Mundo Martes, 21 de marzo de 2017 | Edición impresa

¿Michel Temer invitó a comer asado importado?

El Presidente compartió una cena con diplomáticos para desmentir la crisis de la carne brasileña. Pero aparentemente los “churrascos” eran australianos.

Por CC

Para demostrar la buena calidad de las carnes brasileñas el presidente Michel Temer invitó un “churrasco” a embajadores extranjeros, pero los diarios de ayer sospechan que fueron degustados cortes de ganado importado.

Temer compartió anteanoche una cena con decenas de diplomáticos para demostrar su confianza en la “producción nacional” de carnes, luego del escándalo de la “Carne Débil” denunciado por la Policía Federal.

El diario Folha de San Pablo y otros medios publicaron ayer la foto de Michel Temer en el restaurante Steack Bull, de Brasilia, saboreando carne junto a los embajadores de China y Angola, sentados junto al mandatario

“El gobierno minimiza crisis de la carne y rebate argumentos de la Policía Federal”, escribió ayer Folha de San Pablo.

Sin embargo empleados de Steack Bull declararon que ese restaurante se abastece también de carne importada de Australia y que desde que estalló el escándalo de la carne en mal estado, compran menos productos brasileños.

El sitio G1, del grupo Globo, publicó dudas sobre el origen de las carnes que fueron degustadas por el presidente Temer y más de 30 diplomáticos extranjeros G1 informó que otro empleado del restaurante Steack Bull, Rodrigo Carvalho, reconoció que allí se sirven carnes importadas, a pesar de que Temer escogió esa casa para demostrar la calidad del ganado brasileño.