Estilo Domingo, 26 de abril de 2015 | Edición impresa

Mendocinos en ArtExpo: paisajes naturalistas y el hiperrealismo, dos ganadores

Las creaciones de Florencia Aise y Enrique Testasecca fueron claves para que Wynwood 28, la galería que los representa en Estados Unidos, sea reconocida como el “Mejor Expositor Múltiple de Artistas” de la feria Artexpo que hoy finaliza en Manhattan.

Por Marcos Álvarez - Especial para Estilo

La “Payunia” mendocina de Enrique Testasecca y los retratos hiperrealistas de Florencia Aise se transformaron en grandes protagonistas de Artexpo, una de las ferias artísticas más importantes de Nueva York.

Incluso, las obras de estos pintores de nuestra provincia fueron una de las claves para que Wynwood 28, la galería que los representa en Estados Unidos, ganara el premio cómo “Mejor Expositor Múltiple de Artistas” de la mencionada exposición.

El reconocimiento adquiere mayor trascendencia si tenemos en cuenta que la galería estadounidense eligió exclusivamente a los dos jóvenes mendocinos para esta cita neoyorquina, que ya suma 36 años de trayectoria y que, en esta edición, ha reunido más de 400 expositores y a unos 1.000 artistas. 

Además, la exposición, que permanecerá abierta hasta hoy, tiene el atractivo de realizarse en el Pier 92-94, un viejo muelle ubicado frente al mítico Río Hudson que fue reciclado para convertirse en un reconocido centro de congresos y exposiciones.

De hecho, por su cercanía al distrito artístico de Manhattan, en el West Side, es el lugar elegido de esta ciudad para las más grandes exposiciones de arte, diseño, arquitectura y otras actividades relacionadas.

En línea con el nivel de esta feria, la galería Wynwood 28 les reservó a Aise y Testasecca un espacio de 27 m2 para exhibir sus últimas creaciones y en una posición privilegiada, ya que el stand se encuentra ubicado en el ingreso a la exhibición, lo que les asegura mayor visibilidad porque es un paso obligado para los espectadores.

En el caso de Aise, se pueden ver sus pinturas de marcado tono hiperrealista, similares a las que ya expuso en el reciente Art Basel Week de Miami Beach, y también un collage de grandes dimensiones en el que evidencia su versatilidad sobre el lienzo.

Por su parte, Testasecca ha sorprendido al público neoyorquino con una serie de obras naturalistas que retratan su particular visión sobre nuestra montaña mendocina y la estepa patagónica, en los que su trazo armonioso expresa y preserva eternamente la atmósfera de esos lugares.

Al hablar del premio que recibió la galería que promociona a Testasecca y a Aise, los organizadores tuvieron en cuenta la presentación del stand, la elección de las obras, su temática y también la propuesta integral de exhibición.

En ese sentido, Eric Smith, director de la feria, ponderó que “en la decisión final tuvimos en cuenta que los cuadros estuvieron perfectamente colgados y presentados, al tiempo que se presentó una fina obra de arte que se destacó por su elegancia y su buen nivel de precios. En definitiva, ha sido la mejor exhibición de múltiples artistas de la feria”. 

El ejecutivo también resaltó que “cada año, esta feria adelanta lo que luego se convertirá en una tendencia en el arte global, al tiempo que presenta nuevos e interesantes artistas a coleccionistas y galeristas de todo el mundo. Pero, este año, ArtExpo New York ha presentado la mayor exposición y espera la mayor asistencia que ha llegado a Nueva York en los últimos 10 años”.

 

La naturaleza que tiene que ser escuchada

En uno de los conglomerados urbanos más importantes del mundo, el artista mendocino sorprendió con sus paisajes de nuestra montaña y de la estepa patagónica. Su mensaje es que no nos olvidemos de la naturaleza de esos lugares.

Aunque lo parezca, nada es casualidad en el arte. A poco de andar por los pasillos de Artexpo, uno puede descubrir que la obra elegida por Enrique Testasecca para esta feria es “pura causalidad”. Es que el artista mendocino eligió una propuesta que refleja paisajes conocidos para nosotros, como la Payunia mendocina o la estepa patagónica, pero que en una mole urbana como Manhattan adquieren otro significado.

Entonces, el pintor le confiesa a Los Andes: “Esta serie fue realizada especialmente para esta exposición. Son cuatro telas y cuatro obras de pequeño formato en papel, que están planteadas a través de la abstracción de la atmósfera, donde el material habla a través de la impronta de los elementos: el agua como medio y como escultor de las finas texturas de la resina acrílica.

Quise traer en silencio el mensaje de una naturaleza que tiene que ser escuchada. Mi deseo es que volvamos a pararnos frente a la naturaleza para buscar nuestra esencia”.

Esta primera exposición internacional le llega a Enrique en un excelente momento personal. Hace tan sólo una semana, estaba inaugurando la muestra unipersonal “Implacable”, que permanecerá abierta hasta agosto próximo en el Espacio Killka que la Bodega Salentein tiene en el Valle de Uco.

 “Es una serie de obras inspiradas en paisajes icónicos de la montaña mendocina. Aunque creo que siempre es el mejor momento y que nunca hay que dejar de ser auténtico, no puedo desconocer la importancia de esta exhibición en Nueva York, porque es la sumatoria de muchos años de apostar a un mensaje personal, tomando como base una de las escuelas más influyentes del arte argentino”.  

Aunque él pensaba que ‘la Gran Manzana’ sería la última escala de su largo recorrido, su trabajo permanente de 10 años, y la presencia de su obra en varias colecciones privadas de este país, hizo que los tiempos se adelantaran.

“Por eso, tenía mucha expectativas por venir. Mi camino hacia aquí empezó desde muy joven, pero siempre tuve claro que la pintura es mi forma de expresión. Es difícil, como todo en la vida, pero después de muchos años, me encontré con un lenguaje que encierra emociones y vivencias. Eso expreso en mi obra”.

Aún impresionado por la ciudad, este ex estudiante de Arquitectura también reveló cuánto ha disfrutado compartir la feria con su colega Aise, y que en esta primera experiencia hayan premiado a la galería que los promociona.

“Me parece que ha sido un reconocimiento a la exposición que presentaron, a la calidad de las obras que eligieron y a la forma en que lo hicieron. Fue muy importante compartir esta experiencia con Florencia porque nuestras propuestas son muy diferentes, son muy firmes desde la técnica, con un menaje claro y contundente desde la imagen, apuesta a los sentidos desde el amor por lo que hacemos y queremos. Puedo decirlo porque somos amigos. Conozco su obra desde hace mucho tiempo”.  

 

La otra cara del trabajo de Florencia Aise: el collage

El reciente Art Basel Week le dejó una marca difícil de borrar. No es para menos. Ese debut internacional fue un gran impulso para la carrera de Florencia Aise.

En los últimos meses, recibió invitaciones para participar en ferias de Vancouver, Nueva York, la Costa Oeste de Estados Unidos y hasta una del Principado de Mónaco. Por si esto fuera poco, la revista Forbes la incluyó en el selecto grupo de los 35 jóvenes, menores de 35 años, más prometedores de la Argentina. Ahora, está lista para mostrar la otra cara de su trabajo en Nueva York.

Con emoción, la pintora reveló que en el último tiempo “afortunadamente, mi trabajo se ha triplicado y ahora puedo producir con más seguridad porque desde diciembre pasado ya se qué puedo generar con mi obra. Me han pasado muchas cosas lindas, que no esperaba. La experiencia de estar en una movida artística tan grande como esa me dejó muchas enseñanzas que estoy aplicando en mi carrera día tras día”.

Si bien estos nuevos reconocimientos a su trabajo le generan “mucha alegría y felicidad”, Florencia remarcó que también implican “un compromiso y una responsabilidad, porque significa que alguien está esperando algo de mí. Gracias a Dios, mi familia me ayuda en todo para seguir adelante con esta pasión”.

Además, desde febrero pasado también cuenta con el apoyo de Wynwood 28, una galería de Miami con la que cerró un acuerdo para que la representen en diferentes mercados internacionales.

“Ellos venían siguiendo mi obra y tuvimos un primer contacto informal en diciembre pasado. Lo seguimos vía mail y en febrero, viajé a firmar el acuerdo, que es una gran ayuda para mí. Estaba recibiendo muchas invitaciones y no sabía cómo canalizarlas, cómo priorizarlas. Ahora, ellos se encargan de esos temas y de a poco vamos definiendo una agenda: esta semana Nueva York, en invierno Buenos Aires y Mendoza y a fin de año, otra vez al Basel Week de Miami. A una le gustaría ir a todos lados, pero también soy madre y esposa. Entonces, hay que estudiar muy bien cada propuesta porque no se puede hacer todo”.

Al hablar de ArtExpo, Aise comentó: “elegí el mismo tipo de obra que en el Art Basel, dónde el público la acogió de buena manera, pero en tamaños más variados. Además he mostrado la otra cara de mi trabajo, el collage, para ver si realmente funciona como el hiperrealismo. Tuve la posibilidad de trabajar en el verano en Estados Unidos y en ese momento, dejé todo listo para esta cita”.

Por lo visto en el Pier 92-94, la obra elegida causó el impacto que se buscaba. De hecho, le permitió a la galería ganar un premio, en parte, por la propuesta ofrecida al público.

“Siempre la idea es causar algo en el espectador, no pasar desapercibido, pero la verdad es que no esperábamos un premio. Se ha reconocido el trabajo de Wynwood 28 y también el que hacemos nosotros que, como en el caso de Kike (Testasecca), reflejan mucho de Mendoza. Entonces, el orgullo es doble”.