Policiales Martes, 21 de marzo de 2017 | Edición impresa

El futbolista alvearense Cabral continuará preso

Lo resolvió el más alto Tribunal. Por lo tanto, el jugador de Argentinos Juniors deberá esperar en prisión, junto a su padre y otros imputados.

Por Eduardo Luis Ayassa - eayassa@losandes.com.ar

Ni sobreseimiento ni el recupero de la libertad para Luciano Cabral, el futbolista del club Argentino Juniors, sino que la Cámara de Apelaciones de San Rafael, en la tarde de ayer, ratificó su detención, por lo que ahora continuará preso, junto a su padre y otros imputados, hasta la realización del juicio en su contra acusado por la muerte a golpes de Joan Ariel Villegas Gualpa, en un hecho de sangre con que se despertó el 1° de enero, todo el departamento de General Alvear.

En un fallo con la firma de los jueces Alejandro Celeste, Ramón Pérez Pesce y María Camiletti avalaron la investigación de la fiscal, ratificado también por el Juzgado.

 

Riesgo procesal

La Cámara, en su fallo, consideró que, con la libertad del jugador de fútbol, “hay riesgo procesal, como fugarse o entorpecer la investigación de la Justicia”.

Con esos argumentos echó por tierra el reclamo de la defensa de Cabral, en su intento de que el jugador fuera sobreseído (o sea desvinculado del hecho investigado) o en su defecto el recupero de la libertad a la espera del juicio. Y también la garantía de someterse a proceso, ofrecida por el Club Argentino Juniors.

Más adelante los magistrados consideraron que las pruebas que hay en su contra son "contundentes", por lo que rechazaron el pedido de la defensa.

 

 

Los tres detenidos

Luciano Cabral no es el único detenido por el crimen de Joan Villegas ya que en el penal de San Rafael está acompañado por su padre: Oscar Cabral, de 44 años, y Alexis Olguín, de 18.

También hay dos menores acusados en el hecho. Uno de 17 años, que recuperó la libertad aunque a disposición  de la Justicia y otro de sólo 13 años, por lo que es inimputable y por lo tanto fue desvinculado del caso.

 

El primer crimen del año

Ocurrió el 1° de enero y se convirtió en el primer hecho de sangre del 2017.

Joan Ariel Villegas Gauna tenía 27 años y fue atacado en horas de la madrugada en la intersección de las calles Chacabuco y 5, cerca del barrio Inmigrante, en el sureño departamento de General Alvear. Su cuerpo sin vida fue encontrado varias horas después.

Según la investigación la víctima había sido brutalmente golpeada con piedras y escombros, muriendo por un golpe que le provocó hundimiento de cráneo.

Tras el hecho, y tomando las versiones de ocasionales testigos, la policía logró identificar a los posibles autores, siendo Oscar Cabral uno de los primeros en ser detenido, mientas que su hijo, un par de días después, se entregó a las autoridades, oportunidad en que quedó, hasta ahora, detenido, situación que se extenderá hasta el juicio.