Viernes, 21 de julio de 2017
  • Miércoles, 5 de julio de 2017
  • Edición impresa

El Malvinas mostró un buen marco

Más de 20 mil hinchas del Tomba desafiaron el mal tiempo y dijeron presente en el coloso provincial.

Diego Bautista - Gabriel Leal

Durante varios días lo hinchas de Godoy Cruz, vía redes sociales, fueron convocando a la gente para que llevaran globos, banderas y papelitos para recibir al equipo frente a Gremio de Porto Alegre. El Tomba jugaba un partido histórico anoche y había que estar a la altura de las circunstancias.  

Desde el propio club se había pedido mucho aliento y color para darle apoyo al elenco de Lucas Bernardi, haciendo hincapié principalmente (se publicó un comunicado oficial) en que no se podía llevar pirotécnica, teniendo en cuenta que está prohibido por la Conmebol y alertando sobre una importante multa económica.

Ya la institución bodeguera debió desembolsar mucho dinero por la aparición de bengalas y bombas de estruendo en partidos anteriores. Igualmente cuando ingresó el equipo tombino, la dirigencia preparó un show de fuegos artificiales, pero afuera del estadio, lo que le dio un recibimiento espectacular al equipo.

Por eso los simpatizantes, que se acercaron al estadio en gran número, colmaron la popular sur y mostraron todo su repertorio, además alzaron los celulares para iluminar todo el estadio apelando a una aplicación especial, en una imagen impactante y que seguramente recorrerá el mundo futbolístico. Sin dudas los hinchas le dieron un marco espectacular al choque de la Libertadores. Según los especialistas en la materia, más de 20 mil personas estuvieron presentes en el Malvinas.

Presencia brasileña

Unos cincuenta hinchas de Gremio que se ubicaron en la popular Norte, pocos pero se hicieron escuchar con bombos y mucho aliento.

También mostraron algunas banderas y se volvieron felices a Brasil por el triunfo de su equipo.

Excelente drenaje

Sin dudas que la jornada lluviosa de ayer dejaba dudas sobre cómo podía responder el campo de juego del Malvinas. Lo cierto es que el drenaje del máximo escenario futbolístico de la provincia se aguantó la cantidad de agua que cayó en la previa y durante el partido, por lo que en ningún momento se complicó el juego tanto para los brasileños como para los mendocinos.