Sociedad Miércoles, 7 de diciembre de 2016

Ciurca querellará al sacerdote Yáñez por calumnias e injurias

El ex vicegobernador se defendió de las acusaciones del padre procesado por abusar de menores. "Pretende desviar el foco de las denuncias".

Por Redacción LA

El ex vicegobernador Carlos Ciurca respondió las acusaciones del sacerdote Fernando Yáñez, el cura que estuvo a cargo del hogar San Luis Gonzaga  y que fue procesado por abusos sexuales a menores. Ciurca dijo que los dichos de Yáñez contra él son falsos e intentan desviar la atención de las denuncias de acoso sexual.

“Considero que el tema es muy delicado, puesto que está en juego la integridad de menores de edad. Por lo que de ningún modo me prestaré a una discusión mediática con la que Yáñez pretende desviar el foco de las denuncias de acoso sexual”, dice en una parte de la carta que el ex funcionario envió a los medios.

Además Ciurca adelantó que iniciará una "querella criminal por calumnias e injurias dada la dimensión y la cantidad de acusaciones falsas hechas en los medios de comunicación".

En reiteradas oportunidades, el sacerdote dijo que la denuncia en su contra fue “armada” por funcionarios de la Dinaf cuando les reclamó una deuda de alrededor de $900.000 que mantenía con la Fundación dirigida por él y se enfrentó al entonces vicegobernador Ciurca.

Además aseguró que los dos jóvenes presuntamente abusados "recibieron sumas de dinero para involucrarlo a cambio de gestionarle la libertad".

El audio del que todos hablan

Ayer circuló un audio que involucra a Yánez en un presunto abuso contra un joven que estaba a su cargo en el hogar San Luis Gonzaga para chicos judicializados en el distrito sanrafaelino de Monte Coman.

La grabación circuló por todo el país, ante lo que el propio sacerdote se defendió explicando que fue editado, que él dijo necesitar “cariño, no sexo” y que si fuera así los jóvenes no permanecerían en el hogar tras cumplir su condena.

“Ellos pueden irse a donde quieran y eligen quedarse, no quieren volver a la calle o a las drogas, ¿si fuera como dice Franco Vargas (que es quien lo acusa), se quedarían acá? En un ambiente donde un “violín” es lo peor, ¿iban a seguir acá?”, explicó Yáñez a Los Andes.

En agosto de este año, Yáñez fue procesado por abusos sexuales a menores por la jueza Paula Arana, del primer Juzgado de Instrucción de San Rafael.

Además de procesarlo por  una causa donde la Dinaf lo acusó de “abusos sexuales” contra dos jóvenes, lo inhibió y ordenó un embargo de 20.000 pesos. El sacerdote apeló la acusación y quiso declarar ante la jueza quien se lo impidió, por lo que realizó una presentación ante la Suprema Corte de Justicia de Mendoza. 

También señaló que el joven, que en teoría sería quien habría sido abusado, desmintió el hecho.

“Los jóvenes no eran menores cuando habría ocurrido esto que denuncian, excepto uno que cumplía los 18 en poquito tiempo. El audio es del 19 de diciembre de 2013”, contó.

El chico que presuntamente habría sido víctima de abuso le comentó que hace unos días, desconocidos se acercaron a ofrecerle 300.000 pesos para que cambie la declaración y le dijeron que le darían protección judicial.

“Ya supimos antes que a Franco le pagaron 45.000 pesos para que me denunciara”, dijo Yáñez. Y agregó: “Eduardo Ruiz, quien estaba entonces a cargo de la Dinaf, habría armado tal denuncia para evitar el pago de lo adeudado".

"También sé que todo comenzó cuando desenmascaré al ex vicegobernador, Carlos Ciurca, porque yo sabía que lo echaron del ejército por robar y que estuvo preso en Magdalena, fue entonces cuando empezaron a generar estos ataques”, argumentó.

“Ahora, con este audio en todos los medios no sé qué voy a hacer, voy a hablar con un abogado”, aseveró.

El hogar San Luis Gonzaga es una  casa que además de las habitaciones, comedor, sala de estar y cocina, incluía  talleres para la capacitación de los jóvenes.

En un principio se pensó para los chicos, tanto del COSE como del hogar C en San Rafael, que querían cambiar de vida, Antes del hogar el padre Yáñez dirigía un albergue para estudiantes secundarios que llegaban de rincones alejados del distrito para poder estudiar.

El sacerdote Yáñez es el fundador  del Hogar San Luis Gonzaga que albergó hasta 45 jóvenes judicializados y del asilo de ancianos “De la Inmaculada y San José”.  

La carta completa de Carlos Ciurca:

Estimados periodistas:

 Me dirijo a ustedes para comunicarle a la comunidad mendocina mi postura respecto de las gravìsimas y falaces acusaciones vertidas en distintos medios de comunicación de la provincia en la jornada de hoy por el sacerdote Fernando Yañez, en el marco de las acusaciones que se le han realizado en la Justicia por abuso de menores.

 En primer lugar, quisiera manifestar mi profundo pesar por la situación que se está viviendo. Como ex Ministro de Desarrollo Social y ex Vicegobernador de la provincia he podido conocer de cerca la actividad de las escuelas y los hogares de la provincia, y es mi deber expresar que la gravedad de los casos está dada por la situación de vulnerabilidad de los niños y jóvenes a los que se ha sometido a acosos y abusos, por lo que espero que la Justicia accione con total dureza y celeridad. 

 Creo que todos debemos comprometernos como sociedad para que se condenen estos abusos y se prevengan en tiempo y forma desde todas las instituciones públicas. Es imprescindible tomar las medidas necesarias para que esto no vuelva a suceder, puesto que el daño moral y psicológico sobre las víctimas de estos abusos es irreversible. Espero, como todos los mendocinos, que la Justicia actúe implacablemente contra quienes han cometido estos delitos. 

 En segundo lugar, quiero aclarar que las acusaciones del señor Yáñez resultan, a todas luces, falsas, y que tienen como único objetivo intentar desviar la atención de las denuncias de acoso sexual. Considero que el tema es muy delicado, puesto que está en juego la integridad de menores de edad, por lo que de ningún modo me prestaré a una discusión mediática con la que Yañez pretende desviar el foco de las denuncias de acoso sexual.

 No me prestaré de ningún modo a polemizar con este señor, e iniciaré una querella criminal por calumnias e injurias dada la dimensión y la cantidad de acusaciones falsas hechas en los medios de comunicación de la provincia.

 Por último, quisiera manifestarle a la sociedad mendocina una profunda preocupación, que creo que muchos compartirán más allá de la simpatía que tengan o no hacia mi persona. Los hechos de las últimas semanas afectan no sólo a los particulares acusados de abusos sexuales, sino a diversas instituciones implicadas en la contención de los menores en distintas áreas: la Dinaf, la Dirección General de Escuelas y la Iglesia.

 Quiero expresar mi hondo pesar, pero también poner en valor el rol de las miles de personas que desde la Dinaf, la DGE y la Iglesia trabajan día a día e incansablemente en construir para todos esos chicos una realidad mejor, menos dolorosa. Lamentablemente hemos visto como se está afectando la consideración pública de instituciones en las que este tipo de hechos resultan una horrible excepción, pero de ningún modo una regla general.

 Les puedo asegurar que la Iglesia, la Dinaf y la DGE, al igual que el resto de las instituciones públicas, privadas y ONG´s de la provincia que trabajan sobre las poblaciones de riesgo, están repletas de gente buena, capacitada, comprometida, que se sacrifica día a día para que todos esos chicos tengan una vida con dignidad, felicidad y futuro. 

 Anhelo, desde lo más profundo de mi corazón, que estos hechos terribles no se repitan nunca más, y que se castigue a los criminales con todo el peso de la ley.

 Atentamente,

 Carlos Germán Ciurca