• Miércoles, 13 de septiembre de 2017
  • Edición impresa

Argentina e Israel condenan el terrorismo

Macri y el primer ministro Netanyahu expresaron su repudio a ese accionar “en todas sus formas”. Firman convenios.

DyN

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, resaltó “el compromiso por buscar la verdad” del Gobierno argentino sobre los atentados contra la Embajada de Israel y la AMIA, mientras que el presidente Mauricio Macri aseguró que Argentina “condena el terrorismo en todas sus formas”.

Macri y Netanyahu mantuvieron ayer una reunión de trabajo, firmaron acuerdos bilaterales y ofrecieron una declaración conjunta en el Salón Blanco de la Casa de Gobierno, sin permitir preguntas de la prensa, durante la primera visita al país de un primer ministro en ejercicio, desde la creación del Estado de Israel.

Netanyahu dijo que era “un honor ser el primer ministro en ejercicio que visita América Latina” y consideró que “es increíble que en los 70 años de existencia del Estado de Israel, no haya visitado ningún país al sur de los Estados Unidos” un funcionario de ese rango.

“Debería haber sucedido antes, pero la próxima visita no será dentro de 70 años”, dijo con humor el primer ministro, quien invitó a Macri a visitar Israel.

El visitante dijo que la Argentina “atravesó dos experiencias traumáticas, por los atentados en Buenos Aires” de los que “sabemos sin dudas que Irán y Hezbollah respaldaron e iniciaron, y no se han detenido desde entonces”, ya que esa actividad “abarca a todo el mundo, incluso América Latina”, según advirtió y relacionó con otros atentados de “ISIS”.

 

 

En ese marco, el premier israelí dijo “valorar el compromiso por buscar la verdad” expresado por el Gobierno argentino, respecto de los atentados perpetrados en 1992 contra la Embajada de Israel, y en 1994 contra la mutual AMIA.

Netanyahu también elogió el rumbo económico adoptado por Macri, al señalar que “entiende” lo que “está atravesando” el gobierno, pero advirtió: “Es difícil, pero esto funciona y el proceso económico requiere de la liberalización de la economía. (Macri) Es uno de los líderes del mundo que reconoce que las tecnologías y las reformas aseguran un futuro”, insistió.

El premier israelí también mencionó a la comunidad judía en la Argentina como “una de las más grandes del mundo”. Por su parte, el jefe de Estado argentino ratificó su “compromiso en nuestra lucha contra el terrorismo internacional”, tras recordar que “la Argentina sufrió en carne propia los efectos del extremismo más violento, al que condenamos en todas sus formas” y subrayó que “seguiremos trabajando para prevenir y luchar contra este tipo de atrocidades”.

“El terrorismo es una preocupación para todos los países del mundo”, afirmó Macri, en la breve alocución, en la que mencionó que se le hizo entrega al visitante de una “documentación histórica, digitalizada, sobre el Holocausto, que para nosotros es realmente importante”. 

Macri destacó que el cónclave bilateral representa “un paso muy importante para poner en valor nuestra relación bilateral” y dijo confiar en “profundizar nuestros vínculos económicos” mediante los acuerdos alcanzados, luego de “ratificar el compromiso de trabajar juntos”.

“Hay un enorme potencial de cooperación y, para nosotros, un aprendizaje de lo que ustedes han hecho. Nos proponemos profundizar nuestros vínculos económicos, con especial énfasis en las Pymes”, planteó Macri, quien refirió haberse firmado acuerdos “en materia de seguridad social, cooperación aduanera, seguridad pública e interior”. Finalmente, tras la firma de acuerdos bilaterales para cooperación en materia de seguridad interior, social, y aduanas,

Macri despidió a Netanyahu con un almuerzo en su honor en el Museo de la Casa Rosada.

“Shaná Tová”, saludó en idioma hebreo el presidente Macri a Netanyahu y a su esposa Sara, para celebrar el “Año 5778” del calendario judío. En otro gesto de confraternidad a la hora del brindis, les ofreció “comer manzana con miel para que tengamos un año más dulce” dijo en referencia a una tradicional costumbre de la comunidad judía.

Junto a Macri y Netanyahu se sentaron a la mesa principal la vicepresidenta Gabriela Michetti -quien será la primera en cumplir la invitación del premier para visitar Israel en enero próximo-; la esposa del primer ministro israelí, Sara, y los ministros de Relaciones Exteriores, Jorge Faurie; el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y representantes diplomáticos israelíes en Buenos Aires. 

 

Entregan archivos sobre el Holocausto

El presidente Mauricio Macri entregó al primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, documentación digital relacionada con el Holocausto que consta de casi 140 mil imágenes producidas por la Cancillería argentina entre 1939 y 1950.

Durante una declaración conjunta brindada por ambos en el Salón Blanco de la Casa Rosada tras mantener la primer reunión bilateral en 70 años de existencia del Estado de Israel, el presidente argentino entregó en mano al premier israelí “archivos compilados por el Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto en que predominan cartas, telegramas, artículos de diarios, notas e informes de aquella época”, se informó oficialmente.

 

Cinco discos

El presidente Macri hizo entrega en mano a Netanyahu de una caja azul con cinco discos que contienen el material digitalizado, luego de que ambos mandatarios firmaran el documento de traspaso en el Salón Blanco de la Casa Rosada. “La mayoría de la documentación ha sido de carácter público y aquellas carpetas que figuraban como informes reservados fueron desclasificadas por el decreto 232/1992”, informó, en un comunicado, la Presidencia.

El artículo 1 de la norma señala: “Déjase sin efecto toda reserva por ‘razones de Estado’ de documentación relacionada con criminales nazis”.

“Los 139.544 archivos se refieren tanto a la situación y actitud de los distintos países frente a la Segunda Guerra Mundial, como a la atención por parte de la Cancillería y la asistencia a los ciudadanos argentinos”, agregó el Gobierno argentino.

Los archivos han sido relevados en el marco del Acuerdo de Cooperación entre la Cancillería y el United States Holocaust Memorial Museum suscripto en 2012.