Sociedad Viernes, 20 de febrero de 2015 | Edición impresa

Esperan el regreso del padre Yáñez al hogar de menores

En mayo, el sacerdote dejó la entidad con sede en Monte Comán, pero extraoficialmente se supo que se le ha pedido que vuelva a hacerse cargo del Hogar San Luis Gonzaga.

Por Daniela Larregle - dlarregle@losandes.com.ar

Contener y dar un hogar a chicos desamparados y judicializados, con problemas de adicciones, fue durante años el trabajo que realizó en el distrito sanrafaelino de Monte Comán, el sacerdote Fernando Yáñez. Pero en mayo de 2014, tras una serie de diferencias con la Dinaf y una acusación contra su persona, se cansó y dejó de estar al frente del Hogar San Luis Gonzaga.


Sin embargo ahora, a menos de un año, los trascendidos y los rumores en Monte Comán señalan que Yáñez volvería a estar frente a la institución.
"Han pintado, también estuvieron arreglando los baños, los dormitorios", indicó un vecino que no quiso dar su nombre pero aseguró: "Creo que está todo listo para que vuelva el Padre (por Yáñez) a trabajar con los pibes".


Si bien no es una buena noticia para todos, porque otros como María, una vecina de la zona, "es un problema tener estos chicos por acá", para otros "lo importante es que cuando están en el Hogar están contenidos, aprenden oficios y no andan haciendo daño o robando por ahí".


Al parecer sólo faltaría el permiso del obispo de la diócesis de San Rafael, Eduardo Taussig, a Yáñez para que éste pueda volver a trabajar con los menores que tienen problemas con la Justicia.


Según allegados son algunos magistrados -en especial del Fuero de Menores- y autoridades municipales quienes buscan que el sacerdote esté otra vez al frente del hogar. Aseguran que es una persona que sabe tratar con los jóvenes, que tiene las herramientas y las instalaciones para poder llevar adelante la tarea. Además esta vez incluiría a chicos de los tres departamentos sureños.


Está pendiente de resolución una denuncia realizada en abril del año pasado contra el sacerdote Yáñez por un supuesto abuso sexual a un interno. Según trascendidos en breve podría haber una resolución judicial, que desvincularía al cura, ya que habrían evidencias de que se trataría de una maniobra para sacarlo del hogar. 


El espacio donde funcionará el hogar es el mismo donde estaba y, según los vecinos, son los mismos operadores y chicos los que trabajaron durante estos días para dejarlo a punto.

Aunque pareciera estar todo listo para el regreso del padre Yáñez, habrían ciertas condiciones que el sacerdote solicitó para volver a hacerse cargo.

Por ejemplo, que el gobierno ponga a la cantidad de operadores necesarios, con todo en regla, en blanco y que se les pague el adicional por riesgo que corresponde, ya que éstas fueron algunas de las falencias que hubo anteriormente y Yáñez no quiere que se repitan.

El hogar albergaría a unos 20 chicos, pero se podría anexar otro espacio para recibir a más jóvenes. El San Luis Gonzaga es una casa que, además de las habitaciones, comedor, sala de estar y cocina, incluye talleres para la capacitación de los jóvenes.

Es un lugar que en un principio se pensó para los chicos, tanto del COSE como del hogar C en San Rafael, que querían cambiar de vida. El sacerdote es el fundador y director del Hogar San Luis Gonzaga que albergó hasta 45 jóvenes judicializados y del asilo de ancianos "De la Inmaculada y San José". 

Ayer Los Andes intentó infructuosamente comunicarse con Yáñez, y sólo consiguió que algunos vecinos comentaran que estaba de viaje. Resultó imposible comunicarse con autoridades provinciales.