Sociedad Sábado, 10 de septiembre de 2016 | Edición impresa

Los cien hombres que le dicen “basta” a la violencia de género

Un libro que se presenta hoy en la Feria reúne micro ficciones sobre el tema escritas por autores masculinos.

Por Redacción LA

Generar conciencia para decir basta a la violencia hacia las mujeres es el objetivo de una obra gestada por autores  mendocinos y de otras provincias que se propusieron poner de relieve la problemática y plasmarla en forma de micro ficciones. 

Así, el libro “¡Basta! Cien hombres contra la violencia de género”, se plantea como un nuevo disparador que llama a la reflexión para dar cuenta de situaciones cotidianas que revisten todas las formas de maltrato que se viven puertas adentro de los hogares. La primera tirada será de 400 ejemplares que podrán conseguirse desde hoy en la Feria del Libro. 

Leandro Hidalgo, sociólogo y uno de los editores que participó de este proyecto, explicó que la idea de convocar a escritores para que aportaran sus textos desde una mirada masculina fue justamente   completar la edición de los ejemplares “¡Basta!, cien mujeres contra la violencia de género”, un libro que años atrás se replicó en la mayoría de los países de Latinoamérica.

Ahora, la meta propuesta  era que Argentina contara con su propio  libro. Otros países, como Chile, Venezuela, Bolivia, Colombia y Estados Unidos, ya tienen el suyo.

“Queríamos sumarnos a este proyecto latino para lograr que desde la literatura se ponga sobre la mesa esta grave problemática, que está tan naturalizada en la sociedad”, explicó Hidalgo, quien junto a un grupo de colegas presentará el libro  hoy en el marco de la Feria del Libro que tiene lugar en el Espacio Cultural Julio Le Parc.

A lo largo de cien micro ficciones -de las cuales 27 pertenecen a escritores mendocinos- la propuesta llama a la reflexión: “Se trata de situaciones cotidianas que a veces no son percibidas por las mujeres y que muchas veces son señales de una violencia clara y explícita”, reflexionó el sociólogo, y agregó que una manera de decir “basta” a la violencia es justamente incluyendo a la problemática en la literatura.

Desde su punto de vista, la experiencia de “lograr que los propios hombres se pongan en la piel de la mujer planteó un desafío y a la vez ayudó a redoblar el compromiso para que nunca más haya que lamentar víctimas en manos de la violencia machista”.