Economía Lunes, 2 de enero de 2017 | Edición impresa

Los autos más vendidos subieron hasta 41% en 2016

El comportamiento de precios fue muy dispar durante el año. Las agencias aseguran que el promedio del mercado se mantuvo por debajo del índice inflacionario.

Por Mariano Zalazar - mzalazar@losandes.com.ar

En los últimos 12 meses los autos más vendidos de la Argentina aumentaron de precio hasta un 41%. Desde las concesionarias reconocieron los incrementos, pero aseguraron que “en general las subas estuvieron por debajo de la inflación y se compensaron con bonificaciones”.

Tomando como referencia a los diez autos más populares del país, según la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (Acara), se observan subas muy dispares, que van desde el 15% al 41% anual.

Curiosamente, los tres autos que más aumentaron durante 2016 fueron los tres más vendidos, considerando siempre la versión más barata disponible.

Actualmente lidera el ranking el Fiat Palio. De acuerdo a las listas de precios de la Cámara de Comercio Automotor (CCA), la versión más económica de ese auto subió de $ 157.750 en diciembre de 2015 a $ 218.500 en diciembre de 2016. La diferencia es de $ 60.750 y 38,51%.

Similar fue la variación del Volkswagen Gol Trend, cuyo modelo más accesible para los compradores se incrementó de $ 143.379 a $ 197.796 en el período analizado. En ese caso la suba fue de $ 54.417 y 37,95%.

Por su parte, el Renault Clio, vehículo que completa el podio de los autos más vendidos, pasó de costar $ 144.200 en diciembre de 2015 a $ 204.400 en la actualidad. Es decir que en los 12 meses tuvo una suba de $ 60.200 y 41,75%.

El resto de los autos del top ten de ventas tuvieron incrementos dispares, aunque la mayoría se mantuvo por encima del 30% de suba anual.

El que menos subió fue el Chevrolet Onix. La versión más barata costaba $ 207.400 hace 12 meses y hoy, ese mismo modelo, se comercializa en $ 240.000 (15,72% de variación) con rediseño de por medio. 

También fue relativamente baja la variación del Renault Sandero y la Ford Ecosport Kinetic (ver aparte).

El papel de la inflación

El 2016 fue un año muy particular para el sector automotor. Se normalizaron los niveles de stock, retornaron las promociones a las concesionarias y volvieron a crecer las ventas después de dos años de retracción. 

Sin embargo, la inflación siguió avanzando y los autos no lograron escapar a las subas de precios. Representantes de diferentes concesionarias de Mendoza analizaron el momento del mercado y hablaron del comportamiento de la inflación en el sector.

Carlos Segura, gerente general de Honda y Peugeot en Sur France, reconoció que el aumento que muestra la Cámara de Comercio Automotor para el Peugeot 208 es real (33,3%).

“Los precios reaccionaron en la primera parte de 2016 por la devaluación y la inflación, pero desaceleraron mucho en la última parte del año y tienden a estabilizarse”, indicó.

También dejó su opinión Sergio Montanaro, gerente General y Financiero en Yacopini Sud. “El precio general del mercado ha subido un 30% en promedio, quedando por debajo de la inflación”, apuntó.

“Algunos autos, como el Gol Trend 5 puertas tuvieron una variación menor. Según las listas de precios ese modelo tubo un incremento del 18% en el último año. Es la versión más vendida del Gol”, comentó Montanaro.

“Es positivo además que en los últimos meses ha desacelerado la inflación en el sector automotor, llegando a una variación del 1% mensual”, indicó.

Más allá de lo ocurrido en el año, no hay que olvidar que en temporadas pasadas los precios de algunos de los autos más populares del mercado subieron considerablemente por encima de la inflación.

 

Descuentos  al consumidor

En 2016 las concesionarias invadieron el mercado con bonificaciones de decenas de miles de pesos y promociones especiales. 
Carlos Segura, de Peugeot, explicó que esa situación se logró gracias a la normalización de stock que alcanzó el mercado tras la liberación del cepo cambiario. 

“Al tener más unidades disponibles se pudieron hacer campañas más agresivas para compensar las subas de precios y mejorar las ventas. Afortunadamente el mercado ha respondido”, indicó.

Desafortunadamente para las automotrices, en los últimos tres meses se observó una sobre oferta de stock no deseada.

“La profunda crisis del mercado de Brasil repercutió en las exportaciones de autos hacia ese país. Por eso las fábricas dejaron muchos autos dentro del país y los derivaron a las agencias locales”, señaló Segura.