Guia Deleite Jueves, 16 de mayo de 2013 | Edición impresa

Por qué y cómo comer pescados

Es un alimento esencial en nuestra nutrición. Te acercamos algunas recetas para que lo prepares exquisito y puedas presumir de un plato elegante.

Por Luciana Guzmán - lguzman@losandes.com.ar

Los pescados no solamente tienen un sabor exquisito y pueden hacer, dependiendo de la decoración del plato, de una mesa ordinaria una especial; sino que también son muy nutritivos. En esta oportunidad, de la mano del chef Sergio Busetti (del restaurante Finisterre) te acercamos cuatro recetas que pueden ser útiles cuando invites gente a cenar, o cuando pienses en una nutrición adecuada.

La trucha, por ejemplo, es un alimento rico en vitamina B5 (nutriente esencial para la vida) que ayuda a combatir el estrés y las migrañas y a reducir el exceso de colesterol.
Además, la trucha contiene hierro, proteínas, calcio, potasio, yodo, zinc, magnesio, sodio y muchísimas vitaminas.

El salmón, por ejemplo, ayuda al fortalecimiento de los músculos y del corazón. Su principal beneficio es que aporta una excelente dosis de ácidos grasos Omega-3, que ayudan a reducir el colesterol. También colabora en bajar la presión sanguínea e incluso a prevenir el endurecimiento de las arterias. Funciona como un antidepresivo natural y mejora la memoria.
¿Más? Sí: los ácidos grasos Omega-3 ayudan a prevenir la degeneración macular (daños en la visión provocados por la edad). Además, colaboran a que la piel y el cabello se mantengan brillantes. En el salmón también encontramos vitaminas A, B y D, así como minerales tales como el calcio, el hierro, el fósforo y el selenio.

Por su alto contenido en vitamina B3, este pescado es recomendable para combatir enfermedades como la diabetes, la artritis o el tinnitus.

Otro: el congrio es un alimento rico en vitamina D y A. Esta última ayuda a prevenir enfermedades en los ojos, fortalece el sistema inmunitario y tiene propiedades anti cancerosas. Gracias a la vitamina D, el congrio es recomendable para fortalecer la piel y los huesos, además de fortalecer el sistema inmunitario.

A continuación, algunas recetas de cómo preparar el salmón, la trucha o el congrio y que resulte tentador; tanto para los más chicos como para los más grandes y los invitados. 

Trucha a la manteca con verduras asadas

Ingredientes: 

 1 trucha (350 grs. aproximadamente) por persona
 cebolla, zanahoria, pimiento y berenjenas.   
 20 grs. de manteca
 1 cucharada grande de alcaparras, sal, pimienta negra y aceite de oliva.

Preparación:

Disponer la trucha en una placa para horno. Salpimentar. Colocar el aceite de oliva, la manteca cortada en cubitos y las alcaparras sobre el pescado. Llevar a horno moderado. Dejar cocinar aproximadamente 15 minutos.

Previo a esto, asar en el horno las verduras (cebolla, zanahoria, pimiento y berenjenas). Servirlas caliente como acompañamiento de la trucha.

Salmón rosado con salsa de camarones

Ingredientes: 

 300 grs. de salmón rosado.
 100 grs de camarones.
 1 calabaza.
 Sal, pimienta negra, cebollita de verdeo, crema de leche y aceite de oliva.

Preparación:

Colocar el salmón en una placa con sal, pimienta y aceite de oliva. Llevar a horno moderado durante 15 minutos.

Salsa: colocar en un sartén una cucharada de cebolla de verdeo picada, dorar con aceite de oliva, agregar los camarones y 200 cc de crema de leche. Dejar que rompa el hervor.

Hervir la calabaza y hacerla puré. Salpimentar a gusto.

Servir el salmón con la salsa arriba acompañado con el puré de calabazas.

Congrio al roquefort

Ingredientes: 


 300 grs. de congrio o abadejo.
 100 grs. de queso roquefort.
 1 papa mediana cortada española.
 150 cc. de crema de leche.
  perejil picado, sal, pimienta negra y aceite de oliva.
 1 pliego de papel aluminio de 30 cm x 30 cm.

Preparación:

Colocar el papel aluminio en una placa de horno y acomodar el congrio en el centro de la bandeja. Disponer las papas alrededor. Salpimentar a gusto, rociar con aceite de oliva.

Poner el roquefort y el perejil picados sobre el congrio y agregar la crema de leche.

Doblar el papel de manera que quede totalmente cerrado para que no escapen los jugos.

Llevar a horno fuerte durante 25 minutos y servir cerrado como sale del horno.

Wok de salmón

Ingredientes:


  200 grs. de salmón rosado cortado en tiras de 1 cm. de espesor
 1/2 pimiento rojo.
 1/2 pimiento verde.
 1 zanahoria.
 1 cebolla chica.
 1/ 2 zuccini
 1/2 pocillo de vino blanco.
 1 pocillo de caldo de verduras.
  Jugo de 1 limón
  sal, pimienta, orégano, tomillo y aceite de oliva

Preparación:

Marinar el salmón con el jugo de limón. Mientras tanto cortar las verduras en juliana y rehogarlas en el wok con aceite de oliva, sal, pimienta y las hierbas. Luego, agregar el vino.

Dejar que se evapore el alcohol y después colocar el caldo y las tiras de salmón. Dejar reducir 5 minutos sin revolver (para que no se rompa el pescado). servir. Se puede acompañar con papines con piel al horno.