• Domingo, 19 de febrero de 2017
  • Edición impresa

Iván Noble: “Seguir en la ruta es lo único que importa”

El ex Caballeros de la Quema vuelve para resumir más de veinte años rockeros en un mismo escenario. Será la figura principal de la Vendimia del Shopping, agendada para el próximo miércoles. “Es ingenuo pensar que una canción pueda enfurecer los poderes establecidos”, dice.

Pablo Pereyra - ppereyra@losandes.com.ar

Durante todo enero, quien fuera la principal figura de Los Caballeros de la Quema, condujo por tercer año consecutivo un programa de verano en una FM de Cariló, un formato informal que se viene sumando a "Cuánto cuesta este capricho", el proyecto que capitanea Iván cada martes desde hace dos años en la FM Nacional Rock.

"Bobby Flores - el director artístico de la emisora, me convocó desde el año pasado y todavía sigo", se apresuró a contar Iván al comenzar la entrevista. 

Su espacio en el éter no ha interrumpido para nada sus actuaciones. De hecho, tocó el 12 de enero en Pinamar, abriendo la temporada de conciertos playeros organizados por Cultura de Buenos Aires y por estos días activó un calendario itinerante que lo llevará por La Plata, Neuquén, Bahía Blanca y Montevideo y el miércoles 22 de febrero, regresará a Mendoza como protagonista principal de la "Vendimia del Shopping". 

Más adelante le queda presentarse por segunda vez en Niceto Club, el 10 de marzo, un revival de lo sucedido en diciembre, luego del exitoso debut allí en el que ofreció un show de antología.  

Según testigos, lo sucedido en diciembre fue una experiencia vibrante. Hacía mucho tiempo que Iván no tocaba en Capital Federal y el recital sonó intenso, orgánico, envolvente y la audiencia coreó "Todos atrás y Dios de 9", "Patri", "Un minuto antes de dejar de quererte", "Hasta estallar".

Y todos esperamos que también podamos reiterar este clima  en la playa de estacionamiento del centro comercial, junto con el repertorio de su álbum del año pasado "Perdido por perdido".   

- ¿Cómo se arma el repertorio?¿Se organiza sobre la marcha?

- Tenemos una colección que prácticamente está armada en un 90 por ciento y en estos shows al aire libre, más populares, se prestan para hacer un repaso de canciones de todas las épocas, que uno supone que la gente tiene ganas de escuchar, tanto de mi etapa solista como en la época de Caballeros de la Quema.  

- ¿Cómo resolvés el tema de incorporar canciones que por ahí no tenés ganar de volver a tocar? 

- En realidad, hay canciones que te van cansando por épocas. Lo que pasa que a esta altura hay mucho repertorio, entre  mi etapa solista y con Caballeros son más de diez discos y tengo canciones de sobra para elegir. Y cuando comienzo a cansarme de alguna,  busco en el banco de suplentes y reemplazo. 

- Te lo decía por ejemplo por "Buenos Aires esquina Vietnam" que estaría cumpliendo 25 años.

- Es verdad. Quizá haya una posibilidad de festejar este aniversario. Lo estoy pensando. Pero todavía no lo he decidido. 

- ¿Y te gusta por ahí escuchar discos del pasado?

- No me gusta hacerlo. Le huyo a esa idea. Pero por ahí lo hago para recuperarlas para un repertorio de giras. Lo tengo que hacer para acordarme de cómo se tocan. Lo más común es que las canciones viejas te las recuerden más los fans que uno mismo que las hizo. De vez en cuando resucitamos algún tema de aquellas épocas. 

- ¿Estos aniversarios te inspiran a hacer balances? 

- La verdad que no. No se puede alzar la copa para hacer balances. Lo que sí veo que el paso del tiempo es un balance en sí mismo. Uno siente que es un afortunado, que hace mucho tiempo que está con esta carrera. Eso de tener la suerte de poder vivir de lo que me gusta hacer. Y seguir en la ruta. Es lo único que importa, creo yo. 

- Pasaron eventos este verano en la costa. El arresto de las chicas que hacían topless, y más... ¿En el programa te daban ganas de opinar sobre el tema?

- Me sincero. Una de las cosas que me pasa cuando veo pasar el tiempo es que tengo menos ganas de andar con el dedito levantado sobre diferentes temas. Eso lo dejo más bien para los asados con los amigos. Me parece que últimamente está demasiado sobrevalorada la opinión de los, entre comillas, artistas y aledaños.

Esa tendencia, con respecto a opinar de todo, hablando con autoridad sobre casi cualquier cosa y en estas épocas ásperas, un poco bravas, hay que ser cuidadoso con lo que se habla y sobre todo saber de qué se está opinando. Una cosa es que en la sobremesa uno diga ‘a mí me parece que el feminismo…  ”, y otra cosa es involucrarse en temas más peliagudos en los medios. O pelearse con 140 caracteres... es demasiado. Y además, la gente está muy sensible. 

- ¿Cómo manejás las redes sociales? 

- Prácticamente no entro demasiado a Facebook, por un lado. Sólo activamos la fanpage para comunicar las giras. Y veo que Instagram es más personal, pero en realidad, a esta altura, lo mejor que se puede hacer con las redes sociales es primero no tomárselas tan en serio y segundo, usarlas sólo para comunicar. Convidar fechas, canciones, videos y más. Para decir la verdad, estoy un poco cansado de las redes sociales. 

- Una vez dijiste que tenías ganas de hacer un recital vía streaming,  ¿está en tus planes próximos?

- Es mi sueño. Pero como soy algo analfabeto con esa tecnología estoy ahora tratando de asesorarme en el tema. Y tengo muchas ganas de que eso pase algún día, pronto. Estaría bueno mostrar canciones nuevas, emitir recitales en vivo en mi casa, sobre todo eso me entusiasma: salir poco de mi casa. 

-Hace poco tanto Gorillaz como Depeche Mode lanzaron canciones  con un toque político y crítico. ¿Pensás que los temas pueden tener una influencia revolucionaria o es demasiada ingenua esta postura? 

- No está mal que uno sienta que una canción puede tener un mensaje con poder contracultural. Pero en realidad, a esta altura del siglo, en esta historia del rock y el pop, de ninguna manera una canción puede hacerle cosquillas a un gobierno.

Te digo un ejemplo claro. Hace más o menos cuarenta años los Pink Floyd lanzaron una canción llamada “Money” que era corrosiva, crítica al sistema capitalista, pero al mismo tiempo fue una canción que los hizo millonarios. Una de las canciones más vendidas de la historia. Al rock no le queda otra cosa que morderse la cola con estas paradojas. Creo que es una mirada muy ingenua pensar que una canción pueda enfurecer los poderes establecidos. 

La banda que acompañará a Iván Noble está formada por Ale López en batería ; Pablo Álvarez en bajo ; Rubén Casco en teclados, Benjamín López Barrios y Agustín De Carli en guitarras.  

 

La ficha

Vendimia del Shopping
Pisada de la Uva, elección de la Reina de Guaymallén y la actuación de Iván Noble. 
Día: miércoles 22 de febrero.  Hora: 20:30. 
En: Playa oeste del Mendoza Plaza Shopping (Avenida Acceso Este 3280, Guaymallén). 

Entradas: sector general: una entrada por una caja de leche. Sector especial, canje de una entrada presentando una factura de compra de $600 o más. Canjes al lado de Neverland, a beneficio del Banco de Alimentos Mendoza.