Economía Martes, 21 de marzo de 2017 | Edición impresa

Falleció el conocido empresario Jacques Matas

Desde hace tiempo y luego de la crisis de su firma -hoy recuperada por trabajadores- se había alejado de los medios. Sus pasos y polémicas.

Por Miguel Ángel Flores Isuani - mflores@losandes.com.ar

El empresario francés Jacques Matas dejó de existir ayer, y detrás suyo  una estela de hechos, como la malograda Industrias Matas, que lo proyectó a otros roles protagónicos como coequiper de Raúl Moneta en la privatización de los bancos Mendoza y Previsión Social, entre otros.

La pelea judicial de 3 años para no ceder la fábrica de productos deshidratados en Guaymallén fue su último fracaso. Con la quiebra, la hoy ex Matas pasó a manos de varios de sus empleados, a los que con su familia quiso impedir que se constituyera la actual Cooperativa de trabajo La Terre, una empresa recuperada que de quiere recuperar mercado.

Los '90 fueron su década de  esplendor y mayor poderío. Como banquero, accionista de Edemsa, la principal distribuidora eléctrica de Mendoza, y también miembro del directorio del Consejo Empresario Mendocino (CEM), que fundó junto con su consuegro Orlando Terranova e integró desde 1999 hasta 2006. 

“Era participativo; le preocupaba el futuro de Mendoza y temas como las exportaciones y el valor agregado”, recuerdan los que lo trataron en la etapa en la que se conocieron los primeros informes sobre finanzas públicas y promoción industrial del CEM, del que  se alejó cuando comenzaron los problemas en su industria.

En su faceta de empresario de la energía, Matas no sólo participó de la generación hidroeléctrica (en Hinisa) y el transporte (Distrocuyo) sino que llegó a tener 20% de acciones de Edemsa.

Fue en 2004  como socio de Mendivert, junto los empresarios Omar Álvarez y José Angulo, que tenía 40% del paquete accionario y se quedó con el 45% de Electricité de France de la compañía privatizada en 1998  por casi U$S 170 millones. Una oferta del tándem Vila-Manzano, hoy controlantes, lo convenció de vender.

Tal vez participar del grupo Magna-República fue el capítulo más oscuro de su trayecto empresarial: con Enrique Pescarmona y otros 17 hombres de negocios, Matas controló 50% de Magna, el consorcio que llevó a los antiguos bancos estatales a su quiebra y desguace así como a su posterior imputación por subversión económica de la que más tarde fue sobreseído.

En 2001, luego de recibir un premio a la Innovación como exportador por parte del entonces presidente Fernando de la Rúa, fue denunciado por contrabando de menta, uno de los insumos de Industrias Matas.

En los últimos años, la crisis financiera de su firma (llegó a deber más de $ 100 millones) lo alejaron más de la exposición pública.