Sociedad Sábado, 19 de agosto de 2017

Caso Próvolo: declaró una víctima de abusos en La Plata

El hombre afirmó que sufrió abusos, junto a otros compañeros, por el sacerdote Nicola Corradi en el instituto de la capital bonaerense.

Por Ignacio de la Rosa - idelarosa@losandes.com.ar

Mientras se espera que la Justicia defina si los 5 hombres imputados por abusos sexuales a chicos sordos en el instituto religioso Próvolo de Luján continuarán en prisión -esto se resolverá la semana próxima-; ayer por la mañana se presentó ante el fiscal un hombre clave de la causa que se investiga por los mismos delitos en La Plata.

Se trata de Daniel Sgardelis (43, también sordo), un salteño que se ha convertido en referente y en el denunciante con mayor exposición de los episodios de abusos en la capital bonaerense. Y que fue quien se animó a fines del año pasado -una vez que se conocieron las denuncias en Mendoza- a enfrentar la situación y a acusar con nombre y apellido al mayor de los sacerdotes, Nicola Corradi (81) -entre otros- por estos episodios en el Próvolo platense. Allí estuvieron asignados Corradi y el otro cura detenido en la provincia, Horacio Corbacho antes de llegar a Mendoza.

Propuesto por la ONG Xumek -querellantes en la causa mendocina-, Sgardelis se presentó de forma espontánea ante el fiscal Gustavo Stroppiana con la idea de relatar los tormentos que debió atravesar mientras estudiaba y se alojaba en el Próvolo de aquella ciudad. Si bien se trata de hechos independientes y que no están vinculados con los episodios locales de forma directa, desde la ONG destacaron que su declaración resulta crucial para comparar las coincidencias en la metodología de los hechos denunciados allá con la de los casos mendocinos, en especial en lo que se refiere a la sistematicidad y patrones comunes.

Durante la declaración que se extendió durante casi 9 horas, la víctima salteña se quebró en llanto al recordar las torturas a las que era sometido en el instituto. El hombre relató que los curas -Corradi entre ellos- cometían abusos contra él y varios de sus compañeros, y que además los golpeaban y les servían comida en mal estado. Incluso, dijo que también fueron abusados periódicamente por 3 personas que no eran parte de la orden aunque vivían en el lugar.

Sobre el escenario de los ataques sexuales, el denunciante sostuvo que en varias ocasiones fueron perpetrados en el comedor ante la vista de todos, y que en más de una oportunidad se obligaba a los presentes a repetir la secuencia que estaban viendo. Fue en el mismo comedor donde en una ocasión lo hicieron estar de rodillas durante 4 horas -según rememoró-, al igual que aquella otra oportunidad donde lo mantuvieron 2 días enteros sin darle de comer.

Sgardellis recordó que en 2013 grabó y subió un video a YouTube donde denunciaba públicamente estos episodios, aunque acusaba a "algunos curas" sin dar nombres. No obstante, la detención e imputación de los sacerdotes y ex administrativos en Mendoza le dio tranquilidad y lo empujó a completar la denuncia, pública y judicialmente.

"La declaración aporta para conocer el modus operandi exacto, el hecho de que todos sabían todo lo que pasaba en el lugar. Y que también se buscaba callar a todos", destacó el abogado Sergio Salinas (Xumek). De hecho, el denunciante relató que en una oportunidad le entregó una carta a una docente relatándole el calvario y que ella la tiró sin decirle nada a nadie.

En otro momento de la declaración dejó en evidencia que la comunidad sorda no confía en Adajus (el programa que busca ingresar a la causa y apartar a los intérpretes de lengua de señas actuales), ya que en una oportunidad modificó palabras claves en su declaración de La Plata.

El denunciante salteño estuvo en la sede de La Plata del instituto 9 años (desde 1982 a 1991).