Sociedad Viernes, 18 de agosto de 2017

Caso Próvolo: todavía no deciden si los 5 detenidos seguirán en prisión

La Justicia prorrogó hasta la semana que viene la resolución de la prisión preventiva.

Por Ignacio de la Rosa - idelarosa@losandes.com.ar

El destino inmediato de los 5 hombres imputados por abusos sexuales y corrupción de chicos sordos en el instituto Próvolo de Luján de Cuyo se conocerá la semana próxima. A este desenlace se llegó anoche, luego de que durante la audiencia en que la Justicia de Garantías debía resolver si se otorgaba una prórroga en el periodo de prisión preventiva se decidiera pasar a un cuarto intermedio.

La extensión había sido solicitada por el fiscal Gustavo Stroppiana y por los abogados querellantes, y si bien el plazo vencía ayer; el hecho de que el pedido y la audiencia hayan tenido lugar este jueves descarta cualquier posibilidad de que sea declarada fuera de tiempo (por más que la resolución se conozca vencido el plazo)

La reunión se celebró durante la tarde de ayer y se extendió durante más de 6 horas, luego de que durante la mañana fuese suspendida a raíz de otro pedido, esta vez de algunos de los abogados defensores. Éstos además volvieron a pedir la recusación de la jueza Alejandra Alonso, quien no hizo lugar al pedido.

Así las cosas, y más allá de que recién la semana entrante se conocerá la suerte del quinteto de imputados, lo cierto es que acusados no recuperarán la libertad al menos a corto plazo -algo que esperaban sus abogados-. Y dentro de unos días se sabrá si continuarán aguardando en prisión o no el juicio por los 41 casos que los involucran. Mientras que el sacerdote Nicola Corradi (81) cumple con el régimen de prisión domiciliaria, los otros 4 están tras las rejas. Se trata del también cura, Horacio Corbacho (58) y 3 ex administrativos (Jorge Bordón, Armando Gómez y José Luis Ojeda).

Sobre la monja

Además de la resolución sobre el pedido de prórroga para que los 5 imputados varones continúen cumpliendo la prisión preventiva, por estos días se resuelve también un aspecto fundamental que involucra a la monja japonesa Kumiko Kosaka, la sexta denunciada por los abusos en el instituto religioso. 

La monja busca que se le otorgue también la modalidad de prisión domiciliaria (como a Corradi), y aquí son cruciales los informes psicológicos. Por este motivo los peritos oficiales y de parte están brindando sus testimoniales y exponiendo ante la Justicia las conclusiones de los distintos exámenes que ya le han realizado a la religiosa. Aquí se explayan sobre las características de su personalidad, así como también sobre si -en base a esto- recomiendan o no que pase a estar presa en un domicilio particular.

En esta serie de audiencias ya declaró uno de los peritos propuestos por la querella, quien recomendó que no se le dé la prisión domiciliaria (destacó que la personalidad de Kosaka presenta indicadores de narcisismo y una serie de desórdenes). Y también lo hizo otro profesional presentado por la defensa de la mujer, quien resaltó que a raíz de esos estudios no ve ningún impedimento para que se le otorgue la domiciliaria.

Hoy será el turno de otro especialista propuesto por la defensa y de un psiquiatra del Cuerpo Médico Forense. El martes, en tanto, hará lo propio otra psicóloga oficial.

A fines de julio se incorporaron al expediente los resultados y conclusiones de los estudios psicológicos a los que fue sometido la monja. En ellos los peritos del Cuerpo Médico Forense destacaron que la religiosa “no reúne las características psíquicas necesarias para cumplir el régimen de prisión domiciliaria”. Y a raíz de estas conclusiones se ordenaron las audiencias que transcurren por estos días, para que los especialistas desarrollen sus conclusiones.