• Lunes, 20 de marzo de 2017

El futbolista alvearense Luciano Cabral continuará preso hasta la fecha del juicio

Está acusado de haber participado en el crimen de un joven. La Justicia cree que existe riesgo de fuga y seguirá en la cárcel de San Rafael.

Redacción LA

El jugador de fútbol alvearense, Luciano Cabral, acusado por la muerte de Joan Villegas Gualpa (27) continuará detenido hasta que el caso llegue a juicio, según lo determinó esta tarde la Cámara de Apelaciones de San Rafael.

El tribunal consideró que existe riesgo de fuga por lo que Cabral deberá esperar tras las rejas la realización del debate, previsto para dentro de 5 o 6 meses.

El futbolista de 21 años estaba a préstamo en el club Atlético Paranaense de Brasil en el momento de su detención. Junto a él están arrestados su padre, dos de sus primos y un menor de edad.

Luciano pasa sus días está en un pabellón de la cárcel de Encausados de San Rafael. El deportista llegó a su barrio natal el pasado 22 de diciembre a pasar las Fiestas de fin de año con su familia, como hacía cada vez que podía.

 

 

La mañana del 1 de enero a las 8, Joan Villegas -que según su madre no había salido la noche anterior- llegó en su moto al barrio Circunvalación y alguien le pidió que lo llevara a comprar algo.

De acuerdo con lo que figura en el expediente a partir de testimonios, en ese sitio Villegas se encontró con algunos de los Cabral, "con los que se tenían bronca desde hacía tiempo", indica una fuente judicial consultada por este diario.

A Villegas lo corrieron hasta que en Calle 5 y Chacabuco lo atraparon. Entre al menos cinco personas lo golpearon brutalmente y uno de los agresores lo remató de la peor manera: tomó un pedazo de cordón de la calle y se lo arrojó en la cabeza. Villegas, que estaba en el piso, no se levantó más: murió en el acto.

El futbolista y sus familiares fueron acusados de haber cometido el homicidio.