• Viernes, 30 de diciembre de 2016
  • Edición impresa

Casi todo agotado para el primer vuelo de Sky a Chile

Sólo quedan los pasajes de U$S 118 en adelante para el viaje inaugural del 6 de enero. Para más adelante se consiguen tickets de U$S 38 más impuestos, pero hay pocos lugares.

Mariano Zalazar - mzalazar@losandes.com.ar

A una semana del primer viaje “low cost” que hará Sky Airlines desde Mendoza, ya se agotaron las ocho categorías de pasajes más baratos. El vuelo, que unirá a la provincia con Santiago de Chile, sólo se podrá tomar pagando desde U$S 118 (más impuestos) en adelante. 

El boleto más económico que se ofreció para ese vuelo tuvo un costo promocional de U$S 15 por tramo, pero sólo se pudo adquirir con mucha anticipación en los primeros días de setiembre. 

Luego se puso a disposición de los viajantes una lista de pasajes distribuidos en 15 categorías. La más accesible partía de los U$S 38 (clase X). Luego le seguían de U$S 42 (clase Z), U$S 51 (clase N), U$S 58 (clase M), U$S 70 (clase T), U$S 91 (clase R), U$S 118 (clase L), U$S 148 (clase B), U$S 188 (clase S), U$S 257 (clase H), U$S 330 (clase V), U$S 420 (clase K) y U$S 460 (clase Y).

Hasta el cierre de esta edición sólo estaban disponibles los boletos de la categoría L en adelante (U$S 118), un valor que se aleja bastante de los pasajes más accesibles para viajar en micro. 

Directivos de Sky que se comunicaron con Los Andes, explicaron que la mayor cantidad de pasajes se concentra en los precios más accesibles, mientras que los boletos más caros tienen menor disponibilidad de asientos. 

Con las primeras ocho categorías de precio ya agotadas, desde la compañía señalaron que “se vendieron el 80% de los pasajes para el vuelo del 6 de enero”.

 

Avión o colectivo

Cuando la empresa chilena Sky fue habilitada por la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) para operar la ruta Mendoza-Santiago de Chile, los viajeros frecuentes pensaron inmediatamente en el ahorro de tiempo y dinero que se podría conseguir con los pasajes “low cost” (bajo costo).

Hoy, con los precios de temporada de los colectivos ya definidos y el valor de los boletos aéreos a la vista, es posible hacer una comparación.

En lo que respecta a los pasajes de avión “low cost” de Sky, hay que tener en cuenta varios puntos. No sólo hay que observar el valor del pasaje en sí, sino que se debe calcular en cuánto queda el precio total del boleto cuando se le suman la “tarifa de embarque”, y los impuestos. 

El boleto más barato de Sky para el tramo Mendoza-Santiago de Chile cuesta U$S 38. Conseguir ese precio es difícil, pero si compra con anticipación puede adquirirse.

A ese valor se le suma una “tasa de embarque” que cuesta U$S 25,16 y dos impuestos, uno de U$S 10,42 (la aerolínea no aclara el origen) y uno de la Aduana Argentina, que representa el 5% del valor del pasaje. En ese caso, el impuesto es de U$S 1,90.

Según confirmaron desde Sky, cualquier boleto permite llevar una valija de hasta 23 kilos como equipaje. Si se lleva más carga, se debe pagar aparte en el aeropuerto.

Sumando todo (pasaje, tarifa de embarque e impuestos), se debe pagar U$S 75,48 para acceder a la tarifa más económica de Sky. Considerando un dólar oficial de $ 16, el boleto alcanzaría un valor de $ 1.207.

Un dato positivo es que si se saca pasaje ida y vuelta, el impuesto de U$S 10,42 se paga una sola vez. Otra ventaja del boleto aéreo, más allá del precio, es que no se debe hacer tanto tiempo de aduana como en el paso terrestre. 

Una desventaja es que sólo se puede viajar a Santiago de Chile y si el viajante quiere ir a otra ciudad, debe tomar un micro desde la capital chilena. Además, es difícil conseguir los pasajes más baratos.

El micro, por su parte, no tiene tanto misterio. El boleto más accesible para el tramo Mendoza-Santiago se vende a $ 540, tanto de ida como de vuelta, aunque la mayoría de los boletos disponibles arrancan desde $ 750.

En el mejor de los casos, se puede viajar de ida y vuelta por $ 1.080, por lo que supera considerablemente a la mejor oferta de Sky. Sin embargo, el viaje es al menos cinco horas más largo y en temporada alta pueden esperar largas horas de aduana.

 

Cómo funciona

Los pasajes aéreos “low cost” son, como su nombre lo indica, más económicos que los boletos aéreos tradicionales. Sin embargo, esa diferencia de precios se explica por diferentes condiciones que en algunos casos pueden hacer menos agradable el viaje.

Flota unificada: En general se utilizan los mismos modelos de avión para todos los viajes.

Altas frecuencias: Parte del secreto de los precios bajos se encuentra en la gran cantidad de vuelos diarios que realizan las aerolíneas.

Sin servicio: A bordo del avión no se ofrece refrigerio.

Poco equipaje: En muchos casos sólo se permite el equipaje de mano o valijas de poco peso.

Aeropuertos secundarios: Es frecuente que se usen pistas no tradicionales como destino.

Empleados mal pagos: Los trabajadores de esas empresas suelen ser multifuncionales y cobrar sueldos bajos.

Poco espacio: La mayoría de los aviones tienen una gran cantidad de asientos y poco espacio para circular.

 

Mendoza tendría nuevas rutas en 2017

La Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) está evaluando las propuestas de otras cuatro líneas aéreas, algunas de bajo costo, que quieren operar vuelos desde Mendoza. 

La que más rutas solicitó fue FlyBondi. La empresa pidió el permiso para unir a Mendoza con diez destinos. La mayor parte son nacionales: Buenos Aires (aeropuerto El Palomar), Córdoba, Rosario, Salta, Puerto Iguazú, San Carlos de Bariloche y Comodoro Rivadavia; pero también hay tres destinos internacionales en carpeta: Santiago de Chile, San Pablo (Brasil) y Río de Janeiro (Brasil).

La compañía Alas del Sur solicitó a la Anac un total de 21 rutas regulares dentro del país, pero sólo una que implica a Mendoza (Córdoba).

Por su parte, la empresa American Jet solicitó la conexión de Neuquén con Malargüe y Neuquén con la provincia de Mendoza.

La cuarta compañía que quiere operar en la provincia es Andes Líneas Aéreas, que pidió un tramo de tres escalas que uniría Mendoza, Córdoba y Buenos Aires.