Sábado, 23 de septiembre de 2017
  • Sábado, 14 de junio de 2014
  • Edición impresa

Histórico: Holanda brilló y goleó con autoridad al campeón del mundo

España ganaba con el penal de Xavi Alonso, pero la "Naranja Mecánica" lo dio vuelta y se impuso 5-1 con goles de Van Persie (2), Robben (2) y De Vrij. Desquite de los de Van Gaal después de la final perdida en Sudáfrica 2010. Es el peor inicio de un campeón vigente. Galería de fotos y goles.

AFP

España se colocó en una posición delicada en el Mundial de Brasil-2014 al ser goleada en su debut contra Holanda (5-1), este viernes en Salvador, en partido del Grupo B, en una repetición de la final de Sudáfrica-2010 en que la selección naranja se tomó cumplida revancha.
Arjen Robben, apuntado con el dedo en la final de hace cuatro años al no marcar en un mano a mano con Iker Casillas en la derrota contra España, se tomó también su venganza particular al marcar el segundo y el quinto tanto de su equipo.

La humillación fue completada con otro doblete de Robin Van Persie y un tanto del defensa Stefan de Vrij, en un partido en que España se había colocado por delante en el minuto 27 con un tanto de Xabi Alonso de penal.

Esta derrota complica mucho el futuro de España en este Mundial. Deberá ganar a Chile y a Australia, para poder optar a una de las dos plazas clasificatorias.

Y si lograra la segunda plaza, tendría que afrontar probablemente un difícil partido de octavos de final contra Brasil, favorito para ganar el Grupo A.

España se adelantó en el minuto 27 al transformar Xabi Alonso un penal cometido por Stefan de Vrij sobre Diego Costa, en un partido en que el hispano-brasileño fue insultado y abucheado por el público de Salvador.

Pero cuando parecía que España llegaría en ventaja al descanso, sobre todo tras un buena oportunidad de David Silva en el minuto 43, que se quedó solo ante el portero Jasper Cillessen y el guardameta desvió a córner, Holanda logró empatar en la jugada siguiente por medio de Robin Van Persie (44).

El delantero holandés del Manchester United remató de cabeza un centro de Daley Blind, que pilló a Iker Casillas adelantado.
Holanda consumó la tragedia española en el minuto 53 cuando de nuevo Blind colocó un balón al área, donde controló el balón Robben, sin que Sergio Ramos y Gerard Piqué pudieran detenerlo, y batió a Casillas con la izquierda.

De Vrij aumentó la cuenta en el minuto 64 al rematar cerca de uno de los palos un tiro libre desde la izquierda de Wesley Snejder.

Después llegarían dos nuevos tantos de Van Persie (72), en un error de Casillas al fallar en un pase atrasado, y de Robben (80), en un contragolpe en que se escapa de Sergio Ramos por velocidad y bate de nuevo a Casillas.

Las cosas habían comenzado bien para España, ya que en el minuto 8, un pase de Arjen Robben dejó en situación de gol a Wesley Sneijder, pero en el uno contra uno, le ganó Iker Casillas, que esperó el disparo del holandés y lo rechazó con las manos.
La primera ocasión española llegó en el minuto 10, con un disparo de Andrés Iniesta que se marchó alto por poco.

España mantenía la posesión de la pelota, mientras Holanda jugaba con las líneas muy juntas para no dejar espacios a los centrocampistas españoles, mientras había un marcaje férreo a Andrés Iniesta y Xavi Hernández.

Al mismo tiempo, los holandeses cerraban las bandas para evitar las subidas de los laterales españoles. Robin Van Persie apoyaba cerrando espacios a las subidas de César Azpilicueta y lo mismo hacían Snejder y Robben con Jordi Alba.

España no encontraba el hueco pese a su mayor posesión de balón, hasta que llegó el penalti a Diego Costa.
Holanda pudo haber empatado en el minuto 32 cuando un centro de Daley Blind desde la izquierda se paseó delante de la puerta de Iker Casillas, sin que llegara Van Persie a rematarlo.

Poco antes de que empatara Holanda, España pudo haber aumentado la ventaja, ya que Andrés Iniesta puso un pase magistral a David Silva, quien se quedó solo ante el portero Jasper Cillessen, pero el intento de globo del canario se encontró con los dedos del guardameta, que desvió a córner.

Fue lo último que se vio de España, después llegó el festival holandés.