Estilo Lunes, 11 de septiembre de 2017 | Edición impresa

Golpe al corazón: amor que cura

En la tira que debuta esta noche a las 22.15, Sebastián Estevanez y Eleonora Wexler son dos personas que han sufrido mucho en la vida y que intentarán sanar sus heridas juntos a pesar de las adversidades que los acechan.

Por Redacción LA

Sebastián Estevanez (46) y Eleonora Wexler (43) encabezan el numeroso elenco de “Golpe al corazón”, la nueva tira del prime time que arranca hoy por la pantalla de Telefé a partir de las 22.15.

La nueva creación del productor Enrique “Quique” Estevanez se centra en los avatares de “El Toro” Farías (su hijo, Sebastián Estevanez), un boxeador quien luego de perder a su esposa en un accidente automovilístico (Sabrina Garciarena), decide convertirse en enfermero en una suerte de compensación existencial, ya que la ambulancia se demoró demasiado en llegar y no alcanzó a auxiliar a su pareja al momento de su muerte.

Las leyes del melodrama clásico lo llevan a conocer a la bella médica Marcela (Wexler), dueña también de un pasado atravesado por el dolor, una cualidad capaz de unirlos tanto como otro dato fundamental desconocido por ambos, un hecho que cuando se revele resultará determinante en la relación amorosa.

La heroína perdió la vista tras una golpiza en un intento de abuso, permaneció en la oscuridad hasta lograr un trasplante de córneas y en la actualidad trabaja en el mismo hospital que el galán, pero está casada con otro profesional del lugar, un ser bastante oscuro (Ramiro Blás).

Donación de órganos, responsabilidad civil frente a los accidentes, el negocio implícito en la administración de la salud y la violencia doméstica son algunos de los temas centrales de la trama.

 

 

Fiel a una estructura clásica de telenovela, el destino juega un rol fundamental en el argumento y guía a las criaturas a cruzarse unas con otras en pos de aclarar misterios y acercará a los integrantes de la dupla protagónica, contra quienes acechan infinitas adversidades.

Ámbitos diferenciados

“Una historia de amor, linda para ser contada y actuada porque es inteligente y tiene muy buen humor”, describió Wexler, sonriente, en la breve presentación de la novela que se realizó la semana pasada a cargo del director de contenidos de Viacom-Telefé para el Cono Sur, Darío Turovelzky, quien reveló haber visto diez capítulos juntos (el equipo ya tiene grabados más de treinta episodios), porque la línea argumental resulta “atrapante y no podía dejar de verla”.

Tres ambientes bien diferenciados atraviesan la ficción: la clínica, lugar de reunión de los amantes y sede de otro romance, a cargo de los jóvenes Victorio D’Alessandro y la enfermera María del Cerro; el bar vecino, liderado por la seductora Viviana Saccone, deseosa de reencontrarse con su hijo perdido, y el espacio más doméstico compartido por la familia del galán.

Georgina Barbarossa vuelve a encarnar a la madre del protagonista, aunque en un registro bien diferente al que popularizó en “Dulce amor” (2012) y los hermanos de Estevanez serán Yoyi Francella (la hija menor de Guillermo, hoy con 23 años) y Stéfano De Gregorio (22) quien regresa a la pantalla de Telefé después de haber debutado con Cris Morena en “Casi ángeles” (2007), ahora como el hermano menor adoptivo del personaje de Estevanez.

Las villanas cumplen un rol fundamental en la trama filmada a un ritmo sostenido y, según describió Claudia Lapacó: “esta vez hago de una mala tremenda, estoy contenta porque la historia tiene de todo: emoción, humor y mucha acción”, mientras que Manuela Pal y Sabrina Rojas, se perfilan como otros personajes capaces de complicar el desarrollo de la historia de amor principal.

Miguel Ángel Rodríguez, Julia Calvo, Natalia Lobo, Facundo Espinosa, Liliana Benard, Julián Serrano, Germán Kraus, Marcelo de Bellis, Laura Laprida, Stéfano De Gregorio, Betty Villar, Fabio Aste, Sonia Zavaleta, Franco Pucci y Sebastián Cura completan el nutrido elenco.

 

El gran desafío 

El público, a partir de esta noche, tendrá la última palabra y decidirá si adopta el cuento de los enamorados que transforman sus heridas en servicio a los demás como compañía para sus noches durante la semana.

En estos tiempos de series extranjeras y streaming, el desafío que enfrenta esta nueva ficción nacional no es poco, y mucho más en Telefé después del fracaso que significó el levantamiento de “Fanny, la fan”.

Producir ficción en nuestro país es muy caro y la única manera de recuperar los costos es vendiendo después las novelas a otros países como Israel, Ecuador, los Estados Unidos o Turquía, que son buenos consumidores de ficciones argentinas.

Sin embargo, nuestro país está muy lejos de la capacidad productiva de Brasil, México o Colombia, donde hay mucha más oferta laboral y mejor paga, lo que atrae a actores de todo el continente para novelas que resultan grandes superproducciones.

 

 

Presencia mendocina

En un papel secundario pero relevante y que seguramente dará que hablar (es la típica mucama chsimosa), “Golpe al corazón” cuenta con la presencia de la actriz y guionista Liliana Benard, nacida en Mendoza hace 68 años y toda una figura en el terreno del teleteatro, ya que participó en casi 50 de los más recordados de la tevé argentina. Fue la Hermana Renata en “Papá corazón”, la emblemática novela de 1973 que protagonizó Andrea del Boca, con quien también trabajó en “Andrea Celeste” (1979, primera telenovela argentina emitida en color).

Antes había pasado por “Me llaman Gorrión” (1972) junto a Beatriz Taibo y Alberto Martín y trajinó las grabaciones de “Pelito” (1983 - 85) telecomedia que vio debutar a los entonces adolescentes Adrián Suar, Julián Weich y Gustavo Bermúdez, además de Guido Kaczka con 6 años.

Liliana Benard es sobrina de la también actriz mendocina Elcira Olivera Garcés (1924 - 2016) y prima del cantautor y cineasta mendocino Leonardo Favio (1938 - 2012).

Benard es, además, una consumada autora de guiones televisivos. A ella se deben títulos como “Con pecado concebidas” (1993), el unitario en el que Moria Casán, Nora Cárpena y María Valenzuela eran tres presidiarias en fuga que se hacían pasar por monjas, e “Inconquistable corazón”, la telenovela de 1995 que protagonizaron Pablo Echarri, Pablo Rago y Paola Krum.

También ha escrito guiones para telenovelas mexicanas, colombianas y hasta españolas.