Vecinos Miércoles, 18 de noviembre de 2015 | Edición impresa

Construyen en Carmensa la primera aldea ecológica en la provincia

La primera casa, modelo de desarrollo sustentable, es levantada con cubiertas de autos, botellas de vidrio y un compuesto de barro y paja.

Por Salvador Moncada - Especial para Los Andes

En pocos días ya estará terminada la primera casa (domo) construida con cubiertas de autos, botellas de vidrio y quincha (compuesto de barro y paja). Es parte del proyecto de una ecoaldea en la Colonia Rusa, ubicada en San Pedro del Atuel, que desarrolla desde diciembre de 2014 la Fundación Ecosur, con el objetivo de conservar la diversidad biológica y los recursos naturales.

Estas casas poseen características especiales, Las viviendas se colocan semienterradas para mantener en el interior la temperatura adecuada. Los techos están elaborados con aislante y una especie de cartón recuperado.

Delante de cada unidad habitacional habrá una huerta para proveer de alimentos a sus pobladores.

La Fundación Ecosur, dirigida por Esteban Servat, dispone de 150 hectáreas de las cuales 50 serán destinadas para estas casas autosustentables y el resto para los espacios comunes de la aldea.

Los interesados en ser parte de la ecoaldea deben asistir a un taller (con un costo muy accesible) donde se les enseña a construir la vivienda. Asimismo se les otorga un terreno de 2.500 m2 y, si en dos años no hicieron su casa, el terreno vuelve a pertenecer a la fundación.

Ya se realizaron dos talleres en los que participaron unas 40 personas, con la presencia incluso de gente de Alemania y Estados Unidos, y el próximo se desarrollará en estos días. Desde la Fundación calculan que dentro de dos años ya habrá cuatro viviendas de este tipo terminadas. A estas construcciones diseñadas por el arquitecto norteamericano Michael Reynolds se las conoce como Nave Tierra.

La construcción de la aldea cambió la rutina de los vecinos de la Colonia Rusa, otrora próspera y dinámica por la actividad agroindustrial.
No falta quien ayude a trabajar a los futuros aldeanos o llevarles mate y tortas fritas para endulzarles el trabajo.

Un desagüe que linda con el terreno ha sido reforestado en sus márgenes con ejemplares de sauce. La idea es mantener y recuperar todas las especies autóctonas del lugar.

En tiempos cuando los problemas que genera el cambio climático se han convertido en realidad es imprescindible acatar los preceptos de la Fundación Ecosur. Es que esta entidad promueve contribuir a la concientización del cuidado del medio ambiente, reciclado de objetos de desecho comunitario, dictando capacitaciones que tiendan a generar una adecuada protección del medio ambiente.

Además busca propiciar el ámbito necesario y las capacitaciones para la creación de diversos modelos sociales con características ecológicas, con el fin de demostrar su autosustentabilidad y fomentar tanto la protección del recurso hídrico como la reutilización y reciclado de diversos elementos.

Otro de los preceptos fundamentales de la organización es contribuir a la investigación para el desarrollo de la agricultura orgánica, la arquitectura sostenible y la permacultura en la República Argentina, en especial el sur de la provincia de Mendoza.