• Lunes, 28 de agosto de 2017

El hombre que atropelló a Alan en el Acceso Sur dijo que pensó que le querían robar

Ayer entregaron su Porsche Cayenne. Alan tenía 21 años, lo atropellaron y el conductor huyó. El acusado dice que creyó que le robaban

Redacción LA

El conductor del vehículo que mató a Alan Villouta Bazán (21) se entregó esta mañana, dos días después de atropellar al joven que salía de trabajar de una pizzería en La Barraca

Los familiares de Alan pedían ayuda para encontrar el coche, que ayer fue entregado a la policía. Se trata de una camioneta  de alta gama Porsche Cayenne

El acusado, César Alejandro Verdenelli, quedó imputado por homicidio imprudente, según confirmó este mediodía el fiscal Carlos Torres en conferencia de prensa. Está aprehendido en los calabozos de la Dirección de Investigaciones.

“Se presentó espontáneamente y manifestó que pensó que le querían robar, que le habían arrojado algo en la camioneta”, contó Torres.

“Dice que no había visto que se trataba de una persona”.

La investigación policial seguirá adelante, ya que entre el sábado a la madrugada y hoy pasaron dos días. La justicia quiere saber si Verdenelli tenía alguna sustancia en el cuerpo, si iba alcoholizado y si sus dichos son ciertos.

Una familia destrozada

“Ni siquiera a los animales los dejan así”, dijo el papá del chico, Andrés Alday, quien se quejaba por el hermetismo del caso.

"Cruzó por el Acceso porque en el puente era inseguro, lo asaltaban", contó su tío Gabriel Alday, quien convocó a una marcha esta tarde a las 14 en la Plaza San José, frente a la Comisaría 25

“Alan era un chico excelente, sin maldad, sus padres y sus seis hermanos están destrozados”.

La gente aseguraba que el accidente fue protagonizado por un auto Peugeot blanco. La camioneta es bastante parecida al auto al que aludían quienes vieron algo.