• Jueves, 14 de septiembre de 2017
  • Edición impresa

El 60% de las multas son por estacionar donde no se debe

En doble fila, obstruyendo rampas peatonales, frente a puentes, en paradas de micros... ¿por qué la gente usa lugares prohibidos?

Ignacio de la Rosa -idelarosa@losandes.com.ar

Sobre cordones amarillos, invadiendo la senda peatonal, a pocos metros del disco que expresamente lo prohíbe, obstruyendo rampas en las esquinas, en doble fila, en la entrada de puentes particulares o sobre paradas de colectivos...

En cualquiera de sus versiones, las infracciones por mal estacionamiento son las más usuales entre los conductores mendocinos. En promedio, representan más de la mitad de las actas mensuales labradas por las comunas, por lo que se han convertido en una de las problemáticas de tránsito a resolver por los organismos del Estado, que se preguntan: ¿por qué estacionamos tan mal los mendocinos?

Un multa por mal estacionamiento cuesta alrededor de 800 pesos -es una falta leve-, aunque en el caso de Ciudad tiene una particularidad: si el conductor deja el vehículo mal estacionado y se baja durante un lapso (dure lo que dure) se convierte en una falta grave y la sanción asciende a 2.320 pesos. Es precisamente esta comuna donde mayor cantidad de multas por esta infracción se aplican (90% de las labradas en todo un mes).

Las Heras y Guaymallén, por su parte, aún no han institucionalizado el control vial municipal, aunque es algo que quedará oficializado en el transcurso de los próximos 6 meses una vez que se apruebe la nueva Ley de Tránsito provincial (ya tiene media sanción).

En estos municipios, las sanciones corren por cuenta de la Policía Vial de Mendoza (lo mismo que en las rutas provinciales y otras zonas que no son jurisdicción municipal, como el Barrio Cívico y el Parque San Martín). Sin embargo, de las multas que aplica esta repartición apenas 25% responden a infracciones por estacionar mal.

“La Policía Vial está más abocada a las rutas y no tanto a la zona urbana. Es el agente municipal el que más trabaja con el estacionamiento, ya que es una problemática propia de las zonas urbanas. Por eso es que este tipo de actas no representan a las más labradas”, destacó el director de Seguridad Vial de la provincia, Oscar Hómola.

 


¿Prohibido estacionar?

Si se analiza departamento por departamento, la Ciudad de Mendoza es la comuna donde mayor representación tiene el mal estacionamiento entre las infracciones multadas. Esto potenciado por un dato para nada menor: el parque automotor propio de este departamento es de 110.000 vehículos, aunque a diario se suman 270.000 más que entran a la jurisdicción. 

“Por mes se ponen 6.500 multas, de las cuales 85% son leves, 5% son graves y 10% son gravísimas. Casi la totalidad de las leves son por estacionamiento en doble fila o en lugares donde está prohibido o no autorizado. Permanentemente estamos aplicando estas multas, en especial durante las horas pico. Es un tema cultural del mendocino, que por un lado quiere bajarse en la puerta del lugar al que va, y por el otro insiste en que es ‘un minutito’. Pero en ese tiempo produce congestión, y afecta a todos”, resumió el secretario de Seguridad Ciudadana de la comuna, Raúl Levrino.

El detalle es que en Ciudad no solo las faltas leves contemplan los casos de mal estacionamiento, sino que algunas de las graves también lo involucran. “Cuando la persona abandona el auto dejándolo mal estacionado, constituye una falta grave. Entonces dentro del 5% de estas infracciones también es muy común el estacionamiento incorrecto”, destacó el funcionario. De esta manera, 9 de cada 10 actas que se labran al mes son por esta falta.

Otro departamento donde las multas por mal estacionamiento también pisan fuerte es en Maipú. Aquí el porcentaje de infracciones que labra la policía de tránsito municipal llega a 80% (8 de cada 10), mientras que la mayoría de los reclamos y denuncias particulares que llegan a esa oficina tienen su génesis en este problema.

“En un radio de 12 manzanas hay 8 bancos, las 4 escuelas más grandes del departamento, 2 jardines de infantes nucleados, además de la Municipalidad y sus dependencias y los comercios. Toda esta concentración provoca un colapso que se evidencia en vehículos detenidos en doble fila, estacionados en lugares para personas con discapacidad, sobre sendas peatonales y hasta en los sectores para camiones de caudales de los bancos”, destacó el director de Tránsito de Maipú, Raúl Álvarez.

 

En los horarios de ingreso y salida escolar, las cuadras donde se ubican los establecimientos educativos se convierten en verdaderos “hormigueros”.

 

Incluso, resaltó que todos los días los llaman desde algún banco del microcentro maipucino para denunciar que un par de vehículos ha subido a la vereda y estacionado en el sector dispuesto espacialmente para el camión de caudales.

En Godoy Cruz, en promedio, la mitad de las multas aplicadas en los últimos 4 años han sido por mal estacionamiento. “Claramente es la falta que más se sanciona”, reconoció el director de Tránsito de la comuna, Lisandro Delgado, quien agregó que al año se aplican unas 6.000 multas a conductores que dejan el auto en lugares donde está prohibido hacerlo.

El funcionario municipal, resaltó que donde mayores reclamos se registran, y donde más está creciendo esta problemática, es en la zona periférica del departamento. “La zona comercial y de mayor afluencia es donde más se controla, por lo que de a poco la gente va tomando mayores cuidados. Otro factor clave es que en Godoy Cruz todas las esquinas tienen rampas para personas con discapacidad, por lo que también se dan casos de de obstrucción con los vehículos”, indicó Delgado.

A modo de ejemplo, el director de Tránsito del departamento resaltó que durante el último premio Patrono Santiago en la zona del Hipódromo, en el barrio San Ignacio -vecino al predio- e inmediaciones se labraron 67 actas, en un solo punto y en menos de un día. “Hay que respetar al otro, no sólo a las normas”, sintetizó.

Por su parte, el subsecretario de Tránsito de Luján, Carlos Sala, destacó que la reciente aplicación del estacionamiento medido en parte del centro departamental ha ayudado mucho en lo que se refiere a control y organización. “Entre 35% y 40% de las multas que se aplican en un mes corresponden a mal estacionamiento. En muchas de las zonas del Centro se ha controlado, pero todavía tenemos episodios muy comunes en Chacras de Coria”, destacó Sala. El funcionario indicó que el acta por mal estacionamiento es muy fácil de aplicar, pero difícil de identificar después ya que se aplica al vehículo y no al dueño.

Además, Sala anunció que ya está todo listo para que se comience a trabajar con estacionamiento medido también en la zona de boliches, uno de los núcleos de mayor conflictividad en cuanto al ordenamiento de vehículos. “Los fines de semana estacionan en cualquier lado quienes van a bailar. Ya está pasando en la rotonda de los Caracoles o en la que inauguramos recientemente en la Panamericana, y los cuidacoches son los dueños de la calle”, aseguró.

 


El drama de las escuelas

En los horarios de ingreso y salida escolar, las cuadras donde se ubican los establecimientos educativos se convierten en verdaderos “hormigueros”. Pero el mayor caos se evidencia en la calzada y con los vehículos. Sin embargo, en estas zonas los inspectores municipales optan por advertir a los conductores antes que multarlos.

“En horario escolar es terrible el tema de la doble fila. En Maipú obviamos la multa en estos casos -porque no daríamos abasto-, pero siempre están los inspectores haciendo mover a los autos. Los padres los dejan en cualquier lugar con el argumento de que quieren quedarse tranquilos viendo a los hijos entrar al colegio”, destacó Álvarez, de Tránsito de la comuna.

"En el caso de un colegio con matrícula para 800 chicos, en horario de entrada y salida hay 500 autos en una cuadra, y muchos se detienen en doble fila. Aquí se hace una excepción con las multas, pero están atentos los inspectores para hacer circular a los automovilistas. Se les pide que estacionen más lejos y que acompañen caminando a los hijos”, indicó Levrino (de Ciudad), quien resaltó que suele ser más crítica la hora de salida de los chicos, ya que los padres llegan con mucho tiempo de anticipación y se quedan esperando mal estacionados . “Hasta se quedan hablando en la puerta del colegio con otros padres también, con el auto en doble fila”, acotó. El funcionario indicó que esta excepción se hace únicamente en la zona de escuelas.

 

Alertas ante los autos dejados en cualquier lado

Los reclamos y denuncias sobre estacionamiento incorrecto son de los más recurrentes en el grupo de Facebook “Mendocinos en Alerta”, creado por Los Andes para darle lugar y voz a los ciudadanos.

Por ejemplo, Estela denunció hace pocos días que muchos vehículos se detienen sin culpa en el cordón amarillo de la esquina de Pueyrredón y Belgrano (Ciudad), a cualquier hora del día, para comprar en la verdulería que allí existe. 

En la misma zona -sobre Palero-, Virginia contó que una persona se instala con su auto todos los días a vender sus productos a pocos metros del cruce del Metrotranvía. También hay denuncias por autos estacionados en las veredas y sobre puentes en Godoy Cruz. 

 

Los conductores

“Hace falta que los propios municipios den una solución al tema e inviertan en playas o espacios más amplios para poder estacionar. El conductor estaciona mal porque no tiene donde meter el auto, y eso no es culpa del ciudadano. Además, los municipales están desesperados por recaudar con las multas 
(Mariana, 27).

“En calle Montevideo -entre Mitre y 25 de Mayo- siempre hay autos sobre los puentes. Hace unos días había uno estacionado ahí aún teniendo lugar en la calle. Le dije que no podía estacionar allí y me increpó diciéndome que tenía lugar suficiente para pasar, y que la rampa estaba hecha para estacionar 
(Diego, 36).

Muchos lectores volcaron sus denuncias sobre conductores que dejan sus vehículos mal estacionados en el grupo Mendocinos en Alerta. Vos también podés mandar tu reporte.