• Domingo, 9 de abril de 2017
  • Edición impresa

Conmoción nacional por el femicidio de Micaela García

La chica de 21 años que llevaba 7 días desaparecida fue hallada sin vida en un descampado. El sospechoso -único detenido- había sido liberado por un juez pese a que tenía informes negativos.

Redacción LA

Micaela García, la joven de 21 años que estaba desaparecida desde hace una semana, cuando salió de un boliche, fue encontrada asesinada ayer entre pastizales en la ciudad entrerriana de Gualeguay, a siete kilómetros de la ruta nacional 12 y a ocho de donde se había hallado su ropa. 

El hallazgo se produjo a las 11.30 en la Estancia Seis Robles, en una zona arbolada de difícil visibilidad desde la calle y camino al paraje rural de González Calderón, donde la víctima estaba desnuda y en un avanzado estado de putrefacción que, en principio, no permitió establecer cómo la mataron. 

El jefe de la Policía de Entre Ríos, Gustavo Maslein, aseguró que el principal sospechoso del crimen, Sebastián Wagner (30), detenido en la localidad bonaerense de Moreno, "no dijo nada" acerca del lugar donde se encontraba el cuerpo y que lo ubicaron en base a cámaras de seguridad obtenidas en las últimas horas que "reconstruyeron" el recorrido que hizo tras interceptar a la joven. 

Según Maslein, a esto "se sumaron testimonios de vecinos de la zona" y "un can de rastro en tema cadavérico ubicó el lugar”, situado a 8 kilómetros de donde el viernes se halló una sandalia, un short y un manojo de llaves de la víctima. 

Al momento del crimen, Wagner estaba en libertad porque no terminó de cumplir una condena a nueve años de prisión por dos violaciones ocurridas en Gualeguaychú y el juez de Ejecución Penal Carlos Rossi desoyó un informe del Servicio Penitenciario contra su libertad. 

En base a esos antecedentes, el jefe de Policía dijo que el sospechoso "tenía como modus operandi ir despojando prendas (de sus víctimas) en el camino", tal como habría ocurrido con Micaela, y recordó que, tras salir de prisión en agosto último, hacía tres meses que estaba viviendo en Gualeguay y ya conocía la zona. 

Según Maslein, todavía no se pudo establecer cómo mataron a Micaela, por lo que el cuerpo fue remitido a la morgue judicial de Oro Verde, en Paraná, para efectuar la autopsia.

 

 

El juez que liberó al único  acusado antes de tiempo

Sebastián Wagner, el acusado del femicidio de Micaela García en Entre Ríos, se encontraba en libertad condicional tras haber sido condenado a 9 años de prisión por dos violaciones. 

El hombre, que fue aprehendido en Moreno, se hizo conocido públicamente en agosto de 2013 durante un juicio en el que se lo acusaba de haber violado a una mujer en la localidad entrerriana de Concepción del Uruguay en mayo de 2010. En esa, Wagner (30), apodado "Melli", se declaró inocente y señaló como culpable a su hermano gemelo, Maximiliano, quien trabajaba en el mismo frigorífico que él al momento en que se cometió el hecho, pero el test de ADN no era suficiente ya que como los gemelos son fecundados por el mismo óvulo, comparten la misma información genética.

Por las dos violaciones fue condenado a 9 años.

Si bien la condena debía finalizar el 16 de julio de 2018, el 5 de julio de 2016, el juez de Ejecución de Penas y Medidas de esa localidad, Carlos Alfredo Rossi, desestimó un informe del Servicio Penitenciario provincial en el que se desaconsejaba que el apresado fuera beneficiado con la libertad condicional. El magistrado igual lo liberó.