Economía Jueves, 21 de septiembre de 2017 | Edición impresa

Vuelve la conversión de autos a GNC

Con 269 equipos instalados, en agosto aumentó 25 por ciento la transformación de automotores en la provincia. Además, el que pasó fue el mejor mes para el sector en lo que va del año. Lo atribuyen al menor costo de colocación. Circulan unas 125.000 unidad

Por Miguel Angel Flores Isuani - mflores@losandes.com.ar

Una brecha de precios que se mantiene en unos $ 10 respecto de las naftas, con una lógica estabilización de la demanda del GNC, dibuja mejores perspectivas para los talleres de instalación de equipos en Mendoza que, tras un 2016 y parte de 2017 más bien flojos, están de parabienes. Percepción con datos objetivos: en el último mes 269 vehículos en Mendoza se convirtieron, 25% más que en julio.

Aunque lejos de la época de esplendor, agosto ya es el mejor mes de 2017 y supera levemente al mismo mes del año anterior, para un parque automotor de unas 125 mil unidades que usan GNC en la provincia. El mercado había tocado fondo en junio con 161 colocaciones, cifra similar a la parcial de setiembre, según el registro de Enargas en base a información electrónica de puntos de venta.

Incluso le alcanza para ocupar el número 1 en la región Cuyo, por delante de San Luis (138), San Juan (121), y La Rioja (22).

"No es la misma situación en Buenos Aires que aquí en Mendoza, donde la brecha con los combustibles líquidos es menor, pero sin duda estamos mejor. Algunas declaraciones sobre que tenía que valer igual que la nafta y el temor de que el tarifazo en el gas natural se trasladara a las conversiones, hicieron caer el piso a 6 mil en todo el país. Conforme la gente perdió el miedo y recuperó la confianza estaremos llegando a los 8.500, aunque el nivel óptimo para todos sería 12 mil", consideró Hugo Lamy, presidente de la Cámara Argentina de Productores de Equipos de Gas (CAPEC), y titular de Cervantes Gas.

La calle confirma el panorama. Sin dar números, en varias estaciones de servicio aseguraron que luego de algunos meses de caída las ventas repuntaron.

Según Juan, con 15 años en una boca de Maipú, "empecé cuando el gas valía $ 0,25. Ahora sale casi $ 12 y se vende todo. Aunque haya habido un bajón, el usuario de GNC no deja de utilizar el auto".

 


Costo, brecha y crédito

Entre los automovilistas hay defensores a ultranza. "No tengo referencia de lo que es usar un auto naftero porque toda la vida tuve GNC y creo que nunca dejó de convenir. De hecho, la intención era traspasar el equipo del anterior, pero al final opté por comprar un vehículo que ya traía uno", aseguró Martín Sosa, mientras llenaba el cilindro de su Ecosport.

Pasada la crisis por el salto de $ 5/$ 6 por metro cúbico a $ 9,99 (en zonas más alejadas del Gran Mendoza puede llegar a $ 12), las cuentas empiezan a cerrar más luego de que los equipos de quinta generación se reacomodaron de $ 22 mil en 2016 a $ 18 mil, con una amortización promedio de 9 meses.

Para Lamy "estaban caros y hoy son convenientes". El cálculo de los instaladores es simple: con $ 10 de brecha con los líquidos ($ 11,50 promedio x m3 de gas contra $ 22 por litro de nafta), a un consumo de 7 litros diarios se logra ahorrar $ 2.100 mensuales, hasta con un rendimiento más favorable (1,10 contra 1 del líquido). Una instalación hoy terminará de amortizarse en junio de 2018; si es 4ta generación ($ 13 mil) el retorno será en 7 meses como mucho.

A eso se suma el financiamiento. Tanto desde Capec como la Cámara Argentina del GNC reclamaban por la exclusión del rubro del Plan Ahora 12 y Ahora 18. Hoy admiten que es el medio de pago más elegido y tracciona ventas.

Más medidos se muestran desde Amena (Asociación Mendocina de Expendedores de Nafta y Afines) con una lectura: los 125 mil vehículos a GNC en Mendoza son 12 mil menos que los que circulaban en 2016, con ventas que habían caído 12% en junio, aunque no registran datos del segundo semestre.

A criterio de su titular, Domingo Franchetti, "poco a poco se pasa el susto de 2016 y se vuelve al gas aunque hay que esperar para pensar en una tendencia estable en lo macro. La mejoría en las ventas es algo aleatorio según estaciones y zonas, pero los ingresos siguen siendo inferiores a los egresos". 

 

Una instalación hoy terminará de amortizarse en junio de 2018 si se coloca un equipo de quinta generación que cuesta unos $ 18 mil. 

 

Futuro optimista 

En Mendoza, el acumulado en lo que va del año arroja casi 1.900, contra un total, en 2016, de 4.192 unidades. A nivel nacional, con un ritmo de unos 8 mil mensuales hasta fin de año, los empresarios proyectan redondear U$S 98 millones con 92 mil conversiones. Algo menos que los U$S 120 millones del año pasado con otras 119.576. 

En Argentina, la cantidad de vehículos a gas alcanza a 1,69 millón sobre un parque automotor de 12,5 millones, lo que representa el 13,5% del total. 

"Se hizo mucha publicidad respecto del aumento del gas. La gente lee los títulos de los diarios y entonces cree que si el gas sube, el GNC vale más caro que la nafta, pero en realidad está al 50%", remarcó por su parte Julio Fracchia, de la Cámara Argentina de GNC.

Asimismo, el directivo se mostró optimista en función de un nuevo contexto de precios de las naftas a partir de 2018.

El directivo puntualizó que "el Ministerio de Energía y Minería ya anunció que a partir del año próximo, el precio de la nafta y el gasoil se va a equiparar con el valor del crudo a nivel mundial".