Sociedad Sábado, 20 de mayo de 2017 | Edición impresa

Bullrich: “La formación docente debe cambiar”

De paso por la provincia, el ministro de Educación dijo que debería haber menos institutos para formar maestros, pero de mejor calidad. Presentó un plan para controlar con tablets el presentismo de los alumnos.

Por Carla Romanello - cromanello@losandes.com.ar

En su paso por la provincia durante la mañana de ayer, el ministro de Educación de la Nación, Esteban Bullrich, cumplió una maratónica agenda. Primero participó de la apertura del tercer diálogo provincial del “Compromiso por la Educación” en la Nave Cultural; luego estuvo en El Borbollón, pasó por El Algarrobal y finalizó su jornada con una charla en un espacio del PRO en Mendoza.

Allí, frente a militantes del partido oficialista, docentes y demás invitados, dio detalles sobre la política educativa que está implementando como parte del gobierno de Mauricio Macri. El funcionario habló de una “revolución educativa” que está comenzando a gestarse a través de un cambio en la formación docente, promoción de la jornada extendida, conexión entre la universidad y la secundaria y programas para frenar el abandono escolar, entre otros aspectos que son parte del Plan Maestr@ presentado por el Presidente en abril pasado.

“La formación docente tiene que cambiar. Muchas veces vemos que se habla de un cambio en la escuela, pero si seguimos formando a los docentes de la misma manera, la escuela no va a cambiar”, dijo durante su charla. 

Según su visión, actualmente en el país hay demasiados institutos de formación docente. “En Argentina hay 1.500 y en Francia, con el doble de población, hay 38”, comparó, a la vez que comentó que si bien desde la Nación no se validan más este tipo de establecimientos, las provincias los siguen creando. “Nosotros queremos modificar el sistema. Creemos que la formación inicial debería estar en menos instituciones pero concentrar a los mejores maestros de maestros”, explicó. 

Adicionalmente a estos institutos de formación inicial, se le agregarían otros de formación continua. “La idea es que los docentes tengan institutos superiores para formarse constantemente cerca y que cuando quieran estudiar la carrera, vayan a institutos que por ahí están un poco más lejos, pero que saben que les van a dar la mejor formación”, resaltó Bullrich. Para el ministro, esto es fundamental ya que son los docentes los que garantizan “un piso mínimo de calidad educativa”. 

En este sentido, el funcionario nacional también habló de la formación de los directores de escuelas. “Estamos definiendo una carrera para directivos. No queremos que lleguen a ese cargo porque aguantaron sino porque se prepararon”, remarcó, y señaló que las competencias para estar frente al aula y para dirigir un establecimiento, son diversas.

 

Reducir el ausentismo

Bullrich mencionó también la necesidad de extender la jornada escolar a 6 horas en todo el país. “La idea es que para 2019 cumplamos 30% y llegar en 10 años al 100%", anticipó.

A su vez, se refirió a la “batalla” para reducir significativamente el abandono escolar. “Ese millón y medio de jóvenes que abandona es un millón y medio de problemas que tenemos que resolver”, subrayó. Con este objetivo, se creó el programa Asistiré, que se comenzará a implementar en Buenos Aires y en Córdoba después de las vacaciones de invierno y que se extenderá progresivamente a todo el país. El mismo consiste en hacer un seguimiento de la asistencia de los alumnos en tiempo real a partir de tabletas que tendrán los preceptores.

“Utilizando bases de datos se va a tomar asistencia diariamente y a partir de saber quiénes están en la escuela, vamos a saber quiénes no están y vamos a poder actuar al respecto”, señaló y agregó que para esto trabajarán en conjunto municipios, provincias y Nación.

Por otra parte, habló de un programa para conectar a los jóvenes de la universidad con la secundaria. “Es un programa de tutorías mediante las cuales estudiantes de la universidad deben asistir y acompañar a los estudiantes de secundaria dentro de sus prácticas obligatorias en ese ciclo”, precisó.

 

Algunas definiciones

Ítem aula: “Lo que hizo el gobernador Cornejo fue marcar una política que otras provincias están llevando adelante y que han dado resultados, que es la de pagar presentismo. La mayoría de las provincias ya tiene algún tipo de pago en ese sentido. Sé que hay otras que no lo tienen que están viendo de cerca la experiencia de Mendoza. A nivel nacional no tenemos mucho que decir, porque queda en función de cada provincia pagar presentismo”.

Conflicto con docentes universitarios: “Lo que tenemos es una dirigencia que está lejos de la realidad. Están pidiendo el 35% de aumentos los docentes cuando hemos acordado con los no docentes un 20% con cláusula gatillo. Uno no puede despegar esto de la imagen de uno de principales dirigentes de los profesores universitarios, diciendo que quiere que al gobierno le vaya mal”.

Obligatoriedad de salas de 3 años: “Está demostrando que la sala de 3 años mejora el rendimiento educativo e iguala oportunidades para niños y niñas, sobre todo de menores recursos, por eso es tan importante. Para poder concretarlo lanzamos un programa por el cual damos los fondos a las provincias para que construyan salas. Queremos construir el equivalente a 10.000 salas para que estén listas para finales de 2019. Ahora están en proceso licitatorio y construcción, casi 500 jardines”.

 

Cornejo, el ítem aula y el presentismo

El gobernador Alfredo Cornejo participó, junto a Bullrich, en la tercera Mesa de Diálogo educativa, que se realizó en la Nave Cultural. Allí, el mandatario celebró -una vez más- los resultados del polémico ítem aula que se aplica a los docentes.

“En Mendoza la educación sí importa; esto se ve reflejado en la buena concurrencia. La educación es uno de los ejes que me obsesionan en la gestión, es uno de los más abarcadores y es el que, si funciona bien, influye sobre el resto de los servicios del Estado, incluso la seguridad”, aseguró.

Luego continuó: “La educación necesita una comunidad activa y que dé testimonio de este compromiso por la educación. Desde el Estado hemos iniciado una serie de acciones destinadas a mejorar la calidad, como el hecho de juntar al docente y al alumno en la escuela, y lo conseguimos”. 

Y remató: “Hoy digo con orgullo que somos la provincia en la Argentina que tiene los mayores índices de presentismo docente”.