Política Miércoles, 13 de septiembre de 2017 | Edición impresa

El Gobierno quiere la ley de tránsito y tienta al PJ

Funcionarios aseguran que los municipios podrán hacer multas en las rutas. No se desarmará la policía vial provincial.

Por Cinthia Olivera - colivera@losandes.com.ar

La nueva ley de Tránsito, que obligará a todas las municipalidades a tener su cuerpo de preventores, está en la etapa de discusión. Ante los reparos de la oposición, que critica la falta de transferencia de recursos para la aplicación de la nueva obligación, el Gobierno salió a tentar a los diputados.

Por un lado, aseguraron que, al revés de lo que dice el Partido Justicialista, los departamentos más chicos tendrán una buena capacidad recaudatoria, si salen a las rutas a buscar a los infractores.

“Si uno se pone a ver cuánto pueden recaudar, sorprende ver la cantidad de multas que pueden registrar en las rutas. Van a poder accionar en las rutas nacionales y provinciales. Desde ya van a necesitar menos estructura”, señaló Néstor Majul, subsecretario de Relaciones con la Comunidad y uno de los funcionarios más cercanos al gobernador Cornejo.

En segundo lugar, el Ejecutivo remarcó que el Gobierno provincial no se retira de la función de controlar las calles y rutas. “Los 430 policías viales seguirán cumpliendo sus funciones. La Provincia sigue manteniendo la jurisdiccionalidad, por lo que el personal que está trabajando en la faz vial se sigue manteniendo”, explicó Oscar Hómola, director de Tránsito. En este sentido, dijeron que los municipios “se suman” a la tarea de control.

Según Hómola, la Provincia seguirá disponiendo de toda la estructura y el personal ya destinado a la tarea vial, aunque hará hincapié en los lugares más alejados o de difícil acceso para los departamentos. 

“Lo principal no pasa por lo económico, porque estamos convencidos de que los municipios que no tienen nada, pueden afrontar la nueva tarea a partir de reestructurar el personal con el que cuentan”, aseguró Majul.

El funcionario, junto a otros tres representantes del Ejecutivo, estuvo ayer en la comisión de Legislación y Asuntos Constitucionales (LAC) de Diputados, en donde atajaron los cuestionamiento del PJ, que no se muestra convencido de apoyar la norma. El debate tendrá un round más el martes que viene, cuando esperan ya lograr despacho y así poder tratarla en el recinto, para que sea ley.

El proyecto plantea que de acá a un año, en forma escalonada, todos los municipios tengan su propio cuerpo de preventores y de juzgados administrativos municipales, encargados de ordenar el tránsito dentro de sus límites y resolver los conflictos viales.

El PJ apunta a que la obligación de la ley impondrá a los intendentes asumir una nueva responsabilidad, sin contar con los recursos necesarios y específicos.

“Los municipios tendrán que hacerse cargo de la vestimenta, de crear las oficinas, de las computadoras, los teléfonos”, enumeraron los opositores.

En este sentido, en el Gobierno aseguraron que la inversión es mínima y que incluso podrán contar con los vehículos que secuestren, poniéndolos en uso para las tareas de control, o bien rematándolos.

“Hoy no hay una estipulación de cuánto tiempo puede pasar con un vehículo secuestrado. Un ejemplo es la playa San Agustín. Con esta ley, pretendemos que en seis meses se resuelva esa situación y el rodado esté a disposición del intendente, para que sea volcado a la seguridad vial o para algo que los municipios necesiten”, comentó Majul.

 

Cámaras en los autos: una idea que puede prender

En el marco de la discusión de la ley de Tránsito, el diputado Marcos Niven (PD) “testeó” ayer cuál fue la impresión en el Ejecutivo sobre su idea para que los autos incorporen una cámara que registre el desempeño de cada conductor. El proyecto de ley fue presentado la semana pasada por el legislador, miembro del bloque Cambia Mendoza.

Los funcionarios de Cornejo, sin dar un visto bueno definitivo que asegure el tratamiento y sanción del proyecto, ponderaron la idea. “Todo avance tecnológico que se pueda aportar a todo lo que tiene que ver con lo vial, bienvenido sea. Si me preguntan por una opinión, me parece que podríamos empezar con un proyecto de esta naturaleza para el transporte público y ver cómo funciona”, consideró Majul.