Economía Jueves, 12 de enero de 2017 | Edición impresa

Es pobre el 35% de los mendocinos

El Gobierno local dio a conocer la primera medición en diez años sobre la realidad social de los mendocinos. Se confirma la cifra que relevó el Indec en Cuyo para el segundo trimestre del año pasado.

Por Juan Manuel Porolli - jporolli@losandes.com.ar

En Mendoza hay 489.600 pobres, de los cuales 108.000 son indigentes. Estos datos representan el 35,3% de la población de la provincia.

El número surge de la Encuesta de Condiciones de Vida (ECV) que dio a conocer ayer el Gobierno luego de 10 años sin realizar la medición. Así, uno de cada 4 hogares en Mendoza está por debajo de la línea de pobreza.

El dato, que dio a conocer Facundo Biffi, titular de la Dirección de Estadísticas e Investigaciones Económicas de la provincia (DEIE), confirma la medición que realizó el Indec para el segundo trimestre de 2016 y que establecía para Cuyo un 35,6% de personas por debajo de la línea de pobreza y un 4,5% de indigentes.

“Nos llevó un gran esfuerzo recomponer las estadísticas y entendemos que son datos duros pero es una decisión política tenerlos y publicarlos para, en función de ellos, llevar adelante políticas públicas”, remarcó el funcionario.

Para llevar adelante el estudio, se tuvo en cuenta la canasta básica de alimentos (CBA) de octubre que mostró que una familia tipo de cuatro integrantes necesita $ 3.866,26 para alimentarse y $ 11.946,75 si se le suma vestimenta, transporte, educación y salud.

 

 

Biffi sostuvo que “no son agradables los números pero no sorprende. Ahora ya tenemos una base para comenzar a trabajar y la idea que se tiene es poder presentar estos informes de forma semestral, aunque eso aún no está confirmado. Lo seguro es que anualmente tendremos el dato”.

Para más adelante quedará saber el contexto en el que viven estas personas en condiciones de pobreza e indigencia, ya que esos datos aún no se terminaban de procesar, según explicó Biffi.

Marcela Fernández, subsecretaria de Desarrollo Social, dijo que “entendemos que esto no es una situación que dependa sólo de la provincia o municipios sino que tiene que ver con variables macroeconómicas”. 

El último dato de estas características con el que cuenta Mendoza se hizo durante la gestión del hoy senador nacional, Julio Cobos, en 2006. En ese momento, sobre un universo menor a la población actual, la pobreza rondaba el 25%, es decir unas 325.000 personas. 

Pablo Salvador, economista de la Fundación Ideal, sostuvo que “estos números están dentro de los cálculos que ya se tenían y, en mayor medida, son producto de la inflación que hubo y que subió la línea de pobreza e indigencia. Si la inflación le gana a los salarios, cada vez más gente va cayendo en ese pozo”.

 

 

El analista manifestó que “se trata de un número alto y va a costar bajarlo, porque así como no subió de un día para el otro, no vas a poder bajarlo mágicamente. Va a llevar años, siempre y cuando se ataque el problema. Igualmente, al ser un año electoral, van a aplicar la mayor cantidad de medidas posibles para mejorar esas cifras”.

Para el economista Raúl Mercau -ex ministro de Producción de Celso Jaque- este tipo de medición que realizó la DEIE, “es pobreza por ingreso, mejor conocida como coyuntural, distinto a la estructural que mide las condiciones básicas insatisfechas. Se trata de una foto del momento”.

Al igual que Salvador, para Mercau, la posibilidad de mejorar esta cifra va a depender del ingreso de las personas y la inflación. 

“Si la inflación sigue siendo alta e, incluso, por arriba de la recomposición salarial, estas cifras se pueden incrementar”, cerró Mercau.

 

Metodología que se utilizó

La Encuesta de Condiciones de Vida se realizó entre noviembre y diciembre de 2016 sobre 6.946 hogares de Mendoza. Los datos se obtuvieron determinando si los encuestados cuentan con los recursos suficientes para cubrir las necesidades básicas.

Facundo Biffi, de la DEIE, explicó que no se tuvieron en cuenta las Asignaciones por Hijo ni las ayudas no monetarias directas estatales como Salud, Educación o los subsidios que se abonan en los servicios básicos.

El universo que se tomó fue en grandes centros urbanos de todos los departamentos.