Policiales Martes, 19 de septiembre de 2017

Fraude al Casino: 2 cajeros detenidos y 3 más en la mira por el robo de más de $600.000

El Instituto de Juegos y Casinos y la fiscalía de Delitos Económicos detectaron supuestas irregularidades en el pago duplicado de premios.

Por Juan Manuel Torrez - jtorrez@losandes.com.ar

El Instituto Provincial de Juegos y Casinos (IPJyC) y la fiscalía de Delitos Económicos investigan una supuesta malversación de fondos de al menos cinco cajeros del Casino que se desempeñan en la sala central de San Martín y Brasil, en Godoy Cruz, y quienes estarían involucrados en un pago duplicado de decenas de tickets con premios que ascienden la suma total de más de 600.000 pesos.

A partir del trabajo de la Fiscalía, ya hay dos cajeros detenidos: Jonathan Herman (27), a quien se le encontraron el miércoles pasado tickets de premios guardados más dinero en efectivo -más de 10.000 pesos-; y Walter Sarmiento (35), quien tenía en su poder varios de estos tickets, lo que se sospecha que los cobraría en otro momento.

Mercedes Rus, una de las directoras del IPJyC, quien se ha constituido como querellante en la causa, informó a Los Andes que la investigación comenzó a partir de irregularidades que se detectaron en base a controles cruzados que se realizan a nivel gerencial todos los meses.

 

 

En esta ocasión, se detectó un faltante de más de 600.000 pesos, pero que podría ser más dinero, en todo el mes de agosto y parte de septiembre.

"A través de un sistema de verificación notamos que serían cinco quienes realizaron maniobras, en principio, fraudulentas", aclaró la funcionaria.

El modus operandi consistía en volver a cobrar los tickets de los ganadores del casino que se presentaban en el cajero. Si bien el sistema alertaba al cajero sobre un pago duplicado, en teoría el empleado podía continuar con el procedimiento para retirar el dinero, expresó Rus, aunque especificó que este punto está en investigación.

"El sistema avisa que está pagado ese premio, pero lo que hay que determinar es, si se insiste de manera ilícita, se pueda llegar a pagar nuevamente", acotó.

Asimismo, sostuvo que los montos cobrados han sido variados, pero la mayoría han sido sumas pequeñas de dinero que iban desde los 500 hasta los 5.000 pesos.

Rus indicó que la primera operación sospechosa corresponde al 3 de octubre y que una vez que el IPJyC detectó las maniobras irregulares, avisó a la fiscalía de Delitos Económicos, quienes mantuvieron la causa -que lleva adelante la fiscal Susana Muscianisi- en secreto para poder detener a los dos empleados sospechosos.

"Han sido muy burdos. Nosotros creemos que se trata de un caso de malversación de fondos públicos, ya que el cajero es quien tiene a su cargo el control, la administración y la vigilancia del dinero que maneja", opinó Rus.

Finalmente, la directora del Casino sintetizó que los tres empleados restantes sospechados, han sido separados por el momento de su cargo y que están investigando "si no hubo connivencia entre ellos".