Política Sábado, 19 de agosto de 2017 | Edición impresa

Cornejo acusó a los K de mentir sobre el fracking

El Gobernador defendió el resistido sistema de fractura hidráulica de la roca para extraer petróleo no convencional.

Por Daniel Peralta - dperalta@losandes.com.ar

“Eso es mentira, totalmente mentira de todos los militantes que hay en varias instituciones y ONGs, militantes kirchneristas que dicen que se escondió la información”, bramó el gobernador Alfredo Cornejo en la mañana de ayer. El tema de las iras del mandatario son las pruebas de fracking en Malargüe, que fueron objetadas desde algunos sectores, incluso por vía de amparo judicial. 

Después de la acusación de Cornejo, las miradas se dirigen hacia el titular de la Federación Argentina de Espeleología, Carlos Benedetto, quien en las redes sociales tiene una profusa actividad y no oculta su pertenencia al espacio político que lidera Cristina Fernández de Kirchner. 

Además de conducir la organización que presentó el amparo contra el fracking, Benedetto es miembro de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos.

La filiación es cierta, al menos en las manifestaciones públicas de Benedetto, pero hubo otras objeciones desde otros sectores. De hecho hubo otro amparo judicial que presentó el abogado Marcelo Romano, antes radical y candidato a intendente de San Carlos en 2015 que ahora es candidato a legislador provincial del Partido Intransigente, que actualmente encabeza el candidato a diputado nacional José Luis Ramón.

Además, el diputado del PJ Gustavo Majstruk presentó un proyecto para prohibir la aplicación del sistema de fractura hidráulica para la explotación petrolera en Mendoza.

 

 

Pero la mirada de Cornejo se posó, sin nombrarlo, en el amparo de Benedetto, presentación que fue desestimada por la titular del 24 Juzgado Civil, María Eugenia Ibaceta, el jueves último. El argumento para el rechazo fue que las pruebas que el amparo de Benedetto pretendían detener ya se habían realizado. “El Gobierno ha acreditado que el trabajo que se realizó en Puesto Rojas ha concluido. La fractura hidráulica (fracking) se hizo y se cerró”, argumentó la magistrada.

Las pruebas se realizaron en el área conocida como Puesto Rojas, un yacimiento de Malargüe que opera la empresa El Trébol, y se hicieron a pedido de la petrolera sobre cuatro pozos perforados hace 40 años para explotar petróleo convencional. 

Ahora, El Trébol busca petróleo no convencional a 1.700 metros de profundidad, dado que Puesto Rojas forma parte de la cuenca conocida como Vaca Muerta, una formación rocosa que aloja hidrocarburos y que requieren de la fractura de la roca para su extracción.

Ayer, después de participar de los actos por el 78 aniversario de la Universidad Nacional de Cuyo, el Gobernador se mostró iracundo:

“Nunca se escondió, salió una resolución en el Boletín Oficial, se hicieron todos los procedimientos, se convocó al Cricyt, a un montón de organismos técnicos de probada idoneidad, que han tenido informes negativos en otros momentos, y en éste tuvieron informes positivos”.

Cornejo recordó que “hace muchos años que se practica la fractura hidráulica en Mendoza. Ésta fue la primera vez que se hace para el petróleo no convencional. Ha sido una prueba positiva, técnicamente impecable, se han tomado todos los recaudos. Según los organismos técnicos que inspeccionaron esa fractura, arrojó un buen resultado”. 

Si bien la prueba, que concluyó el lunes pasado, fue considerada exitosa por el mandatario, dijo que eso no implica que se empiece a producir petróleo con fractura hidráulica o fracking en este momento. 

“Ahora se tiene que hacer una exploración sobre el petróleo no convencional que está debajo de la roca. De ser positiva la exploración y si el petróleo es de buena calidad, vamos a recibir una inversión de más de 1.000 millones de dólares en el sur de la provincia”, aseguró Cornejo. Es decir, ahora hace falta saber cuánto petróleo hay y si es viable su extracción.

 

“De ser positiva la exploración y si el petróleo es de buena calidad, vamos a recibir una inversión de más de 1.000 millones de dólares en el Sur”, se entusiasmó Cornejo.

 

“Si son exitosas las pruebas, vamos a sacar una resolución con un procedimiento protocolizado para las próximas fracturas hidráulicas para petróleo no convencional. Una resolución específica”, adelantó.

Según Cornejo, aún no hay una proyección de la cantidad de petróleo que se puede extraer. “Es probable que tengamos petróleo de tan buena calidad como el de Neuquén, con lo cual habrá mejores precios, aumentarían las regalías y el trabajo para los mendocinos, particularmente para Malargüe, donde está bastante compleja la situación económica y hoy buena parte del empleo lo sostiene el turismo y el sector público”.

 

Licitan nuevos proyectos de energías renovables

El jueves se publicó en el Boletín Oficial de la Nación la resolución 275-E/2017 en la que se lanza una nueva ronda de licitaciones de proyectos de energías renovables del programa Renovar 2.0 por 1.200 megawatts. La Empresa Provincial de Energía Emesa tiene en cartera una serie de proyectos para participar de esta nueva licitación en algunas de las energías que se abren a concurso.

Además, desde el Ministerio de Economía, Infraestructura y Energía informaron que los proyectos que se presenten, siempre en sociedad entre Emesa e inversores privados, tendrán como condición el “compre mendocino” para usar no sólo con proveedores locales de productos, sino que también se ampliaría a la contratación de servicios como legales o contables, entre otros.

La licitación anunciada el jueves por 1.200 MW se divide en inversiones en distintas energías renovables: 550 MW corresponden a energía eólica, 450MW a solar fotovoltaica, 100MW a biomasa, 35MW a biogás, 15 MW a biogás de rellenos sanitarios y 50 MW a proyectos minihidroeléctricos. Emesa está afinando el lápiz en proyectos para tres categorías: solares fotovoltaicos, minihidroeléctrico y eólicos.