• Martes, 1 de diciembre de 2015

800 personas corrieron para ayudar a Conin

En un marco multitudinario de participantes, se llevó a cabo una nueva edición de la maratón Conin.

Muchas eran las expectativas por esta carrera participativa, dado que todo lo recaudado beneficia a la fundación CONIN, entidad conducida por el Dr. Abel Albino. La respuesta de la gente no se hizo esperar, y en la mañana algo húmeda del domingo se congregaron casi 800 participantes en esta nueva edición.

Uno de los momentos más lindos de la mañana, y bajo las primeras gotas que luego se irían, fue cuando se puso en marcha la carrera exclusiva de los niños. Más de 100 pequeños, con gran entusiasmo, cantaron junto a sus padres la cuenta regresiva para salir a toda velocidad, correr hasta calle Belgrano y volver, custodiados muy de cerca por el impecable trabajo de la Policía de Mendoza y la Policía y preventores de Capital. Un espectáculo aparte fue ver a los padres ayudando y alentando a sus hijos a llegar, quienes al pasar la meta, recibieron una hermosa medalla por haber participado de la “Carrera de Conin”.

Luego de esta gran fiesta de los chicos, empezó la antesala de la fiesta de los más grandes. Los participantes corrieron dos distancias, 4K (en un circuito urbano más corto) y 10K (el más largo, entrando al majestuoso parque General San Martín, para volver al lugar de la largada ubicado en calle Sarmiento, junto a la Plaza Independencia). De este modo, con la sirena de largada comenzó una nueva edición donde sobresalió la presencia de un invitado muy especial por parte de la fundación CONIN, el corredor keniata Julius Rono, quien apoya el evento desde hace varios años.

Los corredores ingresaron a la manga, previa al arco que marcaba la largada de la carrera, y a escasos minutos de iniciar la maratón se vivió la euforia de esta hermosa competencia. Se pudo ver a niños, jóvenes, familias, corredores, participantes y entusiastas, todos con el gran fin de apoyar a Conin.

La punta, como no podía ser de otra manera, fue del keniata Julius Rono, seguido por algunos corredores que vieron que con el paso de los kilómetros se tornaba inalcanzable, debido al buen momento por el que atraviesa el “casi” mendocino Rono. Con una ventaja considerable sobre sus perseguidores, comenzó a regular la carrera a su total conveniencia, aventajando por casi 1 km a sus inmediatos perseguidores. Entre las damas la disputa se dio entre dos atletas de muy buen nivel, la corredora Ana Ortíz, seguida por Fernanda Martínez. Finalmente, la general de la carrera de damas quedó para María Civelli, mientras que en los varones fue para Julius Rono, escoltado por Gustavo Martí y Mario Villegas. En la distancia de 4K los ganadores fueron, en damas, Javiera Brito y en varones, Ignacio Saracco. 

Se vivió así una verdadera fiesta del deporte con una convocatoria impresionante, en un día que comenzó lluvioso pero que no impidió que la gente se quedara en su lugar, esperando la largada. Luego, un sol que asomaba de a momentos se hizo cómplice de esta gran fiesta de Mendoza. En la entrega de los premios, las autoridades de Conin junto a representantes de las empresas auspiciantes, terminaron de coronar un evento que con el paso del tiempo se consolidó como un clásico de los corredores de Mendoza.