Policiales Viernes, 17 de febrero de 2017 | Edición impresa

El acusado del femicidio en Carrodilla ya había sido denunciado por su propia madre

Su madre dijo que en noviembre inculpó a su hijo por golpes. Pero su mujer negó los hechos en la fiscalía.

Por Ignacio Zavala Tello - izavala@losandes.com.ar

La madre de Federico “Mono” Camargo (40), quien fue imputado anoche por el homicidio doblemente agravado de Natalí Calderaro, ya lo había denunciado por golpearla a ella y a su nuera en noviembre del año pasado. Pero la pareja del sindicado como autor del femicidio negó entonces los hechos. El miércoles fue encontrada sin vida en su casa de Carrodilla, Luján de Cuyo.

Tras ser imputado por el fiscal de Homicidios, Gustavo Pirrello, por “homicidio doblemente agravado por el vínculo y por violencia de género”, se esperaba que Camargo fuera trasladado al penal de Boulogne Sur Mer en el transcurso de esta mañana.

Con el correr de las horas y el avance de la pesquisa, se logró determinar cómo sucedieron los hechos que el miércoles terminaron con la vida de la mujer de 31 años. Luego de almorzar, la pareja se retiró a su habitación y entonces comenzó una violenta discusión. Alrededor de las 18.30, vecinos de la manzana “T” del barrio Buena Vista escucharon los gritos típicos de una pelea, pero al cabo de unos minutos se acallaron.

La madre del acusado se percató del ataque cuando se despertó y se dirigió a la cocina. Allí se encontró con el hombre visiblemente alterado, quien abandonó la casa. Alarmada por el comportamiento de su hijo, Rosa Garde se dirigió al departamento interno -donde vivía la pareja- y encontró a su nuera con evidentes golpes por lo que pidió auxilio a los servicios de emergencias.

El alerta recibido en el Centro Estratégico de Operaciones fue catalogado como "intoxicación medicamentosa", indicaron fuentes oficiales. Pero todo era parte de un ardid perpetrado por el técnico en telecomunicaciones para hacer pasar el crimen como un suicidio.

Los médicos constataron rápidamente que la víctima no había ingerido pastillas sino que había sido brutalmente golpeada. El cuerpo de Calderaro yacía boca abajo en la cama. Los profesionales debieron darla vuelta para iniciar maniobras de reanimación cardiopulmonar durante una hora pero los intentos por salvarle la vida fueron infructuosos.

“El cuerpo de la mujer tenía múltiples contusiones y hematomas. Estaba muy golpeada en la cara y tenía lesiones en distintas partes del cuerpo. El personal de Policía Científica y los forenses advirtieron que, además, tenía signos de ahorcamiento alrededor del cuello”, confió a Los Andes un pesquisa.

Denuncia previa

Camargo no sólo tenía antecedentes penales por lesiones, amenazas agravadas, robo agravado en poblado y en banda, encubrimiento y hurto simple, sino que su propia madre lo había denunciado en noviembre del año pasado.

Garde acudió a la Oficina Fiscal 15 de Luján de Cuyo y denunció a su hijo de haberla golpeado a ella y a su nuera. Desde esa dependencia judicial citaron a Calderaro para que ratificara o rectificara la denuncia que la incluía como víctima, pero la mujer negó los hechos, aseguraron fuentes judiciales a este diario.

Natalí Calderaro y Federico Camargo tienen una hija de un año y medio, quien durante la tarde del miércoles -mientras la casa estaba llena de peritos, médicos y policías- permaneció al cuidado de una vecina.

La Justicia le dio intervención al Órgano Administrativo Local para que determinara quién quedaría a cargo de la tutela. Desde ese organismo decidieron que la menor permanecerá momentáneamente al cuidado de esa vecina, con quien la niña tiene buena relación. Si bien se citó al abuelo materno de la nena, ella no tiene afinidad con el hombre por lo que, por el momento, se descartó que quede a su cargo.

El “Mono” Camargo fue detenido alrededor de las 23 del miércoles en el barrio Tres Estrellas de Godoy Cruz. El 13 de febrero pasado, dos días antes del homicidio de su pareja, el hombre compartió en su perfil de Facebook una polémica frase: “El problema de ser bueno es que un día te cansas de que te agarren de pelotudo y cuando los mandas a todos a cagar sos un loco o un sorete”.