

Un sondeo entre adolescentes de todo el país indagó en sus consumos culturales. Los diarios siguen siendo el lugar para informarse.

Alberto Ferrari - Especial para Los Andes

Los adolescentes menores de 18 años viven en un mundo visual que se encamina hacia el celular inteligente como “pantalla única” en la que verán películas, se informarán de las últimas noticias, interactuarán con amigos en las redes sociales y pagarán sus cuentas bancarias y sus aportes a la seguridad social.

Un mundo sin el viejo diario de papel. Y sin embargo... el diario no morirá tampoco en ese mundo digital. 

El universo visual consolidado a través de las pantallas digitales de los jóvenes argentinos de 14 a 18 años de edad es una de las conclusiones de la Encuesta Nacional de Consumo y Prácticas Culturales Adolescentes, realizada por la Asociación de Diarios del Interior de la República Argentina (Adira) entre 1.800 adolescentes de 14 a 18 años del todo el país. 

Una interpretación sesgada de la encuesta podría arrojar como lectura superficial que ese universo visual y digital ha convertido al diario de papel en una herencia paleolítica para esos jóvenes hiperdigitales. 

Y sin embargo, no son tiempos de defunciones. No hay un universo que se repliega ante el avance de los medios digitales. Al contrario: hay dos opciones que se enriquecen mutuamente en las redacciones. Hay papel y pantallas que conviven en el periodismo y que se potencian para los jóvenes lectores. 

La encuesta genera interrogantes -que no son nuevos- sobre el futuro del diario de papel, pero al mismo tiempo instala un desafío para los editores, porque el lector joven no deja de ser un lector que requiere de informaciones propias de su edad, de su hábitat, de su cultura y de sus amistades. 

Fernando Cuello, vicepresidente segundo de Adira, analizó que los resultados de la encuesta “indican que no se lee menos. Al contrario, los jóvenes leen más pero en otro soporte. Lo que ha cambiado es el papel a la página web y para los editores es un desafío porque es un momento de transición”. 

"El diario, ya sea de papel o digital, sigue siendo el medio para acceder a la información y en ciudades del interior, precisamente, los jóvenes requieren del diario de su ciudad para estar informados y para acceder a esas últimas noticias”, enfatizó. 

Una de las conclusiones de la encuesta es que el 60% de los encuestados mira televisión a través de su celular; el 75% lee a través de la computadora o el celular y el 60% ve películas por computadoras. “Los adolescentes ya no toleran la rigidez del menú de horarios que le ofrece la televisión y han decidido que quieren ver sus programas cuándo, dónde y con quieén ellos quieran en el lugar que quieran”, señaló Roxana Morduchowicz, coordinadora de la encuesta. 

“Para los menores de 18 años, existe un mundo visual que se encamina hacia el celular como pantalla única, en la medida en que todos los jóvenes, como en Estados Unidos o en Europa, puedan acceder a un teléfono inteligente”, resaltó Morduchowicz. 

La encuesta arrojó también que 7 de cada 10 jóvenes permanecen todo el día conectados a Internet y el teléfono celular es el medio más utilizado. Al mismo tiempo, tres de cada diez casas habitadas por adolescentes no compran ningún medio gráfico (libro, diarios o revistas). 

La encuesta se propone como una fuente de información para las políticas culturales orientadas al consumo cultural adolescente. “Hay temas de educación en debate y lo abordamos desde cómo los adolescentes se relacionan con el medio”, subrayó Cuello, y destacó que “la educación es un elemento igualador, único y el que no accede, está postergado”.