• Lunes, 20 de marzo de 2017

Bajó la mortalidad infantil en Mendoza: alcanzó a 7,7 cada mil nacimientos en 2016

Así lo informó el gobernador Alfredo Cornejo y sostuvo que se trata de la tasa “más baja de la historia”. En 2015 fue del 8,4 cada mil.

Redacción LA

El Gobierno provincial anunció una baja en la tasa de mortalidad infantil en Mendoza. Según informó hoy el gobernador Alfredo Cornejo, en 2016 fue del 7,7 por cada mil nacimientos, por lo que aseguró que se trata de “la tasa más baja de la historia”.

“Esta disminución responde a una política de Estado. Hemos dado un salto cualitativo en el sistema de salud en los últimos años”, afirmó el mandatario.

"Podemos anunciar que Mendoza tiene la tasa de mortalidad infantil más baja de su historia”, subrayó Cornejo.

El gobernador también destacó que año a año la cifra fue bajando y dio detalles de los números: “Desde 2011 la cifra se viene reduciendo. En 2016 se registró la tasa más baja: 7,7 cada mil recién nacidos (RN) vivos. Hay 43 niños menos con respecto a 2015, cuando se registraron 8,5 cada mil RN, es decir que el índice bajó casi un punto”, afirmó el mandatario.

Además, el Gobernador resaltó que “no se trata del logro de un Gobierno sino del logro de un sistema que viene mejorando todos los días y que ha tenido un salto cualitativo en 2016. Esto nos obliga a reflexionar sobre las mejoras de todo el sistema en su conjunto, donde debemos agradecer a quienes integran  cada uno de los efectores”.

El mandatario señaló: “Aspiramos que esa cifra siga cayendo sustantivamente, año tras año. Para ello debemos reforzar la tarea”. Por su parte, La ministra de Salud, Claudia Najul sostuvo: “La baja del indicador nos muestra que en la provincia de Mendoza la salud materno-infantil es una política de Estado. Desde hace seis años, el indicador viene descendiendo ininterrumpidamente”.

“Queremos que todas las mujeres de Mendoza tengan a sus niños en maternidades seguras”, dijo Najul, tras informar que es necesario que las maternidades “cuenten con el equipamiento, anestesia, quirófano, sangre segura, atención y reanimación neonatal y traslado para brindar seguridad al binomio madre-hijo”.

“Hemos reforzado el seguimiento de los niños que nacen con dificultades y esto también es producto del trabajo en red”, concluyó Najul.