• Domingo, 7 de agosto de 2016
  • Edición impresa

La humanidad vive “a crédito” desde mañana

Según ONGs ecologistas, ya consumimos todos los recursos que teníamos disponibles para 2016. A partir de ahora, gastamos a cuenta del futuro.

Agencias

La humanidad habrá consumido mañana, lunes 8 de agosto, la totalidad de los recursos que el planeta puede renovar en un año, por lo que vivirá “a crédito” hasta el 31 de diciembre, calculó la Organización No Gubernamental (ONG) Global Footprint Network, a la vez que consignó que este momento llega más pronto cada año.

El lunes 8 de agosto marca para la Tierra el “Día del Sobregiro” (“Earth overshoot day” en inglés). A partir de esa fecha, “vivimos a crédito”, anunció la ONG en un comunicado conjunto con World Wide Fundation (WWF).

Para hacer el cálculo, Global Footprint tiene en cuenta la huella de carbono, los recursos consumidos para la pesca, la ganadería y la agricultura, así como la construcción y el uso de agua.

En 2015, el Día del Sobregiro de la Tierra llegó el 13 de agosto. La fecha “avanza inexorablemente desde los años 70” del siglo pasado, recuerdan las ONGs. En 1970, ese día llegó el 23 de diciembre y desde entonces, no ha cesado de adelantarse.

“Para satisfacer nuestras necesidades, actualmente necesitamos el equivalente a 1,6 planetas” por año, señalaron ambas organizaciones.
“El costo de este sobreconsumo ya es visible: penuria de agua, desertificación, erosión del suelo, caída de la productividad agrícola y de las reservas de peces, deforestación, desaparición de especies”, enumera el comunicado.

“Vivir a crédito sólo puede ser provisional porque la naturaleza no es un yacimiento en el que podamos extraer indefinidamente” recursos, subrayan.

Las emisiones de CO2, el principal gas de efecto invernadero, son el factor más importante de rebasamiento: representan el “60% de nuestra huella ecológica global”, precisan la WWF y Global Footprint.

Según el informe anual sobre el estado del Clima, un documento publicado el martes pasado, en el que participaron 450 científicos del mundo entero, las emisiones de gas de efecto invernadero alcanzaron niveles récord en 2015.

Algunas de las causas que están detrás de este aumento del consumo de recursos naturales se encuentran en el crecimiento de la población mundial, así como de sus niveles de vida. En especial, en de los países con un mayor sector energético como los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica).

 

 

Solución: el ahorro de recursos

Si adherimos a las metas establecidas por el acuerdo climático de París adoptado por cerca de 200 países en diciembre pasado, la huella de carbono necesitará disminuir gradualmente hasta llegar a cero en 2050.

Costa Rica generó el 97% de su electricidad a partir de fuentes renovables durante los primeros tres meses de 2016.

Portugal, Alemania e Inglaterra también demostraron niveles revolucionarios de potencial de energía renovable este año, cuando el 100% de su demanda eléctrica fue cubierta por renovables durante varios minutos o, en el caso de Portugal, por varios días.

En China, mientras tanto, el gobierno ha definido un plan para reducir el consumo de carne de sus ciudadanos en un 50%, el cual se calcula reducirá las emisiones de dióxido de carbono de la industria ganadera china por un millón de toneladas al 2030.