Mundo Domingo, 14 de diciembre de 2014

Ecuador: 13 muertos tras un derrumbe en la mayor central hidroeléctrica del país

Además se registraron 12 heridos cuando colapsó un túnel en la sala de máquinas de la central Coca Codo.

Por Agencia AFP

Trece personas murieron y doce resultaron heridas al registrarse un accidente en la sala de máquinas de una central hidroeléctrica que una empresa de China construye en la Amazonia de Ecuador, informaron hoy autoridades.

"Grave accidente ayer noche en Coca Codo. 13 fallecidos confirmados: 10 ecuatorianos y 3 chinos. Nuestro abrazo a sus familias y compañeros", dijo el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, a través de su cuenta en Twitter.

 

Previamente, el gobernador de la provincia amazónica de Sucumbíos (este), Yofre Poma, manifestó que "la información que tenemos en este momento es: 13 personas fallecidas".

El funcionario rehusó ofrecer más información del accidente en la hidroeléctrica Coca Codo Sinclair, una obra emblemática, ubicada entre las provincias amazónicas de Napo y Sucumbíos, que emplea a casi 7.000 personas (un 20% de nacionalidad china).

La central es construida por la empresa Sinohydro de China y está financiada por ese mismo país.

La radio pública de Ecuador indicó que se había producido un colapso en un túnel de la sala de máquinas de la central y que los heridos estaban siendo atendidos en un hospital de la población de El Chaco, en Napo.

"Estamos evaluando qué es lo que ha sucedido. Es algún problema que estamos teniendo en una de las tuberías de presión", manifestó el jefe técnico de control del proyecto, Dennis Salgado. Precisó que el accidente se produjo "en la zona del pozo vertical de la tubería de presión", que da hacia la subterránea casa de máquinas de la hidroeléctrica.

Salgado apuntó que obreros aún desalojaban encofrados y escombros en el sitio del percance.

Coca Codo Sinclair, una obra que costará unos 2.245 millones de dólares, entrará a operar en febrero de 2016 y generará unos 1.500 megavatios, un 36% de la energía que consume actualmente Ecuador.

En abril pasado, cuatro chinos murieron a causa de una explosión en las obras de otra hidroeléctrica que se construye en el sur de Ecuador, también financiada por Pekín.

Las víctimas fueron cuatro técnicos en explosivos que perecieron durante la ampliación de un pozo subterráneo de la central Sopladora, construida por la china Gezhouba, según Tito Torres, gerente de negocios de Hidropaute, la empresa estatal que dirige la construcción.

Las obras forma parte de una red de ocho hidroeléctricas en construcción con la que Ecuador, un país petrolero, espera dejar de importar energía eléctrica y convertirse en un exportador de energía limpia.