Sociedad Sábado, 2 de agosto de 2014

La radio del Borda celebró los 23 años al aire

Para festejar se compraron nuevos equipos. "Tenemos una antena y un transmisor que potencia 20 veces al que teníamos", contó el director.

Por Télam

Con nueva antena y renovados equipamientos de transmisión, la radio La Colifata, que transmite desde hace 23 años desde el hospital porteño Neuropsiquiátrico José T. Borda, festejó otro año al aire, con nuevos proyectos de inclusión. 

Las sillas en círculo, el micrófono de mano en mano dando voz a los miembros de la comunidad del Borda, los mensajes de los oyentes y la música que inundó el patio del hospital, fueron el escenario de la transmisión especial de la emisora que hoy inauguró nuevos equipos. 

El psicólogo Alfredo Olivera, creador y director de la radio, mostró a quienes participaron de la fiesta colifata, la nueva antena comprada con un subsidio estatal. 

"Hoy tenemos una antena y un transmisor que potencia en 20 veces el que teníamos; tenemos más alcance, programación musical, con artística y microprogramas, y gradualmente vamos a ir incluyendo espacios en vivo", contó el profesional. 

La radio comenzó a transmitir en 1991, siendo la primera en el mundo en hacerlo desde un psiquiátrico, con la conducción de internos y ex internos del Borda, en el marco de una experiencia de comunicación terapéutica para generar vínculos entre los usuarios y el mundo exterior. 

La ampliación del proyecto radial fortalece la tradicional transmisión de los sábados a la tarde desde el hospital, donde los protagonistas son las personas internadas en el Borda, a lo que sumarán transmisiones móviles y un estudio radial extra hospitalario. 

"Queremos construir un estudio fuera del hospital para las personas que salieron de la psiquiatría y no tienen interés en volver, un espacio donde puedan encontrarse con otros actores de la comunidad", explicó el psicólogo. 

Fernando es uno de los que no quiere volver. Estuvo un año internado y logró "volver a tener la palabra gracias a la radio", mientras se ocupa de vender remeras, películas, audios y libros sobre La Colifacta, que también pueden conseguirse por internet y que sirven para sustentar el emprendimiento. 

Personas internadas, ex internos, psiquiatras, acompañantes terapéuticos, familiares, público y funcionarios se sumaron a la rueda radial. 
Martín Sabbatella, titular de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (Afsca) compartió la emisión especial de la radio, que "recibió subsidio estatal en el marco de dos leyes, la de Servicios Comunicación Audiovisual y la de Salud Mental", señaló. 

La experiencia colifata se replica en FM Desate de las internas del neuropsiquiátrico porteño Braulio Moyano, en Radio Los Inestables de Córdoba, y en experiencias similares en Suecia, España, Italia, Polonia y Francia, donde Olivera está trabajando y llevando la experiencia de la radio argentina. 

A través de la página de Facebook de La Colifata llegaron saludos de distintos lugares del mundo, los que eran compartidos con la audiencia por uno de los conductores de mayor edad, que con una tablet en mano, invitaba a participar de la emisión festiva. 

"Esta es una historia de inclusión, de compromiso con los usuarios que marcó una tendencia para abrir las puertas de los institutos de internación", resaltó Sabbatella. 

Leonardo Gorbacz, autor de la Ley Nacional de Salud Mental y Gustavo López, subsecretario general de la Presidencia también participaron del encuentro en el Borda. 

La Colifata recibió la subvención para equipamientos para radios comunitarias a través del Fondo de Fomento Concursable para Medios de Comunicación Audiovisual (Fomeca). 

"Impactamos en salud mental porque nos jugamos en lo social, porque salimos de los circuitos tradicionales de la salud mental, para producir salud mental", reflexionó Olivera.